My Word: El peor resultado para el PP desde 1987 en la Comunidad Valenciana

Otra encuesta, y van cuatro, refleja que PP perderá el poder en uno de sus nichos electorales, la Comunidad Valenciana, donde gobierna ininterrumpidamente desde 1995 con mayorías absolutas que explicaban, al mismo tiempo, la prevalencia de las siglas ‘populares’ en el resto del país.

En esta ocasión, el PP tendrá muy difícil conservar el poder de la Generalitat, incluso en el caso de que llegue a un pacto con C’s, el único partido de los nuevos emergentes con posibilidades de apuntalar el poder territorial del PP, que se aventura menguante tras una legislatura durísima caracterizada por una desconexión con la ciudadanía.  Si añadimos la tormenta perfecta en la que parece haber entrado desde las elecciones autonómicas andaluzas, sólo queda descontar los días que quedan hasta el 24 de mayo y comprobar si los sondeos recogieron bien las tendencias electorales.

Comunidad Valenciana: El  centroderecha llamado a entenderse

Este escenario es el que recoge el sondeo de My Word para la Cadena SER publicado hace unos días con la estimación de voto en esta CCAA. Según los datos relativos a la Comunidad Valenciana, a partir de 1218 entrevistas realizadas entre los dísa 16 y 21 de abril, el PP ganaría las elecciones con el 26.5% de los votos, -23 puntos en relación a 2011, que se traducirían en 28-31 escaños (hasta 27 menos de los que tiene en la actualidad).

Este apoyo nos retrotrae a las autonómicas de 1987, en las que el PP obtuvo una representación del 24 (frente al 41.7% del PSPV), un dato que ya indica el nivel de desplome del bipartidismo valenciano. Según el sondeo de My Word, el PSPV será segunda fuerza con el 19.7% de los votos (-8.3 puntos) y 22-26 diputados.

CapturaMywordCV

C’s será la tercera fuerza en Les Corts, con el 18.1% de los apoyos y 17-19 escaños, mientras que Podemos obtendría el 13.8% y 13-15 diputados. Por su parte, EUPV perdería 0.7 puntos en relación a 2011 y podría repetir en número de diputados,un resultado más que aceptable si se tienen en cuenta los problemas de la coalición en otros territorios. UPyD volvería a quedar fuera del parlamentao con un 1% de intención de voto, -1.5 puntos respecto a las últimas elecciones autonómicas.

Compromís, que antes de la irrupción de los nuevos partidos estaba llamado a ser el recambio natural del bipartidismo en esta CCAA, aguanta el tirón y pasa del 7.2% de la representación en 2011 a un 10.8% que se traducirán en 8-11 diputados (casi el doble de los que tiene en la actualidad en la horquilla máxima). Es importante tener en cuenta que Compromís ha vuelto a las portadas de los medios por la denuncia de gastos por parte de Rita Barberá en el consistorio valenciano, una noticia que podría tener como objetivo recordar quién es Compromís y su papel al denunciar la corrupción en la Comuindad Valenciana.

Existen dos variables que hay que tener en cuenta para la cocina: el voto directo y la simpatía. En otros momentos, también era importante el voto recuerdo, una variable que en esta ocasión dejamos a un lado debido a que dos de los cuatro partidos más votados no tienen historia electoral -Podemos dio la campanada en unas elecciones europeas, donde la ciudadanía vota de forma distinta a otros procesos, y C’s tiene apenas unos meses de vida como partido de implantación estatal-.

Si observamos el voto directo, el primer dato que llama la atención es que el 39% no declara sus preferencias electorales. El 2% opta por el voto en blanbo; el 1% por el voto  nulo; el 5.4% por la abstención; el 23.1% se muestra indeciso; y el 7.5% prefiere no decirlo. Entrelos que sí lo hacen, el 15.1% cita a C’s, el 12.8% a Compromís y el 12.5% a Podemos. El PP tiene movilizado al 8.8% de los electores mientras que el PSPV sólo convence al 6.9% de los electores. Así, vemos que el PP sólo amarra el 32.9% de sus votantes, un porcentaje similar al de los socialistas (32.5%). 6 de cada 10 votantes de Compromís aseguran que volverán a repetir el sentido de su voto mientras que a Podemos le llegan votos desde las filas del PSPV (22.7%) y de las suyas (49.2%). C’s recibe el 25.7% de los votos del PP.

