Simple Lógica: Cuatro partidos a medio punto de distancia

Barómetro en abierto del Índice de Opinión Pública de Simple Lógica, que profundiza el empate a cuatro que aventuran los sondeos de My Word y de Metroscopia. La diferencia entre el partido más votado, el PP y Podemos, y el que menos, C’s, se reduce a medio punto. Las cuatro formaciones más votadas representarían más del 85% del electorado, con un matiz importante: El 45% de los votantes aún no tienen decidido el sentido de su voto (23.3%) y optan por la abstención y el voto nulo (21.6%), con lo que este empate a cuatro podía desahacerse según se acerque la fecha de las elecciones generales.

CapturaSimpleLogicaabrilDe acuerdo a la estimación de Simple Lógica, a partir de 1059 entrevistas realizadas entre los días 1 y 13 de abril, PP y Podemos estarían empatados en inteción de voto, con un 21.3%, un porcentaje que presenta distintas connotaciones para cada formación.

En el caso de Podemos, hablamos de que alcanzaría más del 20% del electorado en su primera participación en unas elecciones generales, unos datos que hay que ver en perspectiva y, sobre todo, una vez descontado el descenso brusco en sus expectativas de voto que sufrió respecto al barómetro de enero y que ya descontamos hace un mes.

Respecto al PP, hablamos de una caída de 23.3 puntos en intención de voto, aunque ha subido 0.3 puntos respecto al barómetro del mes de marzo.

El PSOE obtendría el 21.1% de los votos, -7.6 puntos respecto a su representación actual, con un incremento de 2.4 puntos respecto a hace un mes. Por su parte, C’s se consolida con el 20.8% de los sufragios, con una subida de casi 3 puntos respecto a marzo que sólo puede explicarse por un mayor conocimiento de su existencia entre un electorado que parece dispuesto a ajustar cuentas con los partidos centrales del sistema político español.

IU se quedaría en el 4.1% de los votos y UPyD, una vez amortizada la crisis interna hecha pública durante la Semana Santa, apenas supera el 1% de intención de voto.

En voto decidido, los partidos con más electores movilizados con el PSOE y Podemos, que empatan en porcentaje. Le siguen C’s, con el 11,7% (un porcentaje que ya estimamos que aumentarán en los próximos barómetros, a la espera de lo que el partido decida en Andalucía), y el PP, con el 10.4%, un porcentaje de apoyo explícito muy bajo.

En un sistema tan presidencialista en la práctica como el español, la valoración de los líderes de los distintos partidos políticos explica muy bien la expectativa de voto de cada formación. Así, Mariano Rajoy es el político con mayor nivel de rechazo: un 74.8% desaprueba su gestión, de manera que sólo 2 de cada 10 españoles aprueba. Le sigue Rosa Díez, con un nivel de desaprobación del 70.2% (17.2% aprueba su liderazgo); y Pablo Iglesias (con un 60.5% de desaprobación frente al 26.5% que sí respalda su gestión). Pedro Sánchez logra la aprobación de casi 3 de cada 10 españoles mientras que Garzón obtiene el 24.1%. El político con mejor nivel de aprobación es el chico de moda, Albert Rivera, con un respaldo de4 de cada 10 españoles.

CapturaSimpleLogicaabril2

Si nos fijamos en la opinión de que estos liderazgos tiene cada partido, encontramos también pistas sobre las transferencias de voto entre las formaciones. Así, el presidente del Gobierno recibe la aprobación del 53.8% de sus votantes, aunque 4 de cada 10 le suspende. En el caso del PSOE, le aprueba el 47%de los votantes del PSOE, con un 44% que no está de acuerdo en esta tesis. Pablo Iglesias recibe un respaldo de casi el 60% de los votantes de IU (y el rechazo del 81.3% de los electores del PP y del 71% de los de UPyD):

CapturaSimpleLogicaabril3

Garzón recibe el apoyo de casi 7 de cada 10 votantes de IU y, atentos, el 35.9% de los votantes del PSOE (apenas 11 puntos menos que el porcentaje que obtiene el secretario general de los socialistas). En el caso de Rosa Díez, más de la mitad de su electorado desaprueba su gestión; el 71.1% de sus votantes, por cierto, respalda la actuación de Albert Rivera, que también recibe el respaldo del 56% de los votantes del PP (un porcentaje casi idéntico, por cierto, al que otorgan al presidente del Gobierno y de su partido).

Con los datos sobre la mesa, podemos extraer dos conclusiones de las que hemos hablado en otras entradas de este blog:

  • El sistema político español habría saltado los aires sin necesidad de tocar la LOREG, con una situación inédita a cuatro partidos que ni siquiera se dio en la Italia de los años 80 y, sobre todo, 90. Hablamos de la fragmentación de un electorado que, en el cómputo total, sigue cumpliendo con uno de los rasgos del sistema político español: un bipartidismo imperfecto en el que las dos fuerzas principales aglutinaban a porcentajes situados entre el 70-85%. En esta ocasión vemos que el bipartidismo se ha transformado en una disputa a cuatro con el mismo porcentaje de voto estimado
  • Si la distancia entre las formaciones se reduce a medio punto, ya nos podemos preparar para las negociaciones para conformar gobierno. La experiencia andaluza, donde la investidura de Susana Díaz pende de un hilo a la espera del acuerdo del PSOE-A (con el 35% del voto) con Podemos y/o C’s nos va a parecer un juego de niños en comparación con lo que vamos a leer y escuchar.
Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en C's, IU, Podemos, PP, PSOE, Sondeos, UPyD. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Simple Lógica: Cuatro partidos a medio punto de distancia

  1. Pingback: C’s: Errores no provocados de Rivera por sobreexposición | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s