GESOP dibuja un escenario inédito en el Congreso

El Periódico publicó el barómetro político del GESOP en clave de elecciones generales y los resultados siguen la tendencia abierta por otros estudios demoscópicos: España dejaría de ser un país bipartidista para abrir la competición a tres formaciones políticas. Según la estimación del GESOP, Podemos irrumpiría como segunda fuerza en intención de voto, sobrepasando con creces al PSOE, que se quedaría en el 19.8% de los votos y entre 77-80 escaños, y acercándose al PP, que con el 26.1% de los votos y entre 115-118 diputados, ganaría unas elecciones con el porcentaje menor de nuestra historia democrática reciente:

CapturaGESOPdic

Podemos lograría el 25.6% de los votos y entre 101-104 diputados, una situación inédita en una formación de reciente creación (recordemos que no hace un año que se presentaron en sociedad). Si este resultado se produjera, asistiríamos a un terremoto político de gran envergadura, sobre todo si tenemos en cuenta varios datos: El PSOE, que en 2011 obtuvo el peor resultado de su historia desde la restauración democrática, se habría dejado en tres años 8 puntos en intención de voto y hasta 33 escaños. El PP habría perdido 18.5 puntos y hasta 71 diputados, un escenario que sólo tiene algunas reminiscencias con el hundimiento de la UCD en 1982.

Éstos no son los únicos cambios que se aprecian en el estudio: UPyD aguantaría como cuarta fuerza política con el 6.5% de los votos y entre 8 y 10 asientos mientras que IU caería a la quinta plaza con un 4.1% de los votos (-2.8 puntos respecto a 2011) y entre 2-4 escaños. C’s lograría representación con el 3.8% de los votos y 3-5 diputados, quedándose a solo tres décimas de IU.

En clave catalana, CiU seguiría apareciendo por delante de ERC, con un 2.9% de los votos y 9-10 escaños (entre 6 y 7 menos que en la actualidad). Los republicanos podrían triplicar su representación actual con un 2.2% de los votos.

CapturaGESOPdic2Si nos fijamos en la intención directa de voto, encontramos datos que hemos visto en otros estudios: Podemos sería la primera fuerza con un 24.4% de los votos, seguido de PP (15.9%) y PSOE (13.6%). UPyD tiene un 4.5% de voto decidido e IU, 3.6%. C’s lograría el 3.2%. El 27.7% opta por el no sé (13.6%), por la abstención (6.5%) o por el voto nulo o blanco (7.6%).

¿Qué significan estos datos? Que a esta altura de la legislatura Podemos es el partido de moda y el que más movilizado tiene a su potencial electorado. El resto de formaciones presenta un voto oculto importante (10.2 puntos en el caso del PP y 6.2 puntos en el caso del PSOE) y, sorprendentemente, ni C’s ni UPyD, partidos que suelen tener expectativas de voto directo muy por debajo de sus estimaciones, presentan porcentajes asimilables.

En relación a la fidelidad del voto, vemos que 6 de cada 10 votantes de ERC volverían  a votar sus siglas. El apoyo al PP cae al 53% en términos de fidelidad, mientras que el del PSOE se hunde al 41.9%. CiU presenta un grado de fidelidad del 34.8%, UPyD 30.8% e IU un 22%. Así se entiende mejor la procedencia del voto a Podemos: el 56.1% llega de IU y el 32.9% del PSOE. UPyD aporta el 30-8% del voto a Podemos, ERC el 20%, CiU el 13% y el PP 9.6%. El 26.1% del electorado que asegura que no votó en 2011 lo hará por Podemos en esta ocasión.

La encuesta, a partir de 1000 entrevistas realizadas entre los días 9 y 15 de diciembre, pregunta quién ganará las elecciones generales y los datos son claros: el 29.8% responde que el PP y el 26.9% menciona a Podemos. Sólo el 16.7% apuesta por el PSOE, un dato que debería ser tenido muy en cuenta de cara a posibles estrategias electorales diseñadas en la sede del PSOE en la calle Ferraz.

