Vídeo de PSOE: #LaConstituciónQueQueremos

En julio de 2013, el PSOE aprobó la hoja de ruta para dar salida a la crisis territorial abierta con el proceso catalán. Esa hoja de ruta fue la Declaración de Granada y en ella se marcan las líneas maestras de una reforma constitucional en sentido federal que ponga al día la Carta Magna.

Desde su llegada a la Secretaría General de los socialistas, Pedro Sánchez ha hecho de la reforma de la CE la base de su propuesta política a la sociedad. Este jueves, el Grupo Parlamentario Socialista registró en el Congreso la propuesta para formar una subcomisión para el estudio de la reforma de la Carta Magna, un proceso que se enmarca en la necesidad de hacer frente a la crisis económica, política y territorial que vive el país.

Este debate  se afronta una vez demolida la idea de la sacralidad del texto constitucional a raíz de la reforma del art. 135 en agosto de 2011, una votación que se hizo a instancias de poderes externos y que, en la práctica, se llevó por delante todo el argumentario ‘popular’, que parte del supuesto de que no hace falta tocar una coma para así salvaguardar el sistema que salió de la Transición.

Ésta es la historia que se retrata en el vídeo que el PSOE puso en circulación hace unos días paras celebrar el 36 aniversario de la aprobación de la CE, un trabajo audiovisual que jugó con una de las metáforas que más le gustaba usar a Mariano Rajoy para explicar los recortes emprendidos por su Gobierno desde su llegada a la Moncloa: el país es una familia y, de la misma manera que una familia no se endeuda por encima de sus posibilidades (un argumento completamente falso a juzgar por lo ocurrido en el país desde al menos 2008), el país debe apretarse el cinturón para poder tener un futuro:

En poco más de un minuto, el PSOE afronta esta misma metáfora en la persona de una mujer de 36 años, que cuenta cuál ha sido su vida: Ha pasado de ser la única inquilina de un piso a compartirlo con su pareja, su hijo y su mascota, una evolución biográfica que se traduce en la necesidad de reformar la casa en la que habita para que todos puedan entrar en ella con comodidad.

En 39 planos, que a menudo no duran más que un par de segundos,  se opta por una historia de marcado carácter emocional, en la que la mujer es la única protagonista, en un nuevo guiño al electorado que, tradicionalmente, ha explicado las victorias electorales del PSOE. Es a ella a la que se ve en todo momento, salvo la mención a su pareja (que aparece en un lugar secundario o de espaldas), a su hijo (que sólo se refleja en foto) y a sus amigas, que son también las únicas que son reconocibles.

Mientras, se retrata una vivienda con toque urbano, moderno, en la que abundan los objetos cotidianos y otros que, en forma de palabras, reafirman la idea de que todo está por hacer [“to be or not to be”, “the love of heaven”, “sueña”] con el énfasis en el elemento tecnológico que convive con prácticas más vinculadas al pasado, como coser a máquina o el teléfono vintage que aparece en un momento.

Y todo ello rodado en un color sepia, acompañado de un tema en la tradición indie que Pedro Sánchez ha publicitado escuchar, una oda al mundo de los afectos que se explicita en el corazón y en la siguiente locución: “Ahora somos cuatro los que tenemos que vivir aquí. Por eso hay que ampliar y reformar este lugar, porque es nuestra casa, porque necesitamos crecer juntos, porque imaginamos un futuro juntos. Simplemente, nos queremos”.

Consideraciones

  • Desde el punto de vista de la realización, estamos ante un buen ejercicio de comunicación política cuyo único pero pasa por la frecuencia con la que el actor principal decide poner en circulación estos trabajos. No hace mucho lanzó otro vídeo para hacer balance del Gobierno de Rajoy y otro sobre corrupción.
  • Desde el punto de vista del mensaje, estamos ante un ejercicio de ñoñez política, muy en la línea de la niña que Mariano Rajoy mencionó en su cara a cara contra José Luis Rodríguez Zapatero en la campaña electoral de los comicios de 2008. Esa niña puede perfectamente ser la mujer que aparece en este spot, contradictoria (muestra un despliegue de material informático de gama alta mientras tiene la nevera vacía) y excesivamente optimista.
  • El vídeo apela al mundo de los afectos y parte de un supuesto: Los integrantes de esa casa que es España quieren estar juntos. Ese análisis no se comparte cuando se aborda el proceso catalán, cuyo principal problema es, precisamente, que se ha pasado del mundo de los afectos en la convivencia a querer una separación de facto.
  • Sí resulta efectiva la idea de la Constitución como la casa en la que ocurren cosas. Así, y aunque se corre el peligro de enfatizar la idea de la reforma del art. 135 de la CE, el PSOE está jugando a la idea de que el texto constitucional no es sagrado y que se puede tocar para mejorar, sin que ello suponga un drama o se necesite activar el discurso del mito fundacional de la restauración democrática.

En el momento de elaboración de este post, casi 8900 personas habían visionado el spot en el canal del PSOE en YouTube. El vídeo tuvo también su reflejo en las ediciones on line de los principales periódicos y digitales del país. La respuesta desde las redes sociales fue de crítica, con apelaciones a lo poco acertado de trasladar la idea de que Cataluña es “Lola”, la perra.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Cataluña, Comunicación Política, PSOE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s