22M: El PP elude la autocrítica de los resultados andaluces

Las elecciones autonómicas andaluzas confirmaron la debacle del PP, que ha perdido más de medio millón de votos en tres años, un resultado que lleva a los ‘populares’ a los niveles de 1986 y 1990 en el bastión del poder del PSOE.

La expresión de Juan Manuel Moreno, presidente del PP-A y candidato a la Junta por designio de Mariano Rajoy, el domingo por la noche lo decía todo: Las cosas habían salido peor de lo esperado y el PP se había dejado caso 14 puntos y 17 escaños respecto al histórico resultado obtenido en 2012 -resultado que no le permitió gobernar la Junta-. En un partido normal, una confirmación tan desastrosa en las urnas implicaría ruido interno y /o un pronunciamiento público inmediato por parte de los líderes implicados.

Nada de esto se ha producido. Lo normal, ante una debacle de esta magnitud, es presentar públicamente algún tipo de gesto que permita marcar una línea roja con el inicio de un proyecto de oposición con posibilidades de convertirse en un proyecto ganador en la próxima cita en las urnas. El gesto más común es la dimisión de la cara visible del proyecto fracasado.

La expresión de Moreno durante la valoración del resultado, el domingo por la noche, parecía indicar que iba a poner su cargo a disposición del partido, y eso a pesar de que la responsabilidad de lo ocurrido debería recaer en Mariano Rajoy, cuyas políticas fueron castigadas en las urnas -como en mayo de 2011 se dirimió el castigo a la gestión económica de José Luis Rodríguez Zapatero-.

Sin embargo, el lunes escuchamos la intervención de Moreno, que manifestó su intención de seguir al frente del PP andaluz para realizar una oposición al PSOE, una posición oficial tras escuchar tres discursos distintos, no necesariamente contradictorios:

  • Por un lado, el de los que consideran que el problema del PP pivota sobre la política de comunicación, es decir, que el castigo en las urnas se produce porque Génova comunica muy mal que lo que está haciendo es en beneficio de la sociedad, una tesis que defendió la singular Alicia Sánchez-Camacho, que lidera a un PP que camina hacia la irrrelevancia en Cataluña.
  • Por otro lado, el de los que no ocultan su decepción ante un resultado peor de lo esperado, un argumento que defendieron, por ejemplo, Jesús Posada y José Manuel García Margallo, que instaron al partido a analizar este desastre electoral.
  • Por último, nos encontramos con la actitud de quienes no quieren ver la realidad y, al tiempo que eluden tomar decisiones internas, lanzan balones fuera a propósito de que una pérdida de este tipo no es tan mal resultado dadas las circunstancias [en un contexto, recordemos, de plena recuperación económica según la propaganda gubernamental].

Así, poco a poco comprobamos cómo se comenzó a construir la estrategia de respuesta ante el desastre electoral en Andalucía, unos resultados que no presagian nada bueno en los comicios de mayo, tanto en esta CCAA como en el resto del país. Rajoy reunió a su comité Ejecutivo para valorar los resultados, una reunión a la que faltaron once barones territoriales y en la que Rajoy confirmó el liderazgo (es un decir) de Moreno, del que dijo que había hecho una buena campaña y que el resultado obtenido entraba dentro delo previsible.

Se comenzó a poner en circulación un argumentario que ya comenzó a difundir Pablo Casado, figura emergente del PP futuro, durante la noche electoral: que el PP había obtenido en Andalucía mejor resultado que en las elecciones al PE del pasado mes de mayo, datos que hay que precisar:

  • El PP obtuvo en las elecciones al PE 691.155 votos, el 25.89% de los votos, un apoyo que le permitió seguir siendo la primera fuerza a pesar del enorme desgaste respecto a los comicios de 1999.
  • Este domingo, los ‘populares’ obtuvieron 1.064.168 votos, el 26.76% de los votos, +0.87 puntos respecto a las europeas

