22M: Susana Díaz cumple con su objetivo y hunde al PP

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, anunció el adelanto de las elecciones autonómicas un año con un argumento: No gozaba de la estabilidad parlamentaria para afrontar el resto de la legislatura con garantías. Este domingo, Díaz obtuvo en las urnas la respuesta de la sociedad andaluza, que volvió a situar al PSOE como la primera fuerza parlamentaria con un resultado idéntico, con matices, al de 2012.

Sin embargo, el paisaje tras la batalla es clarificador: El PP se hundió con el peor resultado en 25 años [en las de 1990 consiguió el 22.27% de los votos y 26 diputados]; IU perdió más de la mitad de los diputados obtenidos en las últimas elecciones autonómicas; Podemos irrumpe en el Parlamento andaluz, pero con una fuerza menor a la esperada en CCAA como Madrid o Cataluña; y C’s dio la sorpresa con una campaña centrada en Albert Rivera.

Con un 63,94% de participación, -3.16 puntos respecto a las últimas elecciones autonómicas, el PSOE mantuvo el apoyo recibido con 1.409.042 votos, el 35.43% del censo, casi 120.000 votos menos que en 2012 (-4.13 puntos) que, sin embargo, se tradujo en el mismo número de escaños: 47 asientos [a 8 de la mayoría absoluta]. Se confirma que el tema estrella de la legislatura para buena parte de los medios, la corrupción,  no hace toda la mella deseada en las aspiraciones del PSOE, que se confirma como el partido más conectado con la sociedad andaluza tras 33 años de poder ininterrumpido:

CapturaAndalucíaElecciones

Díaz consigue su objetivo y asienta al PSOE en su feudo, a 8.67 puntos de su inmediato competidor, el PP, que se hunde en el 26.76% y 33 escaños (-17 respecto a 2012). Con 1.064.168 votos, ha perdido medio millón de votos en estos tres años de legislatura y, sobre todo, vuelve a alejarse de la posibilidad de conectar con el electorado en una CCAA que tradicionalmente le es adversa. Los resultados obtenidos este domingo le sitúan en niveles de los años ’80 y comienzos de los ’90, con una implantación inferior al 25% en Andalucía.

El adelanto electoral de Andalucía pilló a Podemos en mitad de un proceso de construcción organizativa. Eso explica por qué Teresa Rodríguez encabezó la lista a pesar de las diferencias que la corriente de la que forma parte mantiene con la dirección que lidera Pablo Iglesias. A pesar de todo, Podemos obtuvo 590.011 votos, un 14.86% de la representación que se traduce en 15 diputados, un resultado magnífico a pesar de las caras largas con las que los líderes de la formación recibieron la noticia durante la noche del domingo.

Otra de las sorpresas que recogían las últimas encuestas lo protagoniza C’s, que irrumpe también en el Parlamento andaluz con 368.988 votos, el 9.28% de la representación, y 9 diputados, tras una campaña protagonizada por Albert Rivera en detrimento de un desconocido Juan Marín. La situación es tan extraña que durante su primera intervención Marín apareció al lado de Albert Rivera, que incluso tomó la palabra para valorar un resultado histórico que, a su juicio, indica que la pulsión de cambio comienza en Andalucía y concluirá en las elecciones generales de finales de año.

Por su parte, IU cumplió con las expectativas recogidas en los sondeos sobre intención de voto y se hizo con 273.927 votos, el 6.89% de la representación, que se traduce en 5 escaños. Tras tres años de legislatura como socio de gobierno de Susana Díaz, la formación que lidera Alberto Garzón pierde casi 165.000 votos y más de la mitad de la representación conseguida en 2012 (-7 diputados), en lo que constituye una señal clara de lo que puede ocurrir en las próximas citas electorales.

Por último, citamos el caso de VOX. A pesar del planteamiento de su campaña electoral, completamente enloquecida, la formación escindida del PP sólo consiguió 18.017 votos, el 0.45% de la representación en la Asamblea, por lo que las expectativas del partido por convertirse en la contrarréplica del PP se van esfumando a la espera de lo que pueda ocurrir en las autonómicas del próximo 24 de mayo. Queda claro, eso sí, que parece que Vox no tiene capacidad para alterar los nervios de Génova.

