Pablo Iglesias vs Pdr Snchz

Una de las batallas más interesantes del próximo ciclo electoral será la que disputarán el PSOE y Podemos como formación hegemónica en el espacio de la izquierda -más escorada al centro, si queremos, en el caso del PSOE, que hasta no hace muchos años tenía seguro buena parte del espectro situado entre el centro y la izquierda-.

Según los trabajos del CIS y el de Metroscopia, Podemos podría estar en condiciones de empatar e incluso adelantar a los socialistas en este momento de la Legislatura, un escenario que aún está por confirmar en las urnas. La formación que lidera Pablo Iglesias cuenta con el aval de ser la primera opción en voto directo y también una de las opciones a las que se ha dirigido mayoritariamente el voto desencantado del PSOE. A cambio, la llegada de Pedro Sánchez a la Secretaría General de Ferraz habría frenado la fuga de votos a otras formaciones y su liderazgo parece que gana apoyo entre los electores de centroizquierda que no dieron su voto a Rubalcaba en 2011 y, tal vez, a muchos de los situados en ese centro ideológico que tampoco votarán esta vez por UPyD.

Es por eso por lo que nos parece importante seguir cómo están ejecutando sus estrategias ambas formaciones, sobre todo si se tiene en cuenta que ambas están lideradas por hombres jóvenes, que exhiben como rasgo positivo no ser parte del establishment (con menos éxito en el caso de Sánchez), haber viajado, manejar idiomas y, en general, un contacto con la realidad de la calle que conllevaría empatía con la ciudadanía, algo que se  difunde a través de una estética desenfadada (camisa blanca arremangada, sin corbata -incluso Iglesias ha prescindido de la suya roja-, pantalón vaquero) y de imágenes con un permanente contacto con la ciudadanía, ya sea en forma de asambleas o de contactos aparentemente espontáneos.

Esta semana, además, hemos visto las líneas estratégicas de la acción de comunicación de ambos líderes, confirmando, de paso, el sesgo presidencialista de la política española, tanto en relación con los partidos clásicos como en la aparición de nuevas opciones políticas.

Asaltar los cielos de manos de Pablo Iglesias

No había ninguna duda del resultado de la votación para elegir al general de la formación: Pablo Iglesias y su consejo ciudadano consiguieron 95.000 de los 107.000 emitidos por simpatizantes de Podemos. Casi como se tratara de un congreso a la búlgara, Iglesias ha logrado el aval del 90% de los simpatizantes de la formación que han participado en esta fase de construcción del aparato organizativo con el que Podemos afronta el próximo ciclo electoral.

Tras la elección, Iglesias pronunció el discurso presidenciable que se esperaba, dirigido a los que están usando su avance electoral con el argumento del miedo y contra quienes ponen el acento en la posibilidad de que la ciudadanía apoye a unas siglas que no tienen ni un año de vida: “Podemos no es un experimento. Es el resultado  de esos viejos de corazón que decían que no podíamos. ¡Pues sí se puede!”. Así, defendió la existencia de la opción que lidera como opción de cambio, que defendió como vencedora: “Hace falta una fuerza política que dé lugar al cambio; un cambio que no tiene que ver con estrategias”.

En su discurso, Iglesias hizo las referencias habituales al PP y al Gobierno que preside pero no tanto a IU. ¿El motivo? Suponemos que porque ya fue suficiente con la versión que Pablo Iglesias interpretó con Javier Krahe de su tema Cuervo Ingenuo. La canción, interpretada junto a Joaquín Sabina en 1986, sirvió denunciar las renuncias electorales de Felipe González. El dúo, que tuvo lugar en pasado jueves en la sala Galileo Galilei, incluía referencias a Angela Merkel y al papel del PSOE en uno de los mantras de Podemos: la cesión de soberanía hacia la UEM:

En el acto de proclamación, Iglesias estuvo acompañado del líder de Syriza, Alexis Tsipras, y por la europarlamentaria del Bloco de Esquerda portugués Marisa Matías, como defensores de las voces que no se resignan en Europa.