Sin embargo, hay que destacar dos matices de enorme importancia:

  • En mayo de 2014 fue a votar el 43.10% del censo en Andalucía, es decir, casi 20 puntos que el 63.94% que acudió a las urnas para elegir al próximo Parlamento andaluz.
  • Entonces, el mayor enemigo del PP, dada la irrelevancia real de Vox como opción alternativa, era la abstención. Una parte de sus votantes, molesto por la gestión de la crisis económica pero también por los casos de corrupción que, de una manera u otra, salpica a las direcciones del PP desde hace 20 años, decidió quedarse en casa, de manera que la lectura que Génova hizo es que con un giro programático esa masa de votantes volvería al redil. Medio año después, el aviso de C’s en Cataluña, con una parte importante de su crecimiento basado en los ex votante del PP, se extendía a nivel nacional, con la primera confirmación.

Como apuntábamos en el post de análisis de los resultados electorales, C’s crece donde mayor ha sido el castigo al PP, sobre todo en Málaga, Sevilla y Cádiz (en la ciudad, por cierto, Podemos fue la fuerza más votada, lo que no augura nada bueno para los intereses de Teófila Martínez). Por lo tanto, y a falta de la publicación del barómetro postelectoral del CIS, no resulta aventurado afirmar que al PP le ha salido un competidor serio por el centro, un partido que no presenta lastre con el pasado y que, a pesar de estar formado por desconocidos para el votante medio, ha sido capaz de obtener 368.000 votos y 9 escaños.

La estrategia del PP, a falta de una rebelión interna oficial que obligue a Mariano Rajoy a adoptar alguna decisión en la línea de lo que este lunes se filtró que había defendido Esperanza Aguirre, es una buena noticia para casi todos. Al negarse a afrontar la realidad, el partido que sustenta al Gobierno parte de diagnósticos equivocados, enfrentándose a una estrategia muy difícil de aplicar en el próximo asalto electoral, el próximo 24 de mayo:

  • Génova insiste en la idea de que el desgaste en las urnas es fruto de la aplicación de las medidas económicas aplicadas en la legislatura. A pesar de la evidencia de que las tesis económicas por sí solas no bastan para ganar unas elecciones, el PP insiste en esta idea, confiado en que al final la ciudadanía reconocerá sus méritos. Más le valdría consultar a IU, formación a la que su sentido de Estado en Andalucía le ha sido devuelta con la pérdida de siete diputados.
  • El PP prioriza la marca del partido por encima de los liderazgos, obviando que la marca PP está achicharrada por la gestión de sus problemas de corrupción. Su estrategia abunda en esta tesis, a pesar de que Rajoy es un peso muerto para las aspiraciones del partido, igual que buena parte de su gente de confianza (y Moreno puede dar buena cuenta).

El PP afronta las próximas elecciones mal dirigidos. Andalucía ha sido un aviso del camino tortuoso que les espera a buena parte de los barones territoriales, que pueden enfrentarse a la paradoja de ser el partido más votado pero no poder llegar a un acuerdo de gobierno con ninguna formación gracias a actitudes como las que han abundado en la campaña electoral andaluza.

Sea como sea, la partida ha comenzado.

CODA. Ante la posibilidad de que otros partidos también asuman el discurso del PP, he aquí una comparativa entre los votos y porcentajes que obtuvieron las principales formaciones en los comicios al PE y para elegir al nuevo Parlamento andaluz:

CapturaAndalucia

Si con estos datos en mente, los portavoces del PP siguen defendiendo una recuperación en sus expectativas de voto y que C’s no se nutre por completo de su caladero de votos, o bien tratan a los ciudadanos como imbéciles o bien deberían cambiar de analistas de comportamiento electoral.

 

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Andalucía, C's, elecciones, PP, Rajoy. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 22M: El PP elude la autocrítica de los resultados andaluces

  1. Pingback: La investidura de Susana Díaz como síntoma de país | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s