My Word/Metroscopia: Se consolida el cambio de sistema político

Las entregas de los primeros sondeos sobre intención de voto confirman un escenario de fragmentación electoral que, en la práctica, obliga a los acuerdos de gobierno para ganar en estabilidad parlamentaria. Podemos aparece como la fuerza más votada en los estudios demoscópicos encargados por dos medios de comunicación del Grupo Prisa, con el PP y el PSOE en la segunda plaza, según el sondeo. Ambos estiman que el partido que gane las elecciones lo hará con un porcentaje inferior al 30%, una situación que nunca se ha dado en la historia reciente de nuestro país.

My Word: Podemos, primera fuerza, con el PSOE por debajo del 20%

El ObSERvatorio de My Word para la Cadena SER sigue las líneas marcadas en otros trabajos publicados durante estos dos años de legislatura: el apoyo al bipartidismo se hunde por debajo del 45%, en buena medida por el desplome que sufre el PP respecto a sus resultados de 2011 pero, sobre todo, por el hundimiento electoral de la marca PSOE, que quedaría por debajo del 20% en intención de voto.

De acuerdo a los datos que recoge el estudio completo, realizado a partir de 1001 entrevistas recogidas on line entre los días 30 de diciembre y 6 de enero (malas fechas si se tiene en cuenta el calendario laboral de un país como España), Podemos ganaría las elecciones con el 27.5% de los votos, casi 3 puntos de diferencia de su inmediato competidor, el PP, que se queda en el 24.6% de intención de voto (-20 puntos respecto a 2011) y 3 puntos menos que el barómetro hecho público hace menos de un año. El PSOE obtendría hoy la confianza del 19% del electorado, -9.7 puntos en relación a 2011 y -4.2 en relación a hace un año:

CapturaMyWord

El efecto Podemos pasa factura así a todas las formaciones. Así, UPyD, que hace un año presentaba una estimación de voto del 15.7% caería al 5.5% (+0.9 en relación a su representación actual) mientras que IU, que en febrero iba a obtener el 11.4% de los votos, hoy se queda en el 3.7% (-3.2 respecto a 2011). Vemos cómo estas dos formaciones, que pretendían jugar el papel de bisagra en el sistema bipartito en decadencia, hoy no son alternativa política y sólo pueden aspirar a jugar un papel fundamental en la política de pactos que mencionábamos al comienzo de este post. Además, el sondeo también da a C’s el 5% de intención de voto y sitúa a ERC por delante de CiU como fuerzas catalanistas.

En relación al voto decidido, los datos también son claros. Podemos es la fuerza que menos voto oculto registra (24% asegura que le votaría), con el PP en el 9.8% y el PSOE en el 10.1%. IU registra un 4%, mientras que UpyD se queda en el 4.5% y C’s en el 4.9%, confirmándose la buena salud de las siglas que lidera Albert Rivera en el conjunto del Estado -a diferencia de lo que ocurre en Cataluña, donde genera un porcentaje alto de voto oculto).

Capturamyword3

Así, el 36.2% del electorado del PSOE asegura que votaría hoy por Podemos (9.9% de los votantes del PP, también). Los ‘populares’ mantienen la fidelidad del 39.2% de sus votantes, mientras que el PSOE amarra el 36.2% de sus votantes. El 8.5% del voto a UPyD procede del PP , así como el 9.9% del voto a C’s. Para completar este retrato, sólo el 20.3% del votante del PP admite haber dado su confianza por sus siglas en 2011; el 18.1% se pronuncia en términos similares respecto al PSOE.

Esta estimación electoral, que insiste en un cambio de régimen con un sistema de partidos a tres bandas, se entiende mejor si se aportan datos sobre lo que piensan los ciudadanos sobre la situación económica y política del país:

El 44.4% asegura que Pablo Iglesias sería mejor presidente del Gobierno que los líderes de los dos partidos tradicionales, algo que apoyarían el 86.1% de los votantes de Podemos en las anteriores elecciones europeas. Pedro Sánchez suscita la confianza del 32.2% del electorado (53% de votantes del PSOE y 16.5% entre los del PP) mientras que Rajoy sólo recibe el apoyo del 23.4% (66.5% de los suyos)

Si el país entrara en recesión de nuevo, el 44.3% insisten que Pablo Iglesias sería mejor presidente (90% de votantes de Podemos, 48.8% de votantes del PSOE y 14.7% de votantes del PP), frente al 28.7% que se inclinaría por Sánchez (48.58% de votantes del PSOE) y el 27% que apoyaría a Rajoy (72.6% entre los votantes del PP).