Pedro Sánchez se convierte en Pdr Snchz

El miércoles se presentó en sociedad la nueva página web del secretario general de los socialistas, que incluía, como suele ser habitual en los candidatos a liderar la lista del PSOE al Congreso, una marca. En 2004, José Luis Rodríguez Zapatero se convirtió en ZP; en 2008, ZP se quedó en Z; y en 2011, Alfredo Pérez Rubalcaba se transformó en RbCb (sobre todo en su perfil de Twitter). Ahora, Pedro Sánchez, en una clara muestra de que pretende ir a las primarias para convertirse en el candidato del PSOE a liderar la lista al Congreso, se transforma en Pdr Snchz en una página web muy personalista, centrada en él y en su imagen:

CapturaPS

Como ya ocurrió en las primarias que ganó frente a Eduardo Madina y José Antonio Fernández Tapias, Sánchez proyecta su imagen de político atractivo, muy cercano, con una de las imágenes capturadas en las asambleas ciudadanas sectoriales que está protagonizando desde hace semanas. Se ofrecen datos personales y proyectos políticos, en una web en la que predominan los tonos azules (que denotan frialdad, seriedad y un predominio del factor sensatez).

El jueves, el hashtag #PdrSnchz se convirtió en trending topic durante todo el día en Twitter, en buena medida por las opiniones contrarias al experimento con el que el equipo de Sánchez trata de acercarse al sector más joven, es decir, el que usa las redes sociales y servicios como Whatsapp, en los que predomina el ahorro de caracteres, bien por limitación -como en Twitter- o por rapidez -conversaciones en Whatsapp-.

La prueba es que la polémica desataca en Twitter apenas llegó a los medios tradicionales (sí a sus ediciones digitales) y sólo Antena 3 dio cuenta de la polvareda que se había creado en Twitter a raíz de iniciativa del secretario general del PSOE de comerse vocales. Esta polémica, por cierto, impidió en cierta manera que se difundiera el objetivo último de la web de Sánchez: acercarse a la ciudadanía y dar a la conocer su agenda en un intento de ganar en transparencia, en un tiempo de críticas por el uso que se da al dinero público por parte de cargos políticos.

El viernes, el PSOE puso en marcha la campaña #SERsocialistaEsHACER con la que, de forma indirecta, se lanzó una crítica a opciones como la que representa Podemos: El intento de demolición del sistema sin aportar propuestas concretas o creíbles sobre los desafíos que afronta el país.

El vídeo, de 1.25 minutos, está locutado por el propio Sánchez (recordemos que Pablo Iglesias también fue emisor del spot que Podemos difundió hace unos días), y en él se recuerda el papel del PSOE históricamente, en la política de base. Así, el secretario general,  en un ejemplo de storytelling de manual, cuenta una historia desde su propia militancia (“me afilié al PSOE en 1993. Hace un año muchos hablamos de la necesidad de cambiar muchas cosas en el PSOE y pensé que además de hablar teníamos que hacer algo más:  me recorrí 60.0000 km en coche para buscar los apoyos necesarios para ser secretario general”).

A partir de ahí, de su llagada a la casa del pueblo, realiza un repaso por las acciones que la militancia socialista realiza para cambiar la sociedad, porque “el socialismo si algo ha significado es compromiso social, juntarse para debatir, sí, pero sobre todo para hacer”. Y plantea una traslación directa: la militancia trabaja desde el compromiso social para cambiar la realidad y él trabaja para cambiar el partido con el objetivo de cambiar España. Es decir, asume una de las críticas principales que se realiza al PSOE como partido de la casta para señalar los motivos por los que esa afirmación no se ajusta a la realidad.

