El Gobierno da alas a la consulta del 9-N

Era difícil, pero todavía se puede hacer peor. En la rueda de prensa posterior al último Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, confirmó la intención del Ejecutivo de analizar el posible recurso ante el Tribunal Constitucional la consulta el 9N. Este lunes, horas después de la puesta en marcha de la Operación Púnica, Santamaría confirmó que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, había firmado la petición de informe al Consejo de Estado como paso previo a la impugnación de la consulta alternativa ante el Alto Tribunal, decisión que se podría tomar en el Consejo de Ministros de este viernes.

De esta manera, Santamaría refrendó la torpeza del Ejecutivo ante todo lo que procede de Cataluña, quién sabe si como un último intento de tapar las vergüenzas que estos días inundan la sede nacional de Génova 13 y otras sedes regionales y que llevó, este martes, al propio Rajoy a  pedir perdón por todos los casos de corrupción que salpican a sus filas.

El Ejecutivo de Rajoy, consciente del tirón electoral que el ‘desafío catalán’ significa entre su electorado dio relevancia política a la consulta informal, de la que habían comenzado a apearse incluso algunas de las formaciones que apoyaron la consulta sobre el encaje de Cataluña en el conjunto del Estado español.

El argumento de Santamaría no deja lugar a las dudas: la consulta convocada es “contraria a la Constitución y además perjudica los derechos de los catalanes” porque “no tiene una sola garantía democrática”. Eso justifica los trámites de impugnación de todo el proceso del 9N, algo que no deja de llamar la atención si se observa cómo se permitió en 2010 el proceso de consultas a la ciudadanía auspiciado por algunas de las asociaciones civiles que capitanean el proceso soberanista en la actualidad en Cataluña, aunque ese argumento siga siendo obviado por buena parte de la prensa editada en Madrid.

Esta decisión tiene consecuencias directas:

  • La recuperada unión de las fuerzas soberanistas (CiU, ERC, ICV y la CUP) para sacar las urnas a la calle el próximo 9 de noviembre, con oferta, desde ERC, al Govern para apoyar las cuentas públicas de 2015 a cambio de ir pronto a unas elecciones anticipadas en la que se pregunte abiertamente por la independencia
  • La previsible movilización de la sociedad civil al calor de la ANC y Ómnium, sobre todo después de la negativa de Madrid a permitir incluso este sucedáneo de consulta popular.
  • La discrepancia pública entre el PSC y el PSOE ante la conveniencia de prohibir este proceso de participación ciudadana una vez limadas las asperezas en torno al proyecto federal que se propone como antesala de una reforma constitucional en esta dirección.
  • La sensación de descoordinación sería la mismo en el PPC si este país tuviera memoria. Alicia Sánchez-Camacho valoró esta convocatoria como un “juguete” de Mas, al que acusaba de hacer el ridículo ante un proceso de niños. El PP catalán ha decidido apoyar la decisión del Gobierno central, ya que al parecer ahora todo el proceso se ha tornado un serio desafío.
  • En el fondo, subyace la impresión de que el Ejecutivo central ha optado por la teatralización en relación a Cataluña para intentar desviar la atención ante la corriente de mugre que campa por las sedes del PP y que salpica a destacados miembros de su dirección presente y pasada. Ante este tsunami, además de pedir excusas públicas, los ‘populares’ han difundido que en las próximas elecciones autonómicas y municipales incluirán en su programa electoral medidas contra la corrupción… es decir, las mismas ideas que llevan difundiendo desde las elecciones de 2008 y que, tras el impacto del caso Bárcenas, Rajoy oferta de vez en cuando en las reuniones internas del partido, con gran aplauso entre los suyos.

A la espera de lo que dictamine el Consejo de Estado y del próximo movimiento del Gobierno, las fuerzas soberanistas no tienen ni que hacer campaña de cara al 9 de noviembre. Rajoy ya hace el trabajo por ellas.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en caso Bárcenas, Cataluña, Gobierno, PP. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s