Si el país creciera tanto como antes, el 39.9% seguiría optando por Iglesias como mejor presidente del Gobierno (81.2% entre los votantes de Podemos, 36.7% de votantes del PSOE y el 12.7% de electores del PP), con un 34% que prefiere a Sánchez (59.5% entre los votantes del PSOE y 19.1% entre los del PP) y el 26.1% que optaría por Rajoy (68.2% entre los suyos)

Si en las elecciones generales Podemos obtuviera una clara victoria, el 89% de los votantes de Podemos sentiría alegría y esperanza, un  sentimiento que respaldaría el 81% de votantes de Podemos que antes votó al PP; el 94.9% de votantes de Podemos que antes votó al PSOE; y el 96.6% de los votantes de Podemos en las anteriores elecciones. El 11% sentiría miedo al cambio.

Entre los votantes de otras formaciones, los datos varían aunque, en ningún caso, el voto al miedo supera el de la curiosidad por el cambio: el 40.5% muestra expectativas al ver lo que pueden hacer (85.7% de votantes de Podemos y el 57.5% de votantes del PSOE) y el 33.1% sentiría miedo (un 67% de electores de PP se pronuncian así frente al 20.8% de votantes del PSOE). El 26.4% mantiene que no sentiría nada porque son iguales al resto (algo que comparte el 21.7% del votante del PSOE y el 17.3% del votante del PP).

En cuanto al efecto de la crisis en la estructura social del país, los datos son demoledores para las expectativas del Gobierno de vender recuperación por doquier: El 26.6% mantiene que la crisis ha tenido como efecto pasar de clase media clase media baja (algo que comparte el 36.4% del votante del PSOE y el 31.4% del votante de Podemos); el 10.9% señala que ha pasado de clase media baja a clase baja (22.9% de votantes de Podemos); y el 37.5% señala que no ha cambiado de clase social (41% de votantes del PP, 30.9% de votantes del PSOE y 28.6% de votantes de Podemos):

Capturamyword2

Metroscopia: El país gira a la izquierda

Entrega mensual del barómetro de Metroscopia para el diario El País, que apuntala el escenario planteado hace un mes con una novedad: C’s se convierte en una pieza central de la dinámica política del futuro con un sorprendente 8.1% de los votos, un porcentaje que ningún sondeo había planteado fuera de Cataluña (y mucho menos Metroscopia, que se ha caracterizado por minusvalorar el empuje de la formación que lidera Albert Rivera en toda la serie).

Según la estimacón de Metroscopia, a partir de un trabajo de campo compuesto por 1000 entrevistas realizadas entre los días 7 y 8 de enero, Podemos ganaría las elecciones con un 28.2% de los votos, +3.2 puntos respecto al mes de diciembre. El POE bajaría al 23.5%, -4.2 en relación al último barómetro, con el PP situado de nuevo por debajo del 20% de intención de voto. El PP obtendría el 19.2% de apoyo ciudadano, -0.8 puntos en relación a hace un mes y -25.4 puntos si nos fijamos en el resultado que obtuvo en las elecciones de 2011:

CapturaMetroscopia

Como apuntábamos, C’s irrumpe en el Congreso como cuarta fuerza política, con un 8.1% de intención de voto, cifras muy lejanas de aquel 0.18% (46.313 votos) que consiguió Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía en las elecciones generales de 2008. C’s adelanta así a UPyD, que se quedaría en el 5% de intención de voto (+0.4en relación a 2011) y a IU, que sería quinta fuerza política con el 5.3% de los votos (-1.6 respecto a su representación actual).

CapturaMetrosocpia2Si nos fijamos en la intención directa de voto, comprobamos cómo Podemos vuelve a ser el partido de moda, con un 20.4% que señalan que ya tienen decidido votar por estas sigals. El PSOE se quedaría en el 12.3% con un PP en el 12.8%, datos extraños si se tiene en cuenta la estimación final que realiza la empresa demoscópica de cabecera del diario El País. C’s se quedaría en el 4.6%, con IU enel 4.4% y UpyD en el 3.3%. La participación se quedaría en el 63.4%, 10 puntos menos que en las últimas generales.

