Metroscopia: Podemos y PSOE pugnan por la primera plaza

El domingo, El País publicó el sondeo de Metroscopia sobre intención de voto correspondiente a este mes, a partir de 1000 entrevistas realizadas entre los días 2 y 3 de diciembre. Según los resultados de la empres demoscópica de cabecera de El País, si hoy se convocaran elecciones acudiría a las urnas un 73% del electorado -es decir, un porcentaje idéntico al que votó en las generales de 2011- y lo harían mayoritariamente por el PSOE, que se convertiría en el primer partido que gana unos comicios generales con un porcentaje inferior al 30%.

De acuerdo a los datos que maneja Metroscopia, el PSOE seguiría siendo una pieza central del bipartidismo imperfecto instaurado en la Transición. La diferencia es que compartiría espacio con Podemos, que desplaza al partido de centroderecha con implantación estatal a un tercer lugar, con el 20% de representación (-24.6 puntos respecto a las elecciones generales de 2011 y -0.7 respecto al mes pasado). El PSOE obtendría un 27.7% de los votos, un resultado muy parecido al que consiguió en noviembre de 2011 (28.7%) y +1.5 puntos respecto al mes de noviembre:

CapturaMetroscopiadic2014

Podemos caería 2.7 puntos respecto a noviembre y hoy obtendría un 25%, un resultado inédito en nuestra historia reciente si nos referimos a una formación con una vida tan corta como la de Podemos. Por su parte, IU se convertiría en la cuarta fuerza política con un 5.6% de los votos (+1.8 respecto a hace un mes y -1.3 puntos respecto a 2011) mientras que UPyD lograría un resultado similar al de las últimas elecciones generales: 4.8% (+1.4 puntos respecto a hace un mes)

Si nos fijamos en el voto directo, Podemos vuelve a aparecer como la formación que más apoyo suscita (18.1%), seguida de PSOE (16.5%) y PP (12.1%). IU obtendría un 4.1% (punto y medio por debajo de su estimación de voto), al igual que UPyD (1.3 puntos por debajo de la estimación que al final realiza Metroscopia). Si se pregunta por la predisposición para votar a Podemos, el 44% cita la decepción o desencanto de otras formaciones políticas, con un 29% que señala que es el partido que más se acerca a lo que piensa.

En esta ocasión, Metroscopia se interesa por la percepción ciudadana ante los posicionamientos de los principales partidos respecto a la crisis económica:

  • Así, el 66% asegura que Podemos no dice lo que piensa opinión que se dispara al 81% entre los votantes del PP y al 72% entre los del PSOE. El 57% de los de IU se posicionan así también (entre los de UPyD, llega al 69%). Lo más relevante es que el 50% del votante de Podemos se sitúa en esta postura, mientras que el 46% señala que la formación a la que vota sí dice lo que piensa respecto a los asuntos de actualidad.
  • En cuanto al realismo de los programas de PP, PSOE y Podemos, los datos son curiosos: El 34% de los encuestados define como tal el programa del PSOE (el 55% no cree que sea realista), con un 30% que define así el programa de Podemos (62% no lo ve realista) y un 28% que opina así respecto al programa del PP (65% no lo ve realista)
  • Sobre los partidos y su claridad de ideas contra la crisis económica, el 37% cree que Podemos sí tiene ideas claras (57% opina lo contrario) frente al 27% que opina así respecto al PP (68% en contra) y el 26% respecto al PSOE (67% en contra).
  • Podemos aparece como el partido que genera más confianza: el 22% cree que es el partido en el que se puede confiar (74% no lo piensa) frente al 14% del PSOE (83% en contra) y el 12% que se posiciona así respecto al PP (86% en contra)
  • Así, sobre el realismo del programa electoral, es significativa la desconfianza respecto a las formaciones en liza (con un 35% que apuesta por ninguno). Entre las formaciones, el programa del PP es el mejor situado, con un apoyo masivo entre sus votantes. Llama la atención que, a pesar de la cercanía en los puntos de los programas de PSOE y Podemos, éstos reciban un apoyo tan bajo entre los suyos (el 50% no cree que sean realistas sus propuestas), lo que define muy bien el ambiente social y político que vivimos estos meses:

