El TC paraliza también la consulta alternativa catalana

Objetivo conseguido. El Gobierno, con el aval del Consejo de Estado, recurrió el viernes ante el TC la consulta alternativa planteada en Cataluña para conocer la opinión de los catalanes sobre su encaje en el conjunto del Estado español y el Alto Tribunal decidió este martes admitir a trámite el recurso del Ejecutivo y , por lo tanto, paralizar la consulta el próximo 9 de noviembre.

A pesar de que hace tres semanas el Ejecutivo de Mariano Rajoy ridiculizó este sucedáneo de consulta inicial, finalmente optó por recurrir el proceso participativo, quién sabe si como una manera de eludir la presión ante la corrupción que salpica a destacadas personalidades de los ‘populares’. Cataluña, así, se convierte en el ungüento de una herida permanente en torno a la dirección del PP, que este miércoles volvió a vivir un momento de gloria cuando Carlos Floriano anunció un expediente de expulsión de la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, expediente que finalmente se quedó en informativo como se apresuró a matizar luego la dirección.

La decisión del TC, que muchos han calificado de moderada porque no incluyó aviso a Artur Mas, fue recibida por la Generalitat de la manera más o menos esperada. Se insistió en que habrá recurso ante el TS contra el Gobierno central por abuso de poder e instó a la ciudadanía a votar el próximo domingo sin miedo: “Hago un llamamiento a que nadie tenga miedo. Hacemos lo que nos toca hacer, lo que hemos de hacer, en legítima defensa de un pueblo entero. El derecho de participación, libertad ideológica y de expresión nos une a todos. Llamo a que todo el mundo participe el 9 de noviembre defendiendo su posición personal sabiendo que con su participación defiende a un país entero independientemente de su ideología”.

Este miércoles, Mas participó en su desayuno informativo en Madrid, ironizó sobre las medidas que podría adoptar el Gobierno central ante su intención de celebrar la consulta, pase lo que pase: “la opinión es libre”, así que “no dramaticemos, que no pasa nada… espero”. Imaginemos por un momento lo que significaría para el independentismo la fotografía del presidente de la Generalitat, un cadáver político para todo lo que no sea la celebración de la consulta, detenido por desobediencia.

Quizás por este motivo, estos días son las asociaciones civiles las que están canalizando la organización del proceso de participación que, a pesar de las dificultades, tiene todas las papeletas para ser un buen termómetro del malestar de los catalanes con la situación actual. Por si acaso, Mas ya ha avisado de que el día 10 de noviembre se pondrá en contacto con Mariano Rajoy para pactar un referéndum legal a la manera del escocés. Por ahora, lo único que se ha conseguido es que el presidente del PP haya abierto la puerta a escuchar opciones de reforma de la Constitución con un requisito: Que cuente con más apoyo que el de PP y PSOE. Hace un año, vincular PP y reforma constitucional era tan difícil como demostrar la existencia de los unicornios.

Mientras la negociación política continúa, e imaginamos que se suceden los contactos para buscar una salida a la olla a presión que podría suponer una participación importante en la consulta (por encima del 50%), prosigue el trabajo del asociacionismo independentista, manifestado en forma de caceroladas dos noches consecutivas contra la decisión del TC, en el maratón telefónico de la ANC y Ómnium para animar a la participación el próximo 9 de noviembre y la difusión de vídeos en el que se reafirma el valor simbólico de la jornada.

Tras la decisión de Mas, había dudas de que la ANC y Ómnium se avinieran a engrosar la alternativa (su ausencia hubiera sido la defunción de la salida ideada por el presidente de la Generalitat), pero estos días se multiplican sus actuaciones. Una de las más significativas es el vídeo “El 9-N votaré per tu”, en el que participan las cabezas destacadas de las formaciones a favor de la consulta y por personalidades de la política, la cultura y la sociedad que dedican su voto a personajes de la historia catalana:

En el vídeo, rodado en un minuto y en blanco y negro, se puede ver cómo Mas dedica su voto al compositor Pau Casals; Oriol Junqueras al president Lluis Companys; David Fernández al activista Guillem Agulló (independentista de izquierdas asesinado en 1993 por miembros de un grupo fascista); Lluis Gavaldà al músico Marc Grau; Carme Forcadell al activista de la lengua catalana Martí Gasull. También se recuerda a Salvador Puig Antich (anarquista represaliado por el franquismo), Antonio Gutiérrez ‘El Guti’ (comunista) o Manuel Vázquez Montalbán (escritor y periodista).

En las últimas horas, se puso también en circulación un vídeo alternativo como reacción a la intención de justificar el proceso participativo del domingo con una referencia a Salvador Puig Antich. Colectivos anarquistas replicaron el vídeo de campaña de esta última fase del proceso recordando cómo el proceso soberanista ha permitido tapar las vergüenzas del Gobierno de Mas, la actitud de grupos mediáticos, empresarios y banqueros, para lanzar una idea: La liberación del pueblo se logra día a día, desde los barrios y las plazas

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Cataluña, PP. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s