CapturaMywordCV3

Si nos centramos en la simpatía, vemos que hay algunos cambios: C’s es la formación que mayor simpatía genera (20%), seguido de Podemos (16%) y Compromís (13.2%). Es difícil no asumir que la ciudadanía opta, en este momento, por partidos sin una historia detrás. El PP genera simpatía para el 12.8% del electorado (45.4% de votantes del PP) y el PSPV al 12.5% (51% de votantes socialistas). EUPV recibe un 4.5% y UPyD un 2.4%. Como en las transferencias de voto, vemos queCompromís recibe la simpatía del 54.4% de votantes del PSPV (es decir, mayor porcentaje que lo que sienten por sus siglas) y 15.6% desde Podemos. EN el caso de Podemos, recibe la simpatía del 22.5% de electores del PSPV. C’s obtiene la cercanía del 33.3% de votantes del PP.

Capturamywordcv4

El 66% del electorado describe como negativo o muy negativo el balance de los gobiernos del PP desde 1995, un porcentaje que llega al 28.5% entre los votantes del PP, una señal de la descomposición del poder del PP en esta CCAA.  El 14.8% define estos años como buenos o muy buenos, con un 15.4% que se sitúa en término medio. Entre los ciudadanos con peor opinión se sitúan los votantes de Compromís (81.8% cree que estos años han sido muy negativos), PSPV (71.4%) y Podemos (66.4%).

Respecto al liderazgo, comprobamos que se repite la misma tendencia que en otros trabajos demoscópicos: los candidatos de las siglas tradicionales están achicharrados frente a los cabezas de lista de las nuevas formaciones, unos completos desconocidos para una ciudadanía que, sin embargo, está dispuesta a depositar su confianza en estas personas.

CapturaMywordCV2

  • Alberto Fabra: El 14.4% cree que su gestión es buena o muy buena, con un 22.6% que la define como regular y un 55.9 que la tacha de mala o muy mala. Entre los votantes del PP, el 33.7% cree que su labor es regular; el 39.8% respalda su gestión y 23% la define como mala o muy mala.
  • Ximo Puig: el 9.6% valora positivamente su gestión, con un 28.4% que la define como regular y el 29.4% que la valora de forma negativa. Un cuarto del electorado dice no conocerlo. Entre los votantes del PSPV, el 34% la define como regular; el 21.6% la respalda; y el 17.2% la critica, con un 21.7% que opta por no responder
  • Monica Oltra es la líder con una valoración más positiva en términos generales: el 38.4% cree que su labor de oposición es buena o muy buena. El 18.8% cree que es reglar y el 15.6% la valora de forma negativa. Llama la atención que su nivel de conocimiento sea mayor que el del líder del PSPV. En el caso de sus votantes, el 89% respalda su labor de oposición.
  • Ignacio Blanco es desconocido para 6 de cada 10 votantes, una tendencia que superan el resto de candidatos de otras formaciones, con la excepción de Carolina Punset, a la que sólo conoce la mitad del electorado.

En cuanto a la política de pactos tras el 24M, se produce una serie de variables a tener en cuenta pero con una idea: Los ciudadanos no están de acuerdo con la gran coalición entre PSOE y PP que se sugirió hace unos años. Sólo el 2.5% de los votantes lo respaldaría.El 26.2% prefire un gobierno de izquierdas sin el PSPV (20.6% entre los votantes del PSPV; 68.4% entre los de Compromís y 58.9% entre los de Podemos). El 17.9% opta por un gobierno entre PP y C’s (51.9% de votantes del PP lo ve con buenos ojos) y el 15.4% preferiría un gobierno de izquierdas que incluya al PSPV (43.1% de votantes del PSPV, 21.3% de los de Compromís y 19.4% fde los de Podemos). El 12.1% apostaría por un gobierno entre PSPV y C’s y el 5.7% querría un gobierno del PP en solitario:

CapturaMywordCV5

Ayuntamiento de Valencia: Posibilidad de un frente de izquierdas 

El sondeo de My Word para el Ayuntamiento de Valencia arrojan datos aún más relevantes, no sólo para el PP, sino para el PSPV, que quedaría como quinta fuerza en un consistorio que gobernó hasta 1991. Por delante quedarían tanto los nuevos partidos, con C’s como segunda opción, como Compromís, cuyo aguante en pleno tsunami electoral sería digno de estudio.

