Grecia: Syriza se convierte en la esperanza de la periferia

Lo consiguió. A pesar de los mensajes en torno al peligro que el programa de la izquierda radical podría suponer para el futuro de Grecia, los ciudadanos esta vez decidieron probar la alternativa y dar su apoyo a una formación que, en 2009, obtuvo el 4.6% de los votos.

Tal y como venían reflejando los sondeos sobre intención de voto desde hace meses, Syriza se ha convertido en la primera fuerza parlamentaria en Grecia, con un porcentaje situado en la horquilla máxima que le otorgaban los últimos sondeos conocidos en el último tramo de la campaña, y lo hace a pesar de que ND ha logrado salvar los muebles. Con el 92.24% del voto escrutado, los conservadores consiguieron 1.508.6123 votos, 27.85% la representación (-1.81 respecto a 2012), que se traduce en 76 diputados. Así, la formación de centroderecha, corresponsable, junto al PASOK, de poner en marcha el programa austericida tras la legislatura que sucedió al gobierno tecnócrata, sólo ha perdido 1.68 puntos respecto a 2012, un resultado que le permite a Samarás seguir liderando la opción conservadora:

Captura92

Con una participación similar a la de junio de 2012 (63.1% frente al 62.5% de los anteriores comicios), Syriza ganó las elecciones legislativas celebradas este domingo con un 36.33% de los votos n(2.061.932), +9.49 puntos que en las elecciones de junio de 2012, y 149 diputados, a dos de la mayoría absoluta. Se convierten en el partido hegemónico de la izquierda tras haber desplazado al PASOK, que queda como la séptima fuerza parlamentaria tras perder 7.6 puntos en relación a 2012 (-39 si nos remontamos a los comicios de 2009). Ha conseguido 265.564 votos, el 4.68% de la representación y 13 diputados, 20 menos que en 2012.

En seis años, el partido emblemático del sistema de partidos griego, comparable al PSOE español, ha pasado de rozar el 44% de representación a pugnar por convertirse en una fuerza central en los acuerdos de gobierno que permitirán la mayoría de Syriza, una empresa para la que se ofrecieron la última semana de campaña. Su único consuelo, a día de hoy, es haber conseguido que la formación que lideraba el ex primer ministro socialdemócrata, Giorgos Papandreu, se quede fuera del Parlamento con el 2.44% de los votos (la ley electoral griega fija en el 3% el mínimo para lograr representación).

Si nos fijamos en la evolución del Pasok y de Syriza, comprobamos que los de Alexis Tsipras han conseguido desplazar a los socialdemócratas claramente, convirtiéndose en la opción del electorado enfadado pero también del votante molesto con la deriva del Pasok, desde su aceptación del primer rescate de la economía griega al pacto de gobierno con Samarás como primer ministro. Lo certifica el escaso avance del KKE, que con 310.440 votos (5.47% de la representación, +0.97 respecto a 2012),  se queda lejos del 7.52% que consiguió en 2009 y del 8.2% que alcanzó en 2007. En este parlamento contará con 15 escaños. Así, Grecia, a diferencia de 2012, parece haber retomado su vertiente bipartidista, con dos las dos primeras fuerzas sumando el 64% del electorado (225 de los 300 escaños que componen el Parlamento griego).

Tal y como aventuraban los sondeos, que han acertado bastante (sobre todo si los comparamos con los resultado que las empresas demoscópicas españolas suelen arrojar en comicios similaires), To Potami irrumpe con 342.380 votos, un 6.01% que se traducen en 17 16 diputados, y se ofrece como la formación que ayude a Syriza a alcanzar los 151 diputados que garantizan su mayoría parlamentaria. El partido, un fenómeno nacido de las tertulias de televisión, se sitúa por detrás de Amanecer Dorado, que queda como la tercera fuerza parlamentaria con 357.592 votos y el 6.30% de la representación (-0.62 puntos).

Los neonazis logran 17 asientos y han demostrado tener cierto voto oculto aunque en ningún caso se acerca a los porcentajes de voto que algunos sondeos le otorgaban hace apenas un año, cuando se les consideró la tercera fuerza política por porcentajes cercanos al 15%: Nuestros datos, a partir de los sondeos, le situaban en 5.3% de los votos, un unto medio que el resultado final que obtiene y que se traduce en 17 diputados, un éxito si se tiene en cuenta que apenas han podido hacer campaña por los problemas que su cúpula tiene con la ley.