Si miramos los datos por provincia, comprobamos cómo el PP sólo ha conseguido ganar en Almería, aunque con un desgaste importante. Si tenemos en cuenta que en cuestión de meses se dirimirá en las urnas el poder municipal también en Andalucía, Génova haría bien en tomar nota de este resultado que relega al PP a ocupar una posición irrelevante a pesar de haber quedado como segunda fuerza política:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • En Huelva, la participación fue del 61.06%  (+1.01 respecto a 2012). El PSOE obtuvo el 40.96% de los votos (+2.43 puntos) y pasó de 5 a 6 diputados; el PP pasó del 38.63% al 26.45% (-12.18 puntos) y de 5 a 3 asientos; Podemos consiguió el 13,14% y un diputado; C’s se quedó en el 7.24% y otro diputado; e IU, con el 6.25% de los votos se quedó sin el diputado que obtuvo en las anteriores elecciones (con un 10.89% de los votos).
  • Sevilla: la participación fue del 67.22% (+3.22 puntos) y se confirmó como un granero de votos de Podemos, que con el 16.58% de los votos obtuvo 3 diputados. El PSOE ganó con el 38.09% de los votos (-5.04 puntos) y pasó de 9 a 8 diputados. El PP pasó del 35.29% al 22% (-13.29 puntos) y de 7 a 4 asientos. C’s consiguió dos diputados en esta provincia (9.14%) e IU cayó del 12.17% al 7.02% y de 2 a 1 diputados.
  • Cádiz: con una participación del 59.10% (+5.88) es una de las provincias donde más electores acudieron a las urnas para refrendar al PSOE como la fuerza más votada (31.64%, aunque pierde 3.94 respecto a 2012), que se queda con seis diputados. El PP se desploma en esta provincia y pasa del 40.47% al 24.02% (-16.45 puntos) y de 7 a 4 asientos. Podemos también logra por esta provincia 3 diputados (18.86% de los votos) mientras que C’s se conforma con el 10.42% y un escaño ( a pesar de que Juan Marín es de esta provincia). IU pasa del 12.68% a 6.69% y se deja uno de los dos escaños obtenidos en 2012.
  • Córdoba: la participación fue del 67.15% (-0.65 puntos). El PSOE obtuvo el 35.97% de los votos y mantiene los 5 diputados que ya tenía a pesar de perder 3.93 puntos. El PP pasa del 39.69% al 27.33% (-12.36 puntos) y un escaño. Podemos logra el 12.58% de la representación, C’s el 7.68% e IU el 10.01%. Los tres logran un escaño cada uno (IU pierde uno de los dos que obtuvo en 2012).
  • Málaga: La participación ascendió al 61.08% (+4.75 respecto a 2012), con el PSOE en el 30.11% de la representación y seis diputados (pierde uno respecto a las anteriores elecciones). El PP pasa del 43.70% al 28.34% (-15.36 puntos) y pasa de 8 diputados a 5. Podemos también logra 3 diputados en esta provincia (con el 15.08% de los votos) y C’s 2 )(11.78%). IU pasa del 12.18% al 7.37% y pierde uno de los dos diputados que consiguió en 2012.
  • Jaén: la participación fue casi idéntica a la de las anteriores elecciones: 69.30% frente al 69.56%. El PSOE se vuelve a confirmar como la primera fuerza, con un 42.61% de los votos (-1.9 puntos) y aumenta un diputado los 5 de 2012. El PP pasa del 41.08% al 29.08%, -12 puntos que se traduce en una pérdida de un diputado. Podemos obtiene el 11.04% de los votos y un escaño.
  • Granada: La participación fue del 64.97% (+2.53 puntos), con el PSOE en el 34.63% de los votos (-4.88 puntos), y con 5 de los 6 diputados que obtuvo en las anteriores elecciones. El PP pasa del 43.46% al 30.02% (-13 puntos) y se deja dos asientos. Podemos, con el 13.90%, logra dos escaños mientras que C’s consigue otro (9.56%) e IU mantiene el suyo (con 6.09% de los votos, -3.88 puntos).
  • Almería: el PP logra ganar en esta provincia aunque con un fuerte desgaste: con el 36.99% de los votos, pierde 14.24 puntos y 2 diputados. El PSOE también pierde un escaño y 2.53 puntos respecto a 2012 (de 35.37% al 32.84%). Podemos logra un diputado (con 10.92% de los votos) y C’s otro (9.38%). IU, con el 4.18% de los votos, no logra representación.