CapturaMetroscopiadic20142

En cuanto a la valoración de líderes, el sondeo de Metroscopia refleja que la persona mejor valorada es alguien que no se presenta a las elecciones generales ni se ha sometido a escrutinio electoral alguno: El Rey Felipe VI recibe una aprobación del 67%. Le siguen, ya muy lejos, Pablo Iglesias (aprobación del 34%, frente a una desaprobación del 51%); Alberto Garzón (aprobación del 31% frente al 52% de desaprobación); Pedro Sánchez (aprobación del 29% frente al 53% de desaprobación); Cayo Lara (aprobación del 33% frente a una desaprobación del 60%); Rosa Díez (aprobación del 31% frente a una desaprobación del 61%); Soraya Sáenz de Santamaría (aprobación del 31% frente a una desaprobación del 65%), Alfonso Alonso (aprobación del 22% frente a una desaprobación del 57%) y Mariano Rajoy, con una aprobación del 19 % (y un suspenso en 8 de cada 10 ciudadanos).

Consideraciones

  • El sondeo de Metroscopia plantea una participación casi idéntica a la de 2011, unos porcentajes claramente alejados de las estimaciones que la empresa demoscópica de cabecera de El País daba hace apenas un año. ¿El motivo? la cercanía del comienzo del ciclo electoral, que ya va creando el ambiente de cultivo propio de las citas en las urnas.
  • Metroscopia asume, por lo tanto, que en los grandes datos no ha habido modificaciones, algo que hay que poner en cuarentena si se tiene en cuenta la irritación de buena parte del electorado del PP con los suyos y la ausencia de una oferta política alternativa. Esa situación les deja dos alternativas: la abstención o acudir a votar con la nariz tapada.
  • Hay que tener en cuenta que el sondeo asume un margen de error del 3.2%, por lo que podemos hablar de una situación que se aproxima, y mucho, a un empate técnico entre las dos primeras fuerzas políticas, que son las que se están turnando en los últimos meses como opción favorita entre el electorado.
  • Si damos por cierta la estimación, la primera conclusión es clara: Nunca desde la restauración democrática habíamos tenido un escenario parecido, con tres formaciones recibiendo el 72.7% de los votos (lo habitual era que ese porcentaje se lo repartieran entre dos partidos).
  • Sin embargo, el desencanto que, sondeo tras sondeo, reflejan los ciudadanos respecto al sistema político explica perfectamente el espectacular apoyo que recibe Podemos, tanto en términos de voto directo como en estimación. En este sentido, es fundamental el 44% que señala que votaría a Podemos por el desencanto y decepción que le provocan otras fuerzas políticas. Como el grueso del voto a Podemos es del electorado de centro-izquierda, corresponde a PSOE e IU reflexionar sobre lo que ha ocurrido.
  • El PSOE ganaría las elecciones con un resultado casi idéntico al que consiguió Alfredo Pérez Rubalcaba en 2011. Lo cierto es que este dato es engañoso y hay que leerlo con la mente puesta en la serie de Metroscopia de estos años: es más que probable que una parte del votante del PSOE de 2011 se haya pasado a Podemos, de manera que el porcentaje de apoyo que recibe ahora proceda de otras formaciones políticas. En este sentido, y dado que al PP no le ha surgido ningún competidor, es probable que una parte del voto a PSOE proceda de votantes del PP más escorados al centro. Estos porcentajes se verían si Metroscopia publicara transferencias de voto, algo que hasta el momento no ha hecho nunca.
  • En el caso del PP, hablamos de peor resultado que obtendría el partido de centroderecha de referencia desde 1977. Recordemos que el peor resultado que obtuvo el centroderecha español ocurrió en las generales de junio de 1986, cuando Alianza Popular se quedó en una representación del 25.97% y 105 escaños (con una participación del 70.03%); su segundo peor resultado ocurrió en octubre de 1982, cuando se quedó en el 26.36% y 107 escaños (con una participación del 75.17%). Según el escenario de Metroscopia, nos moveríamos en una participación similar, con un PP en el 20% (muy por debajo de los 100 escaños por lo tanto).
  • Este escenario, sin embargo, tiene que ser matizado cuando se pregunta por el realismo del programa económico del PP y el apoyo que recibe entre sus votantes. Se da así la circunstancia de que el PP parece generar un rechazo social muy fuerte (no en vano, Podemos le saca 10 puntos en términos “partido en el que se puede confiar) pero entre los suyos este rechazo se matiza, quizás porque no tiene alternativa creíble.
  • Así, el 20% de intención de voto pueda ser el suelo electoral que los ‘populares’ podrían haber conseguido a esta altura de la legislatura, a medio año de las elecciones autonómicas y locales y a un año de los comicios generales. Eso explica los mensajes que Génova lleva lanzando desde hace días: Desde la elección de Alfonso Alonso como ministro de Sanidad para hacer de este departamento la plataforma para hacer política social a la presencia cada vez mayor de dirigentes del PP en los medios de comunicación.
  • Este fin de semana, Mariano Rajoy confirmó que no habrá adelanto electoral y que él encabezará la candidatura del PP si el partido así lo desea. La valoración que recibe su persona, en comparación con la del resto de dirigentes, debería hacer pensar a Génova sobre la conveniencia de hacer que Rajoy compita con dirigentes que le sacan entre 10 y 15 puntos en términos de aprobación y que, en todo caso, no generan el nivel de rechazo que él: 79% del electorado desaprueba la gestión de Rajoy frente al 53% que opina lo mismo respecto a Sánchez o el 51% que se pronuncia así cuando se le pregunta por Pablo Iglesias.
  • En caso de IU, parece que a la formación le ha sentado bien el relevo anunciado de Alberto Garzón por Cayo Lara. Garzón aparece como el segundo líder mejor valorado, tras Iglesias, e IU ha subido casi 2 puntos en intención de voto respecto a hace un mes. En el caso de UPyD, podemos hablar de un techo electoral que se alimenta por el efecto Rosa Díez:  es la cara más conocida de la formación aunque su liderazgo es rechazado por 6 de cada 10 votantes.