Capturametroscopia4Metroscopia publica esta vez la procedencia del voto a Podemos, unos porcentajes que son parecidos a los que reflejan otros sondoes analizados recientemente: El 27% de su electorado procedería del PSOE y el 16% de IU. El 15% llega desde la abstención, el 13% de votantes que optaron por el voto en blanco y el 8% d enuevos votantes. El 7% llegaría desde el PP y el 6% de UPyD, confirmádnose, de esta manera, que la formación que lidera Iglesias pesca en todos los caladeros (en buena medida por el voto de descontento).

Por si quedara alguna duda, el 45% apunta que votaría a Podemos ante la decepción provocada por otros partidos políticos, con un 36% que señala que es la formación que más se acerca a sus ideas en la actualidad. Un 18% cita ambas razones. Así, el votante de Podemos se define ideológicamente de izquierdas (3.6 de un barómetro de 0 a 10), aunque sitúan a su formación más escorada a la izquierda (2.9), algo que, por ejemplo, en el PSOE no se produce (sus votantes suelen definirse más de izquierdas que su partido).

Capturametroscopia5

Desde este punto de vista, los votantes de Podemos ubican al PP como el partido más extremo ideológicamente (8.4), seguido de UPyD (5.7) y PSOE (5.4). Llevan a IU al 3.5 (por lo que, en teoría, debería ser la formación que debieran sentir más cercana a su forma de pensar).

Cuando se pregunta por los motivos para votar a Podemos, el 92% cita la corrupción, el 61% estima que es la única alternativa real y el 86% menciona que provocará el fin del bipartidismo.

En cuanto a la situación del país, los datos son claros: el79% define la situación económica como mala (opinión que comparte más del 90% del electorado de Podemos y de IU, el 82% de los votantes del PSOE y el 51% de los del PP); con un 11% que opina que es regular (17% de votantes de PP y 19% de los de C’s): y el 10% considera qwue es buena (33% de votantes del PP).

El 51% señala que su situación personal es igual que hace un año (algo que manifiesta el 78% del votante de IU, el 58% del del PSOE y el 54% de los de Podemos y C’s. Los votantes de PP y UPyD se posicionan por debajo del 50%). El 39% asegura que su estado hoy es mejor (50% de votantes del PP y UPyD, 38% de los de Podemos y 35% de los del PSOE); y el 5% mantiene que es peor (7% de votantes de Podemos).

En cuanto a los liderazgos, sólo el Rey (una rara avis en la que insiste Metroscopia, mezclando un cargo hereditario con puestos sometidos a las urnas) y Albert Rivera lobran el aprobado. El resto de líderes nacionales suspendede manera clara, aunque se percibe una direrencia: Alberto Garzón, Rosa Díez, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez (con 32-39% de aprobación y 45-51% de desaprobación) mantienen cierta situación de empate que rompe estrepitosamente Mariano Rajoy , al que sólo aprueba el 23% del electorado.