Es decir, se confirma la tendencia que ya veníamos apuntando en los análisis de los sondeos sobre intención de voto: Podemos y C’s avanzan posiciones en las provincias más pobladas y con una mentalidad más urbanita, lo que explica también cierta sobrerrepresentación en las encuestas sobre intención de voto.

Aunque esta vez han dado resultados más ajustados a lo que finalmente arrojaron las urnas, vemos que ha habido cierta tendencia a inflar las expectativas de Podemos y de C’s, en buena medida en detrimento del PSOE. Ninguna encuesta le situaba en los 47 diputados obtenidos, lo que evidencia, de forma indirecta, que el apoyo rural a los socialistas sigue firme.

Recuperemos la tabla que publicamos hace unos días con la recopilación de los últimos sondeos hechos público y señalamos los porcentajes que se han quedado más cerca del resultado final:

CapturaAndalucia2

Así, las urnas hablaron este domingo y dieron algunas pistas de lo que podría ocurrir en el futuro:

  • El PSOE ha logrado mantener su feudo y recupera su papel de partido hegemónico (perdido en 2012). La distancia respecto al PP es abultada pero nada que ver con Podemos, al que saca 20.5 puntos. Susana Díaz, que buscaba refrendar al PSOE como el partido de referencia de la izquierda, gana el pulso y deja a Podemos como un partido con proyección pero, en ningún caso, como el alter ego del PP.
  • Así, aunque el PSOE pierde apoyo en todas las provincias, logra mantener la misma representación que en 2012, lo que, en este caso, es un éxito sin paliativos. A tener en cuenta que las mayores pérdidas de poder se producen en Sevilla y Málaga, donde se deja más de 5 puntos.
  • Sin embargo, este resultado queda eclipsado por el desastre ‘popular’, que se deja 13.91 puntos pero que se desploma en Cádiz (más de 16 puntos), Málaga (-15) o Almería (-14), la única provincia donde aún gana.
  • Entre las razones del desplome del PP figuran: la debilidad de un candidato impuesto por Mariano Rajoy, que se volcó tanto en las elecciones autonómicas andaluzas (con su participación en cinco mítines durante la campaña) que, por coherencia, debería asumir este fracaso como propio. Ya apuntamos durante estos días la tormenta que se cernía sobre Juan Manuel Moreno, que planteó una campaña con el objetivo de minimizar las pérdidas que aventuraban los sondeos ante la posibilidad de que los andaluces votaran en dos claves, ambas negativas para sus intereses: bien en clave nacional, con un castigo a las políticas y la forma de gobernar impuestas por el PP; bien en clave andaluza, en la que se evidenciaba su falta de conocimiento de una CCAA que tanto Susana Díaz como Antonio Maíllo se conocen a la perfección.
  • Así, uno de los grandes damnificados de la noche electoral, junto a Juan Manuel Moreno, es IU, y eso a pesar de la campaña más que razonable que ha hecho Maíllo. Si C’s se ha llevado por delante las aspiraciones de UPyD, Podemos ha minado todas las opciones de IU en una de las CCAA en las que la formación aún mantiene cierta fortaleza. No queremos anticipar lo que pueden ser las elecciones autonómicas en Madrid, Aragón o Extremadura, donde se podrían hacer pagar ciertas facturas.
  • A pesar del tono apesadumbrado de los líderes de Podemos durante la noche electoral, que forma ya parte de la marca de la casa [recordemos las primeras palabras de Pablo Iglesias tras las elecciones al PE en las que se consumó que la izquierda tenía otra opción política en crecimiento], el resultado de Podemos es espectacular, y más si tenemos en cuenta que la formación tiene apenas un año de vida.
  • La formación que en Andalucía lidera Teresa Rodríguez afronta todos los comicios en clave ganadora, y con este resultado Susana Díaz puede conseguir el objetivo de gobernar en solitario con apoyos puntuales de las distintas formaciones con representación parlamentaria. Es, por lo tanto, un fracaso si leemos la estrategia de Podemos desde un punto maximalista. Si nos quedamos en el espacio de la realidad, es un resultado magnífico en la CCAA en la que Podemos estaba más débil [por las prisas para el adelanto electoral, por la propia formación del partido en Andalucía y por sus relaciones con la dirección nacional].
  • C’s, que ni siquiera aparecía en los sondeos hace unos meses, consigue un resultado que duplica el que le otorgaba la Egopa en enero. Y todo ello ocurre a pesar de que sus candidatos con unos desconocidos para la mayoría de la población.
  • Si el PSOE tiene un competidor directo en Podemos (que ha hecho implosionar también la alternativa de IU), el PP ha descubierto un claro competidor en C’s, como evidencia que en dos de las provincias donde el PP cae con más fuerza (Sevilla o Málaga) la formación de Marín logra mejores resultados.