A un año de las elecciones, los trabajos demoscópicos plantean que una mayoría considerable del electorado está dispuesto a ajustar cuentas con los partidos que han protagonizado la vida política durante los últimos 40 años y que lo harán con una formación nueva, a la que consideran poco realista y a la que llegan por decepción ante las ofertas de las fuerzas centrales del sistema de partidos. Alguien debería tomar nota.

CODA. Como es habitual, Metroscopia publicó en su blog de El País el análisis de los datos del sondeo.

En lo que respecta a nosotros, nos interesan especialmente el nivel de fidelidad que registra cada partido y las transferencias de votos entre los mismos, lo que confirmaría que el apoyo a Podemos se nutre de tres fuentes: De los abstencionistas (además de los que votaron en blanco y los que no pudieron votar en las últimas elecciones), de IU (el 39.5% del voto que recibe procede de sus filas) y del PSOE (que cede el 22.6% de los votos).

Entre los partidos tradicionales, el PSOE es el que mayor grado de fidelidad registra entre sus votantes (aunque ha perdido la mitad). Le sigue el PP, que amarra el voto del 43.3% de los suyos , con un 28.5% que mantiene que votaría en blanco, que no volvería a repetir el sentido de su voto o que no le votaría, lo que no resuelve a dónde han ido a parar los 24 puntos que el PP cae en intención de voto según Metroscopia:

Metroscopiatransferencia

IU sólo conserva al 35.5% de sus votantes (un porcentaje mayor se habría ido a Podemos) mientras que UPyD confirma que también es otro de los damnificados por la fiebre del partido que lidera Pablo Iglesias: sólo conserva al 37.5%de sus votantes. El 12.5% se habría ido a Podemos y el 10% al PSOE, un porcentaje que, probablemente, revierte la situación creada en 2011, cuando una parte de la base electoral socialista optó por las siglas de Rosa Díez.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en IU, Podemos, PP, PSOE, Sondeos, UPyD. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Metroscopia: Podemos y PSOE pugnan por la primera plaza

  1. Pingback: GESOP dibuja un escenario inédito en el Congreso | La última en llegar

  2. Pingback: My Word/Metroscopia: Se consolida el cambio de sistema político | La última en llegar

  3. Pingback: Metroscopia: Triple empate en los primeros puestos | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s