El trabajo demoscópico, a partir de 500 entrevistas realizadas entre los días 16 y 21 de abril, sitúa al PP como primera opción en Valencia con el 26.4% de los votos y 9-10 concejales. El PP de Rita Barberá se ha dejado 26.1 puntos en cuatro años, lo que explica mejor que cualquier dato lo que está pasando con el sistema político español y con el PP. En cuatro años los ‘populares’ habrían perdido todo su poder municipal en Valencia y ni siquiera el apoyo de C’s podría garantizar su gobierno ante un gobierno de izquierdas, con el PSPV como uno de los actores.

CapturamywordValencia

C’s lograría el 19.1% de los votos (6-7 ediles), mientras que Valencia en Comú se haría con el 16.2% (5-6 concejales), confirmándose que la sigla Podemos aguanta mejor en las elecciones municipales que en las autonómicas. Como apuntábamos, Compromís sería la tercera opción con el 13.9% de los votos (4-5 asientos) y el PSPV caería al 13.1% con otros 4-5 concejales. A pesar de casi empatar con Compromís, los socialistas habrían perdido 8.7 puntos de intención de voto, unos datos que sólo quedan sepultados por el desplome ‘popular’.

EUPV pasaría del 7.2% de los votos en 2011 a 5.4%, con la posibilidad de repetir número de concejales, mientras que UPyD quedaría fuera con el 1.1% de los votos.

Si nos fijamos en el voto directo, encontramos que el porcentaje de ciudadanos que no declara su voto es aún mayor que en relación a las elecciones autonómicas. El 40.9% opta por el voto en blanco (1.8%), nulo (1.1%), la abstención (6%), indecisos (23.6%) o no responde (8.4%). Entre los que sí lo hacen, C’s es la primera opción para el 14.6% de los votantes, seguido de Compromís (13.6%) y el PP (10.3%). Valencia en Comú tiene ya el voto del 7.6% de los votantes, un porcentaje similar al del PSPV (7.2%), por lo que sorprende las estimaciones finales:

Capturamywordvalencia4

En cuanto a las transferencias de voto, comprobamos que el PP conserva al 35.7% de sus votantes, un porcentaje similar a la lealtad de los votantes del PSPV (34.9%). Compromís amarra el voto del 53.7% de sus votantes y Valencia en Comú recibe el 14.5% de sus votos del PSPV. En el caso de C’s, el 27.1% de los votantes del PP habrían cambiado de preferencias electorales de cara a la próxima cita en las  urnas.

Si nos fijamos en la simpatía que despierta cada formación, vemos cómo C’s también es la formación con mejor porcentaje (18%), seguida de Compromís (15.9%) y el PP (14.9%), un porcentaje que hay que atribuir, quizás, al liderzgo de Rita Barberá (sobre todo porque el PP autonómico no goza de estos niveles de simpatía). El PSPV recibe la simpatía del 12.3% (lo que sigue sin explicar sus malos resultados finales) y Valencia en Comú obtiene el 9.3%:

Capturamywordvalencia5

El 57.9% del electorado valora el balance de gobierno del PP desde 1991 como negativo o muy negativo (casi 8 puntos menos que el balance del gobierno del PP al frente de la Generalitat), con un 23.4% que opta por un balance positivo y un 13.5% que opta por el término medio. E 54.9% del electorado del PP se decanta por el balance positivo mientras que los votantes del PSPV (63.9%) y Compromís (68.5%) se declinan por el balance muy negativo.

En cuanto a los liderazgos políticos, nos topamos con dos realidades: Barberá es la dirigente política más conocida que se contrapone al desconocimiento ante los cabezas de lista del resto de los partidos políticos (con el matiz de Joan Calabuig y Joan Ribó). Aun así, las estiamciones de voto indican una pulsión de cambio en esta institución:

CapturamywordValencia3

  • Rita Barberá: el 21.1% define su gestión como positiva con el 17.3% que opta por el regular y un 57.4% que opta por un balance negativo
  • Joan Calabuig: el 7.4% valora positivamente su labor de oposición; un 24.4% se decanta por el regular y el 27.5% por el negativo. El 33.9% no lo conoce
  • Joan Ribó: un tercio del electorado nolo conoce. El 24.3% opta por el regular, con el 17.6% que lo define en sentid positivo (llama la atención la diferencia respecto a Mónica Oltra).
  • El resto de candidatos tienen un rasgo en común: son unos grandes desconocidos para la ciuadadanía, con niveles de desconocimiento del 73.1% en el caso del cabeza de lista de UPyD, sustituto de Toni Cantó tras su espantada de hace unas semanas.