Si se pregunta por la posible gran coalición entre PP y PSOE dados estos resultados, el 25% respondería afirmativamente (51.9% de votantes del PP y 26.3% de votantes del PSOE), aunque el 55.9% la rechazaría: es la opción mayoritaria entre los votantes del PSOE (74.8%), de IU (85.4%), de UPYD (64.1%) y de Podemos (57.2%).

CapturaGESOPdic3

En relación a los liderazgos, encontramos una situación curiosa: hay cuatro dirigentes que empatan en el 4.6. Son Pablo Iglesias, Pedro Sánchez, Alberto Garzón y Albert Rivera. Rosa Díez obtiene un 4.2 y Rajoy un 2.7. Si se pregunta por la preferencia del futuro presidente del Gobierno, más datos curiosos: el 25.1% cita a Iglesias y el 15.9% a Rajoy, con Sánchez en el 13.4%. Aun así, el 18.9% menciona “otros o ninguno”.

CapturaGESOPdic4

El GESOP también pregunta por cómo se percibe la situación política en Cataluña en el resto del país, confirmándose lo que se venía señalando desde hace meses: la ruptura y la diversidad de percepciones en torno al conflicto catalán:

  • El 62.9% asegura que el problema catalán le preocupa mucho (21.2%) o bastante (41.7%), con un 29.8% que dice que le preocupa poco o nada (11.3%). En términos de recuerdo de voto, los votantes más preocupados con los del PP (72.6%), seguido de PSOE (66.2%), IU(65.8%) y UPyD (59%).
  • El 50.6% vería con malos ojos dar más autogobierno a Cataluña (porcentaje que llega al 10.3% entre los votantes catalanes). El 25.4% se posiciona a favor (74.2% en Cataluña). Por recuerdo de voto, la posición más negativa es defendida por el 73.7% de los votantes del PP y por el 61.5% de los de UPyD. El 49.1% de votantes del PSOE y el 38.1% de los de Podemos se pronuncian así también. En términos más positivos, encontramos el 88% de los votantes de ERC y el 87% de los de CiU, además del 40.2% de los de IU.
  • En cuanto a la independencia de Cataluña, el 65.5% lo vería con malos ojos (40% en Cataluña) frente al 13.9% que lo vería bien (42.6% en Cataluña). La primera posición es la respaldada por el 84.1% de votantes de PP, 72.6% de los del PSOE, 58.5% de los de IUm 82.1% de los de UPyD y el 56.6% de los de Podemos. El sí es claramente apoyado por los votantes de ERC (92%) y de CiU (69.6%).
  • Sobre la consideración de España, el 39.8% la define como Estado plurinacional (68% de votantes de ERC, 82.6% de votantes de CIU, 58.5% de los de IU, 49.6% de los de Podemos y 46.8% de los de PSOE), con un 50.4% que opta por la única nación (75.6% e votantes del PP y 64.1% de votantes de UPyD).
  • Así, cuando se pregunta por los pasos que debería dar España ante esta situación, los datos son elocuentes: el 29.6% pide romper con el sistema actual y redactar una nueva Constitución (48.8% en Cataluña); el 45.4% pide una reforma de la CE actual (39.4% en Cataluña) y el 13.6% reclama mantener la situación como está ahora (6.5% en Cataluña)

CapturaGESOPdic5

  • Si nos fijamos en el recuerdo de voto, vemos que la opción de reformar la carta magna ha calado incluso entre los votantes del PP (39.3% frente al 34.8% que pide mantener el statu quo) y UPyD (66.7%). La opción rupturista es mayoritaria entre los nacionalistas (76% entre los de ERC y 47.8% entre los de CiU). El 49.6% de los votantes de Podemos reclama la reforma, un dato curioso si se tiene en cuenta que la posición del partido es la de ir a un proceso constituyente:

