Syriza recibe el voto descontento del PASOK

Sin cambios respecto al recuento de votos en las elecciones legislativas griegas. Syriza, con 2.2 millones de votos (36.34% de la representación) y 149 diputados se queda a dos escaños de la mayoría absoluta en unos comicios que registró una participación del 63.87%, algo más de un punto respecto a las elecciones de junio de 2012. Con casi el 100% del voto escrutado, se confirma el éxito de la izquierda radical, que ha ganado 9.45 puntos en relación a su representación actual, convirtiéndose en el partido referente de todo el espectro del centroizquierda y extrema izquierda:

Captura100

Esta afirmación viene avalada por los datos de otras formaciones ubicadas en la izquierda ideológica. El KKE queda como quinta fuerza con 338.000 votos (5.47% de la representación) y 15 diputados, habiendo subido algo menos de un punto respecto a los anteriores comicios. Por su parte, el PASOK recibe el voto de castigo de las medidas adoptadas por el gobierno del que formó parte y se deja 7.60 puntos en relación a 2012; hoy es la séptima fuerza parlamentaria con sólo 289.000 votos (4.68% de la representación) y 13 asientos.

Amanecer Dorado se asienta como tercera fuerza, con 388.000 votos, el 6.28% de la representación, y 17 diputados. Ha perdido sólo 0.64 puntos en relación a 2012, lo que evidencia la buena salud relativa de su opción ideológica. De nuevo, su influencia podría notarse en los mensajes que asumen otras formaciones (sobre todo las ubicadas en la derecha ideológica) respecto a la economía, la inmigración o la pureza racial en un país caracterizado por ser punto de confluencia de distintas civilizaciones.

To Potami finalmente no logra superar a AD y, con casi 374.000 votos, el 6.05% de la representación, sentará a 17 diputados en el nuevo Parlamento, toda una hazaña si se tiene en cuenta su corta vida. To Potami, que se ofreció anoche como partido bisagra, se queda sin su carta más potente, de manera que habrá que seguir su labor de oposición para dictaminar a qué bloque se acerca.

Como veníamos alertando, ND logra un resultado más que razonable si tenemos en cuenta la dureza de la legislatura pasada. Apenas pierde 1.85 puntos respecto a junio de 2012 y se convierte en la principal fuerza de oposición a Syriza. Lo avalan 1.7 millones de votos y 76 diputados (ha logrado un 27.81% de la representación).

Por su parte, ANEL, el partido escindido de ND en 2012 que lidera Panos Kammenos, tampoco se esconde: Tiene un sesgo ultracionalista que se nota, por ejemplo, en sus discursos en torno a la inmigración o la presencia de la religión en la vida pública. A pesar de perder 2.76 puntos respecto a su representación anterior, sus 293.000 votos (4.75%) y 13 escaños le coloca como el socio de gobierno de Syriza.

Anoche, ya se daba por seguro el acuerdo entre ambas formaciones, que comparten un mismo discurso a favor de recuperar la soberanía nacional y contra el memorándum de entendimiento que sustenta los recortes a cambio de los 240.000 millones con los que la UE ha rescatada Grecia en dos ocasiones [él y 20 diputados de ND votaron en contra del segundo rescate al país en febrero de 2012]. Esta mañana, el acuerdo es un hecho y se prevé que Tsipras jure como primer ministro.

Así, Grecia elige potenciar el bloque antiTroika por encima del tradicional eje izquierda/derecha, una decisión que podría tener connotaciones también en otros países que miran con atención lo que ocurre en el país heleno, como España o, a otro nivel, Portugal.

Los datos en las regiones más pobladas

Aun a riesgo de repetirnos, creemos interesante fijarnos en los resultados obtenidos en las regiones más pobladas, sobre todo por las lecciones que otras formaciones podrían extraer en torno al cambio de actores del sistema político sin haber variado ni una coma de las reglas electorales.

Partimos del supuesto de que los griegos han votado en sentido clásico, optando por una menor fragmentación del parlamento a pesar de la entrada de siete formaciones políticas. Y eso permite recuperar la tesis del bipartidismo imperfecto del sistema griego (que se potencia con el bonus de 50 diputados que obtiene el partido más votado, con el fin de garantizar la estabilidad parlamentaria) aunque con actores distintos: ND sigue siendo el partido conservador de referencia pero, en la izquierda, Syriza ha desplazado al PASOK n esa consideración.

Una comparativa de las regiones más pobladas nos permite remarcar esta idea, que se complementa con que es en estas regiones en las que el KKE ha perdido más apoyo desde 2009 y en las que AD experimenta un crecimiento mayor (también en Laconia, con +10.22, o Pieira, con +7.60):

  • Ática (medio millón de votantes aunque ejercieron su derecho 346.000). Esta región tiene su importancia porque sirve de plataforma con la que Syriza está demostrando, desde los comicios locales, que existe otra forma de gobernar. En esta región, que aporta 15 diputados al Parlamento, Syriza arrasó con un 37.08% de los votos, +32.14 puntos en relación a las elecciones de 2009. El principal damnificado de este avance, como en el resto del país, fue el PASOK, que se ha dejado nada menos que 40.11 puntos hasta el 3.01%. Atica también es un entorno para favorable para AD (7.43%) y para To Potami (6.12%). ND obtuvo el 25.95% de los votos (-3.56 en relación a 2009) y el KKE se dejó 2.86 puntos en relación a esos comicios con el 5.37% de los votos.

CapturaAtica

  • Salónica (514.000 votantes, de los que ejercieron su derecho 356.000) con estos resultados: Syriza obtuvo el 34.12% de los votos (+28.35 en relación a 2012) y, de nuevo, ese crecimiento se explica por el desplome del PASOK, que se ha dejado casi 35 puntos hasta quedarse en el 4.12% de representación. ND pierde 5.46 puntos respecto a 2009 (hasta 24.84%) mientras que AD gana 6.69 puntos (registró un 7.07% de voto)

CapturaSalonica

  • Atenas B (1.4 millones de votantes, de los que votó poco más de un millón) aporta 44 escaños al Parlamento. También aquí arrasó Syriza, con un 37.08% de los votos, +29.68 puntos si nos fijamos en los resultados de 2009; este crecimiento, claro, es directamente proporcional al hundimiento del PASOK, que se dejó 36.83 puntos al obtener el 3.40% de la representación, y de la bajada del KKE (-3.91 puntos, con un 6.93% de apoyo). ND consiguió el 25.66% de los votos, apenas un punto menos que en 2009, mientras que AD ganó en esta región 5.36 puntos, hasta el 5.73% de representación.

CapturaAtenasb

  • Heraklion (252.000 votantes registrados, aunque al final ejercieron su derecho 181.000): Syriza consiguió el 47.58% de los votos, +44.14 en relación a 2009. Este dato se explica por el hundimiento del PASOK, que se deja nada menos que 56.83 puntos en seis años, hasta el 5.91% de los votos

CapturaHeraklion

En definitiva, la fuga de votos del PASOK se explica en pérdidas superiores a 40 puntos en regiones como Acaya (-48.76), Dodecaeso (-47.17 puntos), el citado Heraklion (donde casi 6 de sus votantes han decidido no darle la confianza esta vez), Rodopi (49.75%) o Thesprotia (-43.28 puntos). En Lassithi o Xanthi, ha perdido a más de la mitad de sus votantes (52%).

Parece que, con estos datos sobre la mesa, y con el fracaso de Venizelos en términos de entrar a formar parte del nuevo gobierno de Syriza, al PASOK sólo le queda un camino: la refundación.

 

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en elecciones, Grecia, Sondeos, UE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s