Capturametroscopia3

Consideraciones

  • Todos los sondeos sobre intención de voto insisten en un mismo escenario: Volalitilidad y aumento de la fragmentación del voto, con hasta seis partidos, según el estudio de Metroscopia, con opciones de jugar un papel clave en la futura configuración de los bloques de poder.
  • Durante toda la legislatura hemos visto cómo la izquierda se fragmentaba, en buena medida por la debilidad del PSOE para ser opción de gobierno claro. Hasta la irrupción de Podmeos, esta fragmentación se traducía en un aumento de la intención de voto de IU  y UPyD (partido que hasat entonces había mostrado una enorme cintura para posicionarse en el centro ideológico, pescando en los caladeros del PSOE pero también en los del PP), pero también en los partidos de izquierdas nacionalistas (ERC, CUP, Bildu, etc).
  • Ahora vemos cómo este escenario voló por los aires después de las elecciones europeas, con PSOE e IU sufriendo directamente la fuga de votos a Podemos, pero también con la reconfiguración de las expectativas de voto de UPyD y de formaciones en Euskadi y Cataluña.
  • Los últimos sondeos confirman que el PP comienza a sufrir un desgaste parecido, con una masa importante de votantes que se podrían estar yendo en masa a C’s, que emerge como un partido “nuevo” pese a que nació en el mismo momento que UPyD. Curiosamente, copiando la misma estrategia que los de Rosa Díez, C’s está consiguiendo ahora aglutinar también un voto de descontento que, según Metroscopia, le llevaría a tasas de representación del 8% (My Word le situaba en el 5%).
  • Así, vemos una izquierda muy movilizada y fragmentada frente a una derecha que pierde votos por doquier, en buena medida por la presencia de partidos que la ciudadanía entiende ubicados en el centro ideológico (C’s y UPyD).
  • Sin embargo, los datos no salen, sobre todo si se tiene en cuenta que la participación estaría por debajo del 65%. Nuestra historia señala que los procesos de cambio a la izquierda se han producido con altos niveles de participación  (frente a los cambios a la derecha, que se han caracterizado por una menor afluencia a las urnas).
  • Por lo tanto, habrá que pensar que buena parte del voto del descontento del PP se iría directo a la abstención, un escenario que presenta algunas ventajas: Si el votante descontento no ha decidido votar a otras siglas, Génova tiene todavía margen para intentar recuperar su cariño, bien a través del voto del miedo a Podemos (tanto si se le considera la primera fuerza política como si se le sitúa en el puzle para lograr estabilidad parlamentaria tras los comicios), bien a través de una oferta electoral atractiva.
  • Tanto si el PP opta por una de las dos estrategias o por ambas de forma combinada, Mariano Rajoy es un lastre: lo refleja el nivel de aprobación que registra en el barómetro de Metroscopia pero también en la consideración que de él tienen los votantes en general como dirigente capaz de tomar las riendas del país. En ese sentido, resalta la actitud que muestran los votantes, que parecen dispuestos a depositar su confianza en un recién llegado como Pablo Iglesias.
  • Sea como fuere, ambos barómetros plantean que la suma del apoyo de las tres primeras fuerzas sería de 71.1% (según My Word) o de 70.9% (según Metrescopia). Sí hay diferencias en torno a quién ocupará el segundo lugar del podium, algo que no hace sino ahondar en la sensación de volatilidad y de que las encuestas no están sabiendo cómo captar lo que piensa el electorado en este putno de la legislatura. No ayuda los vaivenes que recoge Metroscopia en apenas un mes, con aumentos de 3 puntos para Podemos y bajadas de 4 para el PSOE en apenas un mes.

Si finalmente se produjeran unos resultados como apuntan los sondeos que estamos anaaizando estos días, estaríamos ante un cambio de sistema político y de partidos similar, aunque con características propias, al que se dio en Grecia en junio de 2012. Ya conocemos la historia de la legislatura griega, que no ha llegado ni a los tres años de vigencia.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en C's, IU, Podemos, PP, PSOE, Sondeos, UPyD. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a My Word/Metroscopia: Se consolida el cambio de sistema político

  1. diego. dijo:

    Enhorabuena por el artículo, pero me suscitan varias dudas q me gustaría q me dieras tu impresión.
    En el barómetro de metroscopia, no sería importante conocer de donde son los votantes? Xq no es lo.mismo q fueran de Cataluña, q explicaría xq asciende tanto cs, q fueran de Castilla y león no? Estas agencias deberían proporcionar esos datos al menos

    • Por lo menos no hacen atribución de escaños : si damos por hecho que hacen bien el diseño del trabajo de campo (preguntas en todas las provincias en función de la población), imagina cómo se puede repartir asientos con, quizás, 2 sondeos en Soria.
      Que sepa, sólo el GESOP publica todos esos datos que mencionas y que serían interesantes para valorar la calidad del estudio.Lo que pasa es que igual con esos datos se rebaja el tono de ciertos titulares que suelen acompañar estas informaciones…

  2. Pingback: GAD3: Tripartidismo con C’s como partido bisagra | La última en llegar

  3. Pingback: El PSOE inicia el ciclo electoral jugando en el precipicio | La última en llegar

  4. Pingback: 22M: Elecciones andaluzas en clave nacional | La última en llegar

  5. Pingback: Metroscopia: Volatilidad, con el PSOE como tercera fuerza | La última en llegar

  6. Pingback: My Word: El electorado se divide entre nuevos y viejos partidos | La última en llegar

  7. Pingback: My Word: Cuatro partidos aglutinan el 83% del voto | La última en llegar

  8. Pingback: My Word se suma al empate técnico entre nuevos y viejos partidos | La última en llegar

  9. Pingback: Metroscopia: El PSOE se despega de Podemos | La última en llegar

  10. Pingback: My Word: PP y PSOE se recuperan a costa de C’s | La última en llegar

  11. Pingback: Metroscopia: C’s da la sorpresa y empata con PP y PSOE | La última en llegar

  12. Pingback: Metroscopia/DYM: C’s, segunda fuerza en porcentaje de votos | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s