Comienza la digestión del 9-N y la campaña electoral

ACTUALIZACION. Según los datos difundidos por la Generalitat, y a falta de contabilizar los votos emitidos por catalanes residentes en el extranjero, el domingo participaron en el proceso de participación 2.305.290 personas, el 33% del censo electoral (no denominado así para evitar la impugnación del Gobierno).

Entre los que participaron, el 80.76% se decantó por la opción Sí/Sí, es decir, respondieron afirmativamente a la posibilidad de que Cataluña se constituya en Estado y que éste sea independiente. El 10.07% de los votantes optaron sí a la posibilidad de que Cataluña sea un Estado pero rechazaron la independencia. El No/No suscitó el apoyo del 4.54% de los participantes.

B1_CBeKIMAAwm6x

Se mire como se mire, y a pesar de los impedimentos judiciales, los catalanes han podido expresar en las urnas su opinión sobre el encaje de Cataluña en el conjunto del Estado español en un proceso de participación ciudadana ejemplar, sostenido sobre los 40.000 voluntarios encargados de la organización.

A pesar de los problemas, de la suspensión de la campaña y la retirada de la Generalitat para poder celebrar finalmente el proceso, acudieron a votar más de dos millones de personas, por lo que se ha superado con creces la barrera del 25% fijado para desechar la votación como un fracaso por incomparecencia del electorado. A las 18 horas, habían acudido a votar 1.977.531 personas (30% del censo) repartidos así: 1.228.940 personas en Barcelona; 232.458 en Girona; en Lleida, 112.685; y en Tarragona, 139.374.

Sospechamos que este empuje habría formado parte los emisarios de Artur Mas, Pedro Sánchez y Mariano Rajoy que habrían pactado que se celebrara la votación a cambio de que el Govern se retirara de la primera línea del proceso, algo que finalmente se produjo en los últimos días de la campaña, en las que la ACN y Ómnium capitalizaron la atención mediática.

¿Y ahora? Pasó el 9 de noviembre, los catalanes que lo quisieron expresaron su malestar con el statu quo y ahora toca hacer política con algunos de los actores menos políticos de nuestra historia reciente. Para empezar, Artur Mas lanzó un discurso anoche que más parecía el acto de arranque de la campaña electoral de las autonómicas, quizás el último farol que le queda al presidente de la Generalitat para obligar al Gobierno central a moverse públicamente para dar salida a la enorme frustración que se ha expresado en las urnas este domingo.

Más allá de esta consideración, la cita electoral arroja conclusiones a tener en cuenta por los principales actores políticos:

  • Si alguien tenía todavía alguna duda de que lo que se vive en Cataluña desde la sentencia del TC sobre el Estatut, y particularmente desde la celebración de la Diada de 2012, la jornada de este domingo evidencia que nos referimos a un proceso de abajo arriba, auspiciado y sostenido por la sociedad civil, la verdadera protagonista de la jornada.
  • A falta de confirmación de la participación final, el independentismo ha llegado para quedarse. Si ha sido capaz de llamar al voto a más de dos millones de personas, ya nos podemos hacer una idea de su potencial de cara a unas elecciones autonómicas o generales (Carles Castro plantea un apoyo superior al 50% en un proceso electoral autonómico, con un 70% de participación).
  • Tal y como recogen los sondeos en los últimos tiempos, el independentismo gana fuerza en Cataluña: su crecimiento es exponencial, sobre todo si se tiene en cuenta que hasta hace pocos años  se movía en torno al 20%. Si el Gobierno central no quiere extraer lecciones de este aviso, mal vamos.
  • El titular de Justicia, Rafael Catalá, compareció por la noche, mientras se desarrollaba el recuento, para denunciar que el proceso es un “acto de propaganda” organizado por “fuerzas independentistas”, carente de validez democrática y de efectos jurídicos, y que busca tapar las vergüenzas de Artur Mas. Así, Catalá avisó de que la Fiscalía continúa recabando datos para valorar la responsabilidad de daños y ejercer las acciones penales que correspondan. Sólo faltaría la imagen de los Mossos deteniendo a Mas o a los impulsores políticos o civiles del proceso para terminar de hacer la campaña al independentismo
  • No en vano, el presidente de la Generalitat había dicho por la mañana que la responsabilidad de lo que ocurría en Cataluña era suya. Artur Mas situó el proceso en el punto de partida para una negociación con el Gobierno central que permita celebrar una consulta legal en Cataluña a la manera del referéndum escocés.
  • Vistas las tensiones de los mercados ante ambos procesos, resulta poco creíble que el Ejecutivo de Mariano Rajoy esté dispuesto a ninguna concesión de ese tipo, con los efectos para la imagen de España en el mundo. Desde el primer momento, la Generalitat supo internacionalizar al malestar catalán, de manera que ha sido habitual ver en la prensa extranjera las multitudinarias manifestaciones, así como comentarios a propósito de la negativa de Madrid a permitir votar. Sin ir más lejos, esta imagen apareció en Le Monde este domingo

B182uooIUAIsI0I

  • Anuncios

    Acerca de llegalaultima

    Politóloga y periodista en activo
    Esta entrada fue publicada en Cataluña, Gobierno, PP, Rajoy. Guarda el enlace permanente.

    3 respuestas a Comienza la digestión del 9-N y la campaña electoral

    1. Pingback: Rajoy descubre el problema catalán | La última en llegar

    2. Pingback: Mas adelanta las elecciones. Victoria relativa de ERC | La última en llegar

    3. Pingback: CEO: CiU recupera el liderazgo en un sistema multipartidista | La última en llegar

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s