Igual que en el nivel autonómico, a nivel local se repiten las mismas tendencias en relación a la política de pactos. El 23.6% prefiere un gobierno de izquierdas, sin el PSPV (opción favorita para el 19% de votantes socialistas y para el 64.2% de votantes de Podemos), y el 23.2% prefiere un gobierno entre PP y C’s (62.7% de electores de PP ve con buenos ojos esta posibilidad). El pacto PP-PSPV es apoyado por el 1.3% del electorado y un 5.7% querría que el PP volviera a repetir gobierno en solitario. El pacto entre PSPV y C’s es apoyado por el 8.9% de los votantes (22.6% de votantes socialistas) y el 14.8% preferiría un gobierno de izquierdas con el PSPV incluido (50% de votantes del PSPV):

Capturamywordvalencia6

Consideraciones

Éste es el resumen de los sondeos sobre intención de voto relativos a la Comunidad Valenciana que se han publicado estas últimas semanas y que hemos analizado en este blog

CapturaCV

  • Todos comparten un mismo diagnóstico en torno a PP y PSPV, que pierden un importante apoyo. Como viene ocurriendo desde 2011, el desgaste del partido en el Gobierno no se traduce en un aumento de la intención de voto del otro partido esencial del sistema político español. En el caso de la Comunidad Valenciana, como en todas las CCAA, las expectativas  de voto del PSOE caen a niveles históricamente bajos. La diferencia, en este punto es el cómputo total de poder que pierden ambos partidos, y el consuelo de ambos es que los populares parecen estar a punto de vivir el mismo proceso que el PSOE sufrió en mayo de 2011.
  • Todos los sondeos comparten también diagnóstico en torno a los partidos llamados a ser el relevo de PP y PSPV. En el caso de la Comunidad Valenciana, vemos que EUPV aguanta la presencia de Podemos y C’s de mejor manera que en otros territorios mientras que Compromís, según todos los estudios, consigue mejor resultado que en 2011.
  • También coinciden todos los sondeos en situar a Podemos y C’s como los partidos que dan la sorpresa convirtiéndose en tercera y cuarta fuerza, con algunos matices en cuaanto al protagonismo de cada una. Para Sigma Dos, Podemos sería tercera fuerza, un dato que podría venir explicado por el momento en el que se elaboró el estudio: la manera en la que Podemos ha vendido sus resultados en Andalucía, contrastado con la visión de C’s, ha hecho que muchos electores dirijan su vista a la formación que lidera Albert Rivera, uno de los líderes que más aparecen en los medios en las úlltimsa fechas. Tanto Metroscopia como My Word y NC-Report sitúan a Podemos como cuarta fuerza del arco parlamentario valenciano.
  • Si nos centramos en los promedios, todas hablan de un desplome del PP: obtendría un 28.7% de media, -20.8 puntos respecto a 2011 y, en el mejor de los casos, conservaría 42 de los 50 diputados que tiene en la actualidad. En el caso del PSPV, obtendría una media del 20.15%, casi 8 puntos menos en relación a la representación actual, con 26 asientos en el mejor de los supuestos. Compromís, como señalábamos, obtendría una media del 9.5%, +2.2 puntos respecto a 2011 y EUPV aguantaría con un resultado muy parecido (5.7% de media). En cuanto a los partidos emergentes, C’s obtendría un 16.1% de media, un resultado que es una barbaridad si pensamos que fue en diciembre cuando anunció que daba el salto a la política nacional; y Podemos lograría el 14.8%, otro resultado espectacular, parecido al que logró en Andalucía el pasado 22 de marzo, aunque lleva consigo que ya no hay factor sorpresa.
  • En el caso del PP, tanto el balance de sus años de gobierno como la valoración de sus liderazgos suponen un peso muerto en sus expectativas electorales. Parece que la sociedad valenciana tiene pulsión de cambio y que ese cambio lo traerán partidos con una fuerte marca de partido y con candidatos desconocidos. Veremos qué resulta de la experiencia, sobre todo si tenemos en cuenta que la mayoría absoluta está en los 50 escaños.
Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en C's, IU, Modelo territorial, Podemos, PP, PSOE, Sondeos, UPyD. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a My Word: El peor resultado para el PP desde 1987 en la Comunidad Valenciana

  1. Pingback: My Word: Desplome del PP, que depende de C’s para conservar Madrid | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s