Griegos Independientes, la formación contraria al memorándum de entendimiento firmado con la Troika y que también se ofreció a Syriza para garantizarle estabilidad parlamentaria pasa de ser quinta fuerza a séptima, con un 4.72% de los votos (casi empatado con el PASOK), con 13 diputados. Le votaron 268.037 personas y ha perdido 2.79 puntos respecto a junio de 2012.

Tal y como avanzábamos en el análisis de los últimos sondeos sobre intención de voto, parece que se han dado dos fenómenos en la política griega en estos comicios:

  • Por  un lado, la política ha virado a la izquierda, como pone de manifiesto el crecimiento de casi 10 puntos de Syriza, pero también en el éxito del KKE, que con 5.46% de los votos habría ganado casi un punto en relación a 2012
  • Por otro, parece haberse mitigado la fragmentación parlamentaria que se votó en 2012 para optar por una nueva concentración del voto en dos fuerzas políticas principales. La novedad es que Syriza ha desplazado al Pasok como fuerza hegemónica de la izquierda y que sí que sigue existiendo fragmentación en la tabla baja, con hasta cinco partidos por debajo del 10% de representación.

Y todo ello con una participación relativamente baja que habla, también, de cierto cansancio de la ciudadanía ante los mensajes de una campaña electoral que arrancó hace un año, con el paréntesis de los comicios para elegir a los representantes griegos al PE y en los comicios locales y regionales de mayo de 2014, en los que Syriza ya dio el primer aviso. Para conocer la dimensión del terremoto político en griego, conviene retener la evolución del apoyo a las distintas formaciones desde las elecciones generales de 2009:

CapturaDatos

Con el 92% del voto escrutado, se percibe perfectamente cómo hay dos partidos que han ganado apoyo respecto a 2012 (Syriza y KKE), con ND, AD, Anel y PASOK perdiendo apoyos y con la presencia de To Potami, que ya hizo su presentación en sociedad exitosa en las elecciones al PE, tras conseguir 376.000 votos y dos diputados a pesar de su corta existencia.

Si nos fijamos en los resultados de las regiones se percibe claramente division bipartita del país, con ND fuerte en el Peloponeso y amplias zonas de Macedonia frente al poderío de Syriza en Asia Central, Tesalia, las Islas Jónicas y del Egeo, y Creta. ND ganó en Arcadia, Laconia, Argólica, Chios, Mesenia, Evros, Drama, Serres, Kilkís, Pella, Pieria, Kastoría, Grevená y Thesprotia. El resto de unidades caen del lado de Syriza:

CapturaGrecia92

Primeros mensajes desde Atenas

Tras conocerse la victoria de Syriza, se filtró que acometería la formación de “un gobierno social de salvación” mientras que su responsable del programa económico anunció que le programa acordado pro el Gobierno de Samarás y el Eurogrupo está muerto: “Supongo que Gikas Jardúvelis -ministro de Finanzas en funciones- se limitará mañana en el Eurogrupo a discusiones de carácter técnico, pues el programa que había acordado Jardúvelis como representante de Samarás ya está muerto”, dijo Yannis Miliós.

Ante miles de simpatizantes, en la Universidad de Atenas, Alexis Tsipras asumió el mandato recibido y avisó: Grecia “deja la austeridad tras cinco años de humillación (…)  El nuevo gobierno desmentirá a todos los que ven destrucción. No habrá desastre, ni tampoco sumisión. Nuestro objetivo desde el primer día es restablecernos de las consecuencias de la crisis”. El líder de Syriza apuntó que negociará un nuevo plan de reformas con la UE, “sin déficits pero sin superávits irrealizables”, y que la “troika es un asunto del pasado”

Por su parte, el primer ministro saliente, Antonis Samarás, tras felicitar a Syriza aseguró tener la conciencia tranquila: “El resultado electoral no es satisfactorio para nosotros, pero Nueva Democracia ha conseguido mantenerse en pie a pesar de las difíciles medidas que hemos tenido que tomar”. No le falta razón. Como apuntábamos, todo el coste de la legislatura ha recaído sobre Dimar (la formación que abandonó el gobierno de coalición en junio de 2013) y el PASOK.

