CIS: Optimismo económico y baja el interés por la corrupción

La entrega del barómetro de CIS correspondiente al mes de febrero confirma que la estrategia del PP, que se basa en repetir machaconamente que la recuperación es un hecho y que, aunque falta mucho por hacer, ya comienza  a notarse en la sociedad, comienza a dar sus frutos: Aumente los que consideran que lo peor de la crisis económica ha pasado y que en el futuro las cosas irán mejor.

Esta conclusión, unido a una caída en la percepción de la corrupción como un problema -a lo que ayuda sobremanera que Génova opte por el silencio a pesar de hechos como el auto del juez Ruz que sienta a la organización en el banquillo por beneficiarse a título lucrativo del caso Gürtel-, dibuja un escenario que podría beneficiar al PP en el inicio del ciclo electoral que comienza el próximo 22 de marzo.

El barómetro, a partir de 2476 entrevistas realizadas entre los días 2 y 11 de febrero, recoge que el 75.6% (-6.4 puntos respecto a hace un mes) define la situación económica como mala (41.8%) o muy mala (33.8%), con un 81.6% que considera que es igual (51.7%) o peor (29.6%) que hace un año y un  57.1% que mantiene que en un año será igual (42.7%) o peor (14.4%, con un 28% que mantiene que irá a mejor: los votantes del PP son los más optimistas al respecto (45.4% cree que todo mejorará en un año); los más pesimistas, los de IU, con un 17.5% que cree que irá a mejor.

Respecto a la situación política, el 75.9% (-8.3 puntos respecto a hace un mes) la cataloga de mala (32.4%) o muy mala (43.5%), con un 90.2% que señala que es igual (57.1%) o peor (33.1%) que hace un año y un 56.6% que señala que en un año será igual (38.5%) o peor (18.1%). Los votantes de IU son los que más optimistas se muestran respecto al futuro, con un 37.4% que cree que todo irá a mejor (frente al 20% de los votantes del PSOE que se manifiestan en estos términos).

Si nos fijamos en los problemas del país, el paro vuelve a ser el primer asunto de referencia para el 78.6%, +3.1 respecto al barómetro de hace un mes. Le siguen la corrupción y el fraude, con un 48.5%, -11.5 puntos respecto a hace un mes y -15.3 en relación al barómetro correspondiente al mes de noviembre; los problemas económicos, con un 24.9% (porcentaje similar al barómetro correspondiente a enero); los políticos y los partidos políticos, con un 20.1% (-1.7 puntos); la educación (9.5%) y la sanidad (12.1%).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde el punto de vista personal, el paro es el problema que más afecta (45.6%), seguido de los problemas económicos (25.9%), la corrupción y el fraude (13.6%), la sanidad (11.5%) y la educación (9.5%).

Por recuerdo de voto, el paro es el problema que más preocupa a los votantes de las cuatro fuerzas principales de implantación estatal, con porcentajes superiores a la media: ocurre en el caso de los votantes del PSOE (84.3%), de IU (80.7%), del PP (81%)  y de UPyD (79.7%, que son los que más se acercan a la media en cuanto a preocupación). En relación a la corrupción y el fraude, los votantes de UPyD son los que superan más la media (56.2%), seguidos  de los de IU (55.6%) y PSOE (51.6%). Los del PP son los que más se acercan a la media (49.4%). Algo parecido ocurre cuando se pregunta por los políticos: los votantes de UPyD superan en casi 20 puntos la media (20.1% frente al 39.1%). Los electores del PSOE son lo que más preocupación registran por la sanidad (14.7% frente al 11.5% de media) y los de IU son los que más preocupados por la educación (12.9% frente al 9.6%).

En cuanto al modelo de Estado, el 34.8% sigue prefiriendo un Estado autonómico como el actual, con un 28% que apuesta por la recentralización, con un 16.6% que optaría por el Estado unitario y un 11.4% que apuesta por un Estado autonómico en el que las CCAA tengan menos competencias que en la actualidad. El 21.8% apuesta por descentralizar, con un 13.2% que reclama CCAA con mayores competencias y al 8.6% que apuesta por que las CCAA puedan declararse Estados independientes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por recuerdo de voto, el Estado unitario tiene mayor predicamento entre los votantes del PP (29.7%, +13.1 puntos respecto a la media) y los de UPyD (20.3%), así como entre los mayores de 35 años. Lo mismo ocurre con el Estado autonómico con menos competencias: es apoyado por el 19% de votantes del PP y 25% de los de UPyD, +13.6 puntos respecto a la media y en la franja de edad de 25-44 años. Los votantes socialistas, y las mujeres (35.8%), muestran una preferencia clara por el modelo de Estado actual (46.2%) y los de IU se decantan por aumentar el Estado federal (24.6%) o por la opción de la independencia (10.5%). Por edad, los menores de 55 años tampoco ven con malos ojos aumentar la descentralización.

En términos ideológicos, los ciudadanos se posicionan en el 4.43 de media en el eje izquierda (0) o derecha (10). Por partidos, los del PP se ubican en el 6.40; los de UPYD en el 4.65 (es decir, los más próximos a la media), los del PSOE en el 3.61 y los de IU en el 2.76:

cis5

En este barómetro se pulsa el nivel de felicidad del electorado y, a pesar de los pesares, con un 46.7% de parados que ve poco o nada probable encontrar trabajo próximamente , el grado de felicidad general alcanza un 7.56 de media (10 es la máxima felicidad).

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Sondeos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s