Grecia, game over

Se cumplen los pronósticos. La votación para elegir al próximo presidente griego está poniendo de manifiesto la debilidad parlamentaria de la coalición gubernamental formada por Nueva democracia y el PASOK. El candidato del primer ministro, el ex comisario Stavros Dimas, afronta hoy la tercera y última votación en la cámara griega. Si no logra los 180 votos favorables que necesita (25 más de los 155 que congregan los diputados de los partidos que sostienen el Gobierno de Samarás), el país afrontará unas elecciones parlamentarias adelantadas que se celebrarían el 25 de enero o el 1 de febrero.

Consciente de la importancia de lo que acontezca hoy en el Parlamento de Atenas, ésta fue la advertencia que Samáras realizó tras confirmarse que Dimas sólo obtuvo 168 de los 200 votos necesarios en la segunda votación celebrada el pasado martes: “En la tercera votación cada diputado asumirá su responsabilidad para la estabilidad y el futuro de la patria”. Samarás intenta convencer a los diputados independientes con el argumento de que la victoria de Dimas permitirá aportar estabilidad política en el país y capacidad para negociar la salida del rescate y una nueva ayuda con la UE.

Tal y como reseñamos hace unos días, la Constitución griega recoge tres rondas de votaciones para aprobar la candidatura del presidente del país. En la primera, Dimas consiguió sólo 160 votos de los 200 (2/3 de los 300 que componen la cámara); en la segunda, Samarás consiguió el apoyo de ocho diputados independientes, pero volvió a quedarse muy lejos de la mayoría necesaria (200 diputados). En la tercera ronda, bastará con que consiga el apoyo de 180 diputados (3/5 de la cámara), un objetivo que parece muy difícil.

A pesar de los llamamientos ala responsabilidad, el líder de Dimar, Fotis Kuvelis, que hasta el verano de 2013 formó parte de la coalición de gobierno del país, volvió a rechazar el apoyo de su formación al candidato de Samarás con un argumento claro: “El rechazo de la continuación de la política aplicada. El país debe cambiar de rumbo”.

Es el mismo argumento que defiende Alexis Tsipras, el líder de Syriza, que lleva meses reclamando un cambio a través de las urnas como la menor manera de rechazar el cheque en blanco que pide Samarás: “ni el Parlamento ni el pueblo le entregarán a Samaras un cheque en blanco para continuar el programa y aplicar nuevas medidas de austeridad que recortarán las pensiones, aumentarán los precios de las medicinas y saquearán a la sociedad”. Ahora, consciente de que ese cambio está más cerca, aseguró:  “Con el nuevo año el país cambiará de rumbo con democracia, un Gobierno fuerte y un mandato de negociación real” con los acreedores.

Tsipras sabe de lo que habla y es consciente de la presión que las instituciones comunitarias y los mercados financieros ejercerán durante las próximas semanas para asegurarse que Grecia sigue en la ortodoxia del austericidio. Según los últimos sondeos sobre intención de voto, Syriza será la formación ganadora en las próximas elecciones generales, con una media del 27.96% de los votos, +1.57 respecto a 2012 pero con horquillas que van desde el 23.3% de los votos al 36.5% (Public Issue). Syriza desplaza así definitivamente al PASOK y compite con ND, que obtendría el 24.53% de los votos de media (-4.13 puntos en relación a los últimos comicios):

CapturaGrecia

De nuevo vemos cómo la gestión de la crisis pasa mayor factura a los partidos que formaron la coalición de gobierno con ND. El PASOK se movería en torno al 5.07% de los votos de media (-7.21 puntos menos) mientras que Dimar ni siquiera es una formación a tener en cuenta en las estimaciones (las últimas, le situaban por debajo del 2%, lejos del umbral del 3% que marca la ley electoral).  Sin embargo, Dimar sigue teniendo relevancia en la política griega: su líder ha mostrado su disposición a establecer una relación de colaboración con Syriza y con To Potami, la formación que podría ser fundamental para garantizar una estabilidad parlamentaria suficiente, con Syriza como principal referente.

 Griegos independientes, que pasaba por ser una escisión de ND, sufre también tras una legislatura durísima, sobre todo para la población. Hoy se mueve en torno al 3.15% de intención de voto (-4.36 puntos) mientras que Amanecer Dorado apenas habría perdido 1.3 puntos en relación a 2012 (y eso a pesar de los problemas de su cúpula con la ley). Con una media del 5.63%, algunos trabajos demoscópicos le dan hasta el 6% de intención de voto.

Por su parte, el KKE se movería en torno al 5.3% de intención de voto, casi un punto más que en 2012, mientras que To Potami, el partido revelación de la temporada, obtendría una media del 5.9% de representación, con trabajos, como el de Public Issue, que le sitúa como la tercera fuerza parlamentaria con el 8.5% de intención de voto.

CODA. Tras la cita electoral en Grecia, en junio está previsto que se celebren elecciones parlamentarias en Portugal, donde los sondeos apuntan también a un cambio ideológico. Los cambios políticos en dos de los países rescatados avanzarán el cambio que se prevé que se materialice en España en otoño de 2015, con las consecuencias que ello tendrá en el entramado comunitario.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Grecia, Sondeos, UE. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Grecia, game over

  1. Pingback: Grecia adelanta las elecciones al 25 de enero | La última en llegar

  2. Pingback: Grecia: Todo listo para la victoria de Syriza | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s