Reflexiones sobre el populismo, según Laclau

El populismo es uno de los fenómenos políticos con más enjundia en estos momentos, ante la evidencia de que una parte importante del malestar de la ciuadanía se ha desplazado de la calle hacia la proyección de fuerzas políticas que han actuado como receptor de ese descontento.

Desde Podemos, se manejan con fluidez conceptos que narran la realidad en sentido dicotómico: los de arriba frente a los de abajo; el pueblo frente a la casta; el ciudadano frente a la oligarquía. Enfrente, sus adversarios han instalado la idea  de que estamos ante un partido populista, que renuncia a la propuesta política para canalizar el enfado social desde una visión negativa del sistema que salió de la Transición de 1978, una interpretación que incluso asumen personalidades que no ven con malos ojos el revulsivo que supuso el 15M y Podemos.

Por ese motivo, resulta muy interesante el visionado del programa que Fort Apache dedicó al populismo según Ernesto Laclau, el pensador argentino padre de muchos de los posicionamientos con los que la vertiente más académica de Podemos ha manejado conceptos como el pueblo (entendido como sujeto político central del régimen por cambiar); la cristalización del partido como una herramienta transversal para anteponer el cambio político; o la eterna batalla por la hegemonía (en el sentido de apropiarse y dar de sentido el discurso político desde la ideología para llenarlo de legitimidad).

Con estos mimbres, Pablo Iglesias reunió en una misma mesa de debate a Iñigo Errejón, Carolina Bescansa, Alberto Garzón, Manolo Monereo, Jorge Alemán y Enric Juliana, visualizándose dos visiones distintas pero complementarias sobre el populismo (europeo) como oportunidad para revisar las bases de la izquierda heredera del socialismo en todas sus vertientes ideológicas:

Este análisis del fenómeno populista, sobre todo en Europa, se abordó desde la izquierda, asumiendo que, como Monereo apuntó, vivimos en una era de movimientos políticos basados en el post: postsocialismo (ante la crisis del socialismo desde su renuncia a ser un referente de las masas con tintes de transformación social); la postpolítica; y la postdemocracia, con el advenimiento de la soberanía limitada en un entorno regido por una visión oligárquica del poder.

Desde este punto de vista, muchos de los argumentos de análisis citados sirven también para explicar el fenómeno populista desde la extrema derecha, especialmente aquellos procesos exitosos como los del UKIP en Reino Unido (capaz de fijar que los laboristas hayan decidido eliminar la inmigración de su agenda), el FN francés o el Fidesz  húngaro de Victor Urbán.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Debate, Democracia, Globalización, Liberalismo, Movimiento 15M, Nacionalismo, Podemos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s