Comienza la precampaña electoral

El Gobierno y el PP parecen más necesitados de volver a conectar con la ciudadanía que parecen dispuestos a aprovechar cualquier oportunidad para intentar el triple salto mortal hacia delante. Este viernes, la oportunidad se presentó en forma de coche empotrado a primera hora de la mañana contra la fachada de su sede en Madrid, situada en la calle Génova 13.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El suceso provocó el caos en plena hora punta, ya que la policía acordonó y mantuvo cerradas las calles aledañas ante la posibilidad de que el coche estuviera cargado con explosivos, tal y como había señalado el conductor del vehículo. Luego se supo que en el maletero había dos  bombonas de butano, varios kilos de nitrato amónico, así como un temporizador y un iniciador de carácter casero, algo que hubiera hecho muy difícil su explosión, tal y como puntualizó el director general de la Policía.

El autor del suceso, que inicialmente se identificó como un empresario arruinado, es un hombre de 37 años, natural de Bronchales, Teruel, que lleva varios años en situación de desempleo y que, hace años, habría tenido episodios depresivos. Éste fue precisamente el argumento que emplearon los portavoces de Podemos, que alertaron del aumento de los casos de depresión diagnosticados como consecuencia de la crisis económica y social que vive el país, un contexto que el resto de partidos ni siquiera valoraron al posicionarse ante lo que se considera un suceso aislado.

Sin embargo, la maquinaria propagandística ‘popular’ comenzó a funcionar a primera hora de la mañana. Rafael Hernando, portavoz parlamentario del PP, condenado este viernes junto a Rafael Merino a pagar 20.000 euros a UPyD por acusarle de financiación ilegal en 2008, primero rechazó que cualquier empresario que fracase en su negocio atribuya a las políticas gubernamentales su ruina personal.

Además, Hernando disparó contra los medios de comunicación críticos con el PP de “sembrar el odio” contra su partido: “Entiendo que es muy divertido el show, que es muy fácil conseguir audiencia con determinadas fórmulas en las que se busca desprestigiar, sembrar el odio o banalizar la actividad de los políticos” y en las que, “a veces sin ninguna razón y con simples y burdas mentiras, se dedican a reiterar determinados mensajes con los que estimular el odio contra otra persona o formación política”.

En esta línea, horas después, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, efectuó una declaración para llamar a la tranquilidad y la calma de la ciudadanía, un posicionamiento totalmente impostado si : 1) se recuerda que los accesos a la calle Génova estuvieron cerrados seis horas (incluida la suspensión del tráfico de metro en esa zona); 2) se monotorizan los comentarios en Twitter; 3) se tiene en cuenta la distancia entre la versión oficial de los hechos y la reacción política, en la que no ha faltado ni el apuntador.

Hacia las 13.30 horas, Mariano Rajoy, el presidente ausente, acudió a la sede del PP en Génova para comprobar in situ los desperfectos ocasionados por una persona que, según sus declaraciones, quería protagonizar un ataque “contra toda la clase política”. Esta visita fue ampliamente difundida por la cuenta del presidente del Gobierno, que acudió acompañado de Carlos Floriano y la propia María Dolores de Cospedal, bien situados para que las cámaras captaran sus movimientos periciales.

Rajoy

Más allá de la resolución de la autoría de la acción, la decisión de empotrar un coche en la sede del PP se puede contemplar desde varias perspectivas:

  • Es la primera vez, desde 2008, que se registra una acción verdaderamente violenta contra un partido político y ocurre, nada menos, que en la sede nacional del partido que sustenta al Gobierno. Antes, hubo incidentes contra determinadas personas, como el que sufrieron Alicia Sánchez Camacho y Cristóbal Montoro,  los escraches o los ataques a las sedes del PP, IU o UPyD.
  • La impresión de muchos es que, por primera vez, alguien se ha atrevido a hacer lo que muchos han pensado en un clima de crisis del sistema generalizada y con una política de recortes del gasto social que ejemplariza el Gobierno del PP.
  • La acción ocurre cuando el Gobierno ha puesto en marcha la LSC en un ambiente alejado de la crisis social que se vivió en 2012 o 2013. Es decir, en el momento en el que mayor pacificado parece el país, ocurre la acción más violenta contra el partido del Gobierno.
  • Este acto ocurre al mismo tiempo que Moncloa ha activado la campaña de propaganda sobre la recuperación económica en un contexto en el que esa supuesta recuperación no llega a los sectores más desfavorecidos o a las clases medias empobrecidas. No en vano, el propio Rajoy tuvo que rectificar sus propias palabras ante las grandes empresas españolas (ante las que dijo que la crisis es historia) para matizar que aunque la crisis ya comenzaba  a alejarse, todavía perduran sus consecuencias.
  • Es el primer acto violento de verdad que ocurre a pocas semanas de que el PP haya decidido comenzar a pisar la calle para intentar remontar los resultados que apuntan las encuestas electorales.  Después de tres años cerrados en los cuarteles, la experiencia para los ‘populares’ y para el Gobierno puede ser un buen termómetro de lo que buena parte de la ciudadanía opina de su gestión económica, política y social.

La reacción de Gobierno y PP hace pensar que en Génova están dispuestos a usar cualquier asunto con tal de acercarse a la calle y buscar su aceptación, aunque sea exagerando un incidente que, insistimos, la policía atribuye a un hecho puntual protagonizado por una persona que podría tener las facultades alteradas.

Si sumamos las críticas a Podemos  y al PSOE (sobre todo a su líder, Pedro Sánchez, en sus horas más bajas por supuestos movimientos orquestados desde Andalucía) y la querencia por todo lo que llegue de Cataluña y que signifique aunar a las tropas españolistas, ya tenemos las líneas maestras del argumentario que el PP desplegará en el próximo ciclo electoral.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Comunicación Política, PP, recortes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s