CapturaGESOPdic6

Consideraciones

  • El escenario que dibuja el GESOP es un escenario inédito en nuestra historia reciente, con un tripartidismo que sumaría el 71.5% de los votos y que plantea la gobernabilidad en términos de gobiernos de coalición. Este resultado se parece mucho al escenario que pronosticó Sigma Dos, que subió el porcentaje final de las tres formaciones al 75%.
  • Si se optara por una gran coalición a la manera de Alemania o Grecia, PP y PSOE sumarían el 45.9% de los votos, con el coste electoral que eso pudiera tener entre el electorado del PSOE, tal y como se refleja en el hecho de que el 74.8% de sus votantes se posicionan en contra de esta posibilidad.
  • Si se optara por un acuerdo entre PSOE y Podemos, sumarían el 45.4% de los votos y Podemos sería la fuerza que manejaría los términos del acuerdo, con el coste electoral que eso también supondría para los socialistas, relegados a un papel de comparsa (parecido, aunque con otros porcentajes, al papel que jugó IU en la legislatura 2004-2008). Hay que tener en cuenta que el trabajo de campo acabó antes de publicarse los movimientos internos en las filas socialistas en torno al liderazgo de Pero Sánchez, algo que, seguramente, tenga un impacto negativo sobre las expectativas de voto del PSOE.
  • El PSOE, de esta manera, se enfrenta a una encrucijada que se percibe en la estimación del voto, en el voto decidido, en sus expectativas de victoria y en el papel de Sánchez como líder presidenciable. El PSOE presenta malos datos en todos estos aspectos, y solo la  valoración de Sánchez puede salvar el desastre total que apunta GESOP.
  • El PP vuelve a ser la fuerza más votada, en buena medida porque no le ha salido competidor claro en sus nichos de votos. UPyD mejora resultados respecto a 2011, quizás por la transferencia del voto del elector enfadado del PP, y C’s entra en las Cortes. Entre ambos suman el 10.3% del voto, que se explicaría, quizás, por el desplome del PP en más de 18 puntos. Sin embargo, la ciudadanía percibe al PP como próximo ganador a pesar de la valoración de Mariano Rajoy. En este sentido, llama la atención también la posición del votante ‘popular’ sobre la gran coalición con el PSOE (en buena medida porque sabe que esa decisión no tendría un coste abrumador en sus filas).
  • El caso de Podemos es extraño se mire por donde se mire. Parece que una consecuencia de la crisis política e institucional que vive el país ha tenido como consecuencia que muchos ciudadanos estén dispuestos a entregar su confianza a una formación reciente que tiene un problema que quizás se ignora en estos momentos: ¿De dónde saldrá el centenar de diputados que el GESOP le atribuye?
  • Sondeo tras sondeo se confirma que Podemos es el partido de moda y que su crecimiento no sólo es inesperado sino que debería comenzar a poner nerviosos a las piezas centrales del sistema de partidos tradicional, tanto a PP como PSOE pero también a IU y UPyD, que han visto cómo sus propuestas han rebajado sus techos electorales de forma considerable.
  • Estamos pues en una situación inédita: Podemos se sitúa a medio punto del PP y saca casi 6 puntos al PSOE, un escenario que no preveía el último sondeo de Metroscopia, por ejemplo.

A pesar de las incertidumbres y de la volatilidad de las estimaciones, lo que queda claro es que todos los trabajos demoscópicos apuntan a una misma tendencia: En las próximas elecciones generales veremos una fuerza de reciente creación capaz de tratar de tú a tú a las piezas centrales del sistema de partidos español, que hasta el momento se han mostrado incapaces de frenar el avance de Podemos, que sigue recibiendo apoyos a pesar de su estrategia de desaparición parcial de los medios de comunicación.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en IU, Podemos, PP, PSOE, Sondeos, UPyD. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a GESOP dibuja un escenario inédito en el Congreso

  1. Pingback: #PabloIglesiasBCN: “2015, Empieza el cambio” | La última en llegar

  2. Pingback: NC-Report: PP y PSOE pierden 21.3 puntos respecto a 2011 | La última en llegar

  3. Pingback: GESOP: C’s crece a costa del hundimiento del PP | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s