24M: PP y PSOE pierden 3.1 millones de votos respecto a 2011

Los resultados de las elecciones autonómicas celebradas hace una semana no dejan lugar a la duda: Estamos ante el  primer aviso de cambio en el sistema político y de partidos que ha regido en España desde la Transición, basado en un bipartidismo imperfecto que representan PP y PSOE, que se completa con la presencia de fuerzas de implantación estatal y de formaciones de corte nacionalista periféricas.

Las urnas hablaron el 24 de mayo y su dictamen, como apuntamos en un post de urgencia es claro: El país parece haber girado a la izquierda ideológica. Así, aunque PP y PSOE, que pierden votos a raudales, vuelven a ser las fuerzas más votadas, si bien se constata el fin de las mayorías absolutas en todas las CCAA y una fragmentación creciente, sobre todo en las CCAA en las que ya existía división con anterioridad al ciclo iniciado en mayo de 2011.

Los populares se han dejado 2.4 millones de votos en todo el país. Especialmente significativo para la vida interna del PP es el resultado obtenido en Castilla y León, La Rioja o Murcia, que pasan por ser las CCAA en las que, a priori, tiene más sencillo conformar una mayoría suficiente para gobernar. Para la historia queda perder el poder en los feudos del PSOE, con especial mención a Extremadura y Castilla-La Mancha, donde ni siquiera la reforma electoral aprobada por el PP en solitario permite asegurar su dominio. 

En el caso del PSOE, aunque pierde 671.000 votos respecto a 2011, recupera territorios históricos como Extremadura y Castilla-La Mancha, convirtiendo a los socialistas en un partido fuerte en la mitad sur del país. Con el matiz de Asturias, donde vuelven a ser la fuerza más votada, el PSOE registra malos resultados en todos los territorios, especialmente en las CCAA que fueron señaladas como termómetro para dictaminar el resultado de los comicios: la CAM, donde repite los resultados de 2011, y la Comunidad Valenciana, donde Compromís le pisa los talones como partido hegemónico de la izquierda. Sólo las opciones de poder formar gobiernos alternativos con el apoyo de C’s y Podemos puede maquillar un resultado que, si se completa con los de las municipales, conllevaría una reflexión sobre por qué el PSOE no se considera un actor clave para el giro a la izquierda.

En cuanto a los partidos emergentes, los resultados del 24 de mayo certifican que lo que se conoce como bipartidismo, aunque herido, todavía aguanta en el peor momento político para sus protagonistas. Los partidos nuevos, aunque logran un magnífico resultado, no emergen como alternativa clara frente al PSOE y al PP. Así,  Podemos, que se presentó a las autonómicas con su marca, entró con fuerza en todos los parlamentos autonómicos, con especial mención a Madrid, Comunidad Valenciana, Baleares, Asturias o Aragón, aunque recibió avisos serios al ser adelantado por Compromís en el territorio valenciano o quedarse muy lejos del PSOE en CLM o Extremadura.

Por su parte, C’s demostró que su apuesta no está del todo madura. Aunque consiguió un avance importante en plazas como Madrid o la Comunidad Valenciana, quedó fuera de los parlamentos de Castilla-La Mancha, Canarias y Navarra, con presencia testimonial en Baleares o Extremadura. Lo curioso es que, según el CIS, se esperaba una mayor presencia de C’s en todo el territorio, con especial mención a Navarra, Canarias o la Comunidad Valenciana.

Las elecciones autonómicas también confirmaron la debacle de IU y UPyD que auguraban las encuestas: La formación que lidera Cayo Lara perdió casi 380.000 votos y sólo pudo salvar el resultado en el Principado de Asturias y quedó fuera en CCAA emblemáticas como Madrid, la Comunidad Valenciana o Extremadura (en donde su abstención en 2011 permitió el gobierno de José Antonio Monago). UPyD, con casi 232.000 votos menos, quedó sepultada directamente en todos los territorios, algo que ha provocado ya los anuncios de dimisión de sus direcciones en, por ejemplo, Castilla-La Mancha, y el anuncio de un ERE para adelgazar su estructura partidaria.

Veamos ahora el veredicto de las urnas en cada CCAA que renovaba a su Parlamento.

Comunidad de Madrid: El PP depende de C’s

Tal y como aventuraron los últimos sondeos sobre intención de voto (excepto Metroscopia), el PP ganó las elecciones con el  33.1% de los votos y 48 diputados, 24 menos que en la legislatura pasada. Con un 68.9% de participación, +3.95 de la media nacional, que se quedó en el 64.94%, y +3 puntos respecto a 2011 los populares obtuvieron algo más de un millón de votos, medio millón menos que en las últimas autonómicas, y se quedan a 17 escaños de la mayoría absoluta, que es, precisamente, la representación que obtuvo C’s, que entró en la Asamblea de Madric on el 12.14% de los votos:

CapturaCAM

 

El PSM ganó un escaño respecto a las elecciones anteriores, con un resultado similar al obtenido entonces: 25.44% frentea la 26.3% de la anterior legislatura.  Todos los sondeos, por cierto, valoraron muy por debajo los resultados del PSOE en Madrid, con la mayoría de estudios situándolo 10 escaños por debajo del resultado final. Por su parte, Podemos se confirmó como la tercera fuerza en la CAM con el 18.59% de los votos y 27 diputados, que fueron los que le estimaron el sondeo de My Word y Metroscopia, muy lejos de la estimación de NC-Report.