Y todo ello en 35 planos que concluyen con un plano final con la imagen del candidato, en un plano medio, hablando, sobre el que se dimensiona el eslogan de la campaña (con diferentes grafías) y la marca PSOE, que se superpone y desaparece a lo largo del relato. En el momento de elaboración de este post, el vídeo había visionado por 9500 personas en el canal de YouTube del PSOE y se había convertido en trending topic en Twitter (en buena medida gracias a los comentarios críticos).

Consideraciones

  • Uno de las ironías más evidentes que debe afrontar el PSOE es que sus problemas electorales pueden ser rematados por una formación liderada por una persona que lleva el mismo nombre que el fundador del partido, como representa esta viñeta de Guillermo publicada hace unos días en El Mundo:

Guillermo

  • Así, y ante la exitosa campaña que equipara al PSOE con el establishment, a lo que ayudan los casos de presunta corrupción y de comportamientos poco edificantes que se conocen en los últimos años, los socialistas optan por una política de comunicación arriesgada. Tiene ante sí dos retos: Darse a conocer socialmente y luchar contra el recuerdo negativo de las políticas del PSOE en las legislaturas pasadas. Este punto, seguramente, es parte de lo que explica por qué el PSOE no recibe el voto del malestar que está huyendo del PP como era tradicional.
  • Por su parte, Podemos afronta el ciclo electoral subido en la ola del desencanto. No es algo nuevo. En España, los cambios de signo de Gobierno se han producido siempre por demérito del partido en el poder, de manera que, cuando se ha votado cambio, se ha hecho desde el enfado. Así ocurrió con José María Aznar en 1996, con Rodríguez Zapatero en 2008 y con Mariano Rajoy en 2011.
  • A menudo se compara la deriva que está adoptando Podemos con la estrategia que en su día siguió Felipe González para que el PSOE se convirtiera en la alternativa política a la derecha (en lugar del PCE). En lo que sí hay diferencias en el escenario: González ganó los comicios generales de 1982 ofreciendo el cambio a través de un proyecto ilusionante, la idea de construir país. Podemos, aunque tiene trazas de crear un país nuevo, lo hace en una sociedad hipotecada con un pasado que, aunque suene ridículo recordarlo ahora, mejoró la calidad de vida de amplias capas de la sociedad, a través de las políticas de sanidad, pensiones y educación públicas. Ese recuerdo es lo que probablemente impide que Podemos termine de emerger como fuerza alternativa hegemónica.
  • Desde el punto de vista de la comunicación, tanto Podemos como el PSOE están realizando un esfuerzo por llegar a sus audiencias a través de los canales disponibles.
  • Tras su participación en Sálvame y en otros programas de entretenimiento, Pedro Sánchez sigue con una agenda de actos casi a diario, convenientemente reproducidos por los informativos de televisión, sobre todo en A3, Tele 5 y TVE, que se dirigen a una audiencia muy concreta. Estas exposiciones se complementan con entrevistas en los principales programas de radio y en una actividad constante difundida a través de Twitter, en general muy centradas en destacar su intento de reconectar con la sociedad.
  • Podemos en general y Pablo Iglesias en particular siguen con su particular idilio con Cuatro y La Sexta, cadenas en las que casi todo los días hay un representante de Podemos dispuesto a dar la réplica. Esa presencia masiva en las mal llamadas tertulias políticas se completan con la presencia de Iglesias en programas políticos semanales como La Sexta Columna (donde hace una semana fue entrevistado), El Objetivo (donde será entrevistado esta noche) o Salvados, apariciones que se completan con una masiva presencia en redes sociales por motivos variados: Desde la difusión de vídeos de comunicación política a los datos en torno al proceso de construcción de Podemos en formación política [este sábado, el hashtag #NacePodemos  fue trending topic casi todo el día].
Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Comunicación Política, Pedro Sánchez, Podemos, PSOE. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pablo Iglesias vs Pdr Snchz

  1. Pingback: El PSOE inicia el ciclo electoral jugando en el precipicio | La última en llegar

  2. Pingback: Los problemas de la campaña de Sánchez | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s