Tras conocerse los primeros resultados comenzaron a llegar los primeros mensajes de aviso ante la tentación de Syriza de aplicar su programa en torno al programa de ayuda a Grecia -cuya negociación quedó suspendida por el adelanto electoral-. El Bundesbank recordó que Atenas deberá necesitar ayuda financiera y que sólo la obtendrá su cumple los acuerdos pactados. Su presidente, además, incidió en las reformas estructurales que Grecia debería poner en marcha (todas ellas en materia de pensiones y derechos laborales).

Desde Reino Unido, David Cameron alertó de un periodo de incertidumbre en la economía de la Eurozona mientras que François Hollande mostró la disposición de París a mantener la cooperación “al servicio del crecimiento y la estabilidad de la zona euro”. Más claro fue Jean-Luc Mélenchon, que tendió la victoria de Syriza como “la ocasión de refundar Europa, que se ha convertido en la Europa federal de los liberales”.

Consecuencias para la UE

Nunca unas elecciones legislativas en un país del peso de Grecia fueron objeto de una atención tan desmesurada como éstas. Un millar de periodistas llegaron estos días a Atenas para seguir la cobertura de los comicios, un centenar procedentes de medios españoles. Y todo ello a pesar de que habían sido llamados a las urnas 9.8 millones ciudadanos que parecen tener sobre su espalda poder decidir sobre el rumbo de esta UE, sobre todo en relación los países periféricos.

El triunfo de Syriza puede tener consecuencias en la política europea y en la propia dinámica de países como España:

  • A nivel europeo, la victoria de Syriza podría anticipar el cambio de gobierno que pronostican las encuestas en Portugal, que celebra comicios legislativos este mes de junio, y en España, el verdadero quebradero de cabeza de la Eurozona por la dimensión y el peso en el PIB la UEM.
  • Este cambio en algunos de los países PIGS podría conllevar que Matteo Renzi consume el viraje ideológico que a veces parece abrazar (sobre todo cuando viaja a Bruselas) y que Francia decida actuar como el mirlo blanco de la socialdemocracia, sobre todo ahora que Hollande ha recuperado apoyo del electorado por su gestión de los atentados yihadistas.
  • El triunfo de Syriza, al que Podemos ha prestado una atención desmedida (también IU, con peores resultados), podría ser un motivo para un crecimiento exponencial del apoyo a la formación de Iglesias, sobre todo ante la posibilidad de un cambio real. La ventaja se traduce en aprovechar el impulso de cambio y/o esperanza, aunque se prevé que los comicios españoles se celebren en otoño de este año, un periodo de tiempo muy extenso para comprobar, sobre cabeza ajena, las consecuencias de votar en contra de los intereses de esta UE.
  • Las desventajas, sin embargo, son más importantes: Syriza existe desde hace más de una década y se ha fogueado en la política a todos los niveles; tiene en su haber una legislatura como principal partido de la oposición, un hecho que no hay que despreciar si asumimos que la ciudadanía, en general, es bastante más conservadora de lo que parece en su comportamiento electoral; y Syriza servirá para incrementar el tono bipartidista de la campaña electoral entre PP y Podemos, con consecuencias nefastas para formaciones como el PSOE o IU.

Este lunes ya se percibe el tono de esa campaña, con primeras planas tan lamentables como las de La Razón, ABC o El País, el buque insignia de Prisa que parece haber dormitado en el paraíso durante los últimos siete años de crisis económica y movilización contra las políticas de la Troika en países rescatados que, oh sorpresa, son los que muestran una disposición mayor a probar opciones alternativas:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en elecciones, Grecia, Sondeos, UE. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Grecia: Syriza se convierte en la esperanza de la periferia

  1. Pingback: Syriza recibe el voto descontento del PASOK | La última en llegar

  2. Pingback: Podemos confirma su músculo con #EsAhora31E | La última en llegar

  3. Pingback: El Gobierno de Rajoy enmarca a Grecia como enemigo exterior | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s