Ya avisamos hace unos días que Andalucía tiene unas características propias que dificulta la proyección nacional de estos resultados. Sí es posible aventurar pistas en torno a los grandes partidos:

  • Rajoy ha recibido un aviso alto y claro en las urnas, aviso que hacemos suyo puesto que Moreno ha sido su apuesta personal. En Génova debería haber un análisis pronunciado  de lo que ocurrido este domingo, que puede ser la antesala de una pérdida de poder global el próximo 24 de mayo. Suponemos que muchos barones estarán poniendo sus barbas a remojar en estos momentos.
  • Susana Díaz ha logrado un éxito y un buen resultado que vender. Tras la travesía en el desierto que atraviesa el PSOE desde mayo de 2011, Andalucía se confirma como su granero de votos, algo que apuntala el poder del socialismo andaluz en clave nacional. Sin embargo, Díaz no ha arrasado (ha perdido 120.000 votos respecto a 2012), lo que podría permitir a Pedro Sánchez respirar un poco ante la posibilidad de que Díaz dé el salto a la política nacional, algo que parecía seguro durante la campaña electoral con las interpelaciones directas a Mariano Rajoy. La decisión final seguramente dependerá de los resultados del PSOE en mayo, sobre todo en las apuestas personales de Pedro Sánchez, especialmente en Madrid.
  • Podemos y C’s han  dejado de ser una expectativa para convertirse en una realidad posible. Si en Andalucía han logrado estos resultados, conviene prestar atención a territorios en los que ya en las europeas se mostraron fuertes (Madrid, Comunidad Valenciana, Asturias). Si cumplen con su palabra y no se prestan a una política de pactos que desvirtúe sus escasas señas de identidad, es posible que puedan llegar a mayo inmaculados y con pocos rasguños a las generales.
  • El ciclo electoral se antoja un infierno para dos formaciones: IU (que pasa de ser la fuerza bisagra en un escenario de fuerte desgate del PSOE a ser irrelevante) y el PP, que puede perder buena parte del poder atesorado desde mayo de 2011 por su incapacidad para vender su proyecto de país y para responder a las demandas ciudadanas en torno a la regeneración democrática.

Andalucía constituye así el primer aviso para todos.

CODA. Uno de los argumentos más repetidos para valorar los resultados electorales en Andalucía tiene que ver con el escaso castigo de la corrupción que salpica al PSOE en las urnas. Aunque esta tesis puede tener cierto éxito en términos de escaños, sobre todo si comparamos los resultados actuales con los de 2012, los datos arrojan otra realidad.

El PSOE ha perdido 851.503 votos respeto a los comicios de 2004, cuando los socialistas consiguieron 2.260.545 votos (61 escaños); respecto a las elecciones de 2008, el PSOE se ha dejado 770.000 votos (logró 2.178.296 votos y 56 diputados) y 120.000 en comparación al resultado de 2012. Como solemos decir en este blog, la corrupción se paga en las urnas poco a poco, como bien puede atestiguar el PP valenciano o madrileño.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Andalucía, C's, elecciones, IU, Podemos, PP, PSOE, UPyD. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a 22M: Susana Díaz cumple con su objetivo y hunde al PP

  1. Pingback: 22M: El PP elude la autocrítica de los resultados andaluces | La última en llegar

  2. Pingback: Simple Lógica: Cinco puntos de diferencia entre cuatro partidos | La última en llegar

  3. Pingback: La semana de pasión del PP | La última en llegar

  4. Pingback: UPyD, a punto de la inmolación | La última en llegar

  5. Pingback: Sigma Dos: La fragmentación se extiende también a los Ayuntamientos | La última en llegar

  6. Pingback: 24M: Giro a la izquierda, con la marca Podemos como sustituto del PSOE en las grandes ciudades (I) | La última en llegar

  7. Pingback: EGOPA: El PSOE ganaría las elecciones con Podemos a 2.7 puntos del PP | La última en llegar

  8. Pingback: 20D: PP y PSOE pierden 5,3 millones de votos | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s