Durante los últimos días, el cabeza de lista del PSM, Ángel Gabilondo, avisó de que intentaría formar una mayoría alternativa al PP si Cristina Cifuentes no logra el acuerdo de ninguna fuerza política.

Castilla-La Mancha: El PSOE arrebata el feudo a Cospedal

Con un 72.27% de participación, +7.3 puntos por encima de la media nacional, el PP ganó las elecciones con el 37.51% de los votos y 16 diputados. El PP se deja casi 10 puntos de representación y 9 diputados, aunque hay que tener en cuenta la disminución del número total de asientos a repartir gracias a la ley electoral aprobada por el PP en solitario. Habría logrado 410.000 votos, 137.000 menos que en 2011, con el añadido de que, entre las formaciones con representación, no hay ninguna con la que Cospedal pudiera intentar llegar a acuerdos:

CapturaCLM

El PSOE, con el 36.11% de los votos, +7.87 respecto a 2011, logró en la noche electoral 14 diputados, a los que hay que sumar uno por el recuento definitivo en la circunscripción de Albacete. Ese escaño lo consigue en detrimento de Podemos, que con el 9.73% de los votos logró inicialmente 3 escaños que se quedarán en dos. El efecto de la ley electoral de Cospedal es tal que C’s, con el 8.64% de los votos, se quedó fuera de las Cortes de CLM.

En el momento de elaboración de este post, Emiliano García-Page daba por seguro que sería presidente de la Junta de CLM, una CCAA que siempre ha estado en manos socialistas excepto en la legislatura 2011-2015. Este resultado, además, tiene un efecto directo en la continuidad de María Dolores de Cospedal, quien ha dicho que su disposición es la de quedarse como jefa de la oposición los próximos cuatro años.

Si comparamos los resultados con el barómetro del CIS, comprobamos que acertó con la representación del PP y Podemos, sobrerrepresentó a C’s (al que le daban 3-4 diputados) e infrarrepresentó al PSOE (le daban 13 diputados, 2 menos de los que ha conseguido al final).

Extremadura: El PSOE recupera el Gobierno de la Junta

Extremadura fue otra de las CCAA que el desplome socialista de 2011 hizo que pasaran a manos del PP. El pasado 24 de mayo, los extremeños dijeron alto y claro que querían la vuelta de los socialistas al gobierno de la Junta y convirtieron a Guillermo Fernández Vara en el candidato de la lista que recibió mayor porcentaje de voto.

CapturaExtre

Con un 73.36% de participación (+8.42 respecto a la media nacional), el PSOE ganó los comicios con el 41.5% de los votos, -1.4 puntos respecto a 2011, resultado que se traduce en un número igual de diputados, un éxito si se tiene en cuenta la presencia de más formaciones en la competición. Puesto que la mayoría absoluta está en los 33 diputados, parece sencillo que Vara se convierta en el próximo presidente de la Junta, algo que el PP ha dicho que facilitaría en términos de investidura.

El PP de José Antonio Monago, conocido por sus excentricidades como presidente de la Junta y con propuestas alejadas de la realidad explicitadas durante la campaña electoral, perdió 8.48 puntos y cuatro diputados, quedándose con 28 escaños.

Podemos, con el 7.99% de los votos, consiguió representación con 6 diputados y C’s, con el 4.37%, se quedó con un diputado en una de las CCAA donde menor grado de penetración tuvo el pasado domingo. IU, que en 2011 facilitó con su abstención el gobierno de Monago, pasó del 5.3% de los votos a un 4.24%, quedándose fuera del Parlamento extremeño.

La estimación del CIS aventuraba un cambio político mayor al finalmente producido. Ni el PP ha caído tanto como se esperaba ni Podemos ni C’s han crecido tanto en una CCAA en al que, parece, los partidos tradicionales aguantan mejor que en otros territorios.

Murcia: El PP depende de C’s para gobernar

El CIS situaba al PP al borde de la mayoría absoluta en Murcia. El pasado domingo se quedó a un diputado de convertirse en la única CCAA en la que el PP habría conservado la mayoría absoluta, y eso a pesra de perder 20.5 puntos de representación y 11 diputados. Los populares lograron el 37.39% de la representación y 236.000 votos, 131.000 menos que en la anterior cita electoral:

CapturaMurcia

Con una participación del 65.22% (-2.35 respecto a 2011), el PSOE aguantó como segunda fuerza con el 23.96% de los votos, un resultado casi idéntico al de 2011, que le hizo pasar de 11 a 13 diputados. Podemos se convirtió en tercera fuerza con el 13.15% de los votos y 6 diputados mientras que C’s, con el 12.5%, logró 4 asientos. IU, con el 4.81%,se quedó fuera del parlamento al perder al único escaño que tenía en la anterior legislatura.

En esta ocasión, el CIS acertó en la atribución de escaños de las distintas fuerzas, con una sobrerrepresentación de C’s (le dio 2 escaños más de los 4 que obtuvo finalmente).

Comunidad Valenciana: El factor Compromís

Todos los focos estaban puestos en esta CCAA, emblema del poder territorial que el PP ganó en los años 90 y que, según todos los sondeos sobre intención de voto previos, peligraba. El 24 de mayo confirmó esta sospecha, aunque el PP volvió a ser la formación más votada, con un 26.25% de los votos y 31 diputados: en sólo cuatro años, pierde 22.35 puntos y 24 asientos. Con más de 653.000 votos, perdió más de medio millón de votos  y se queda muy lejos de la mayoría absoluta (50 diputados), por lo que ni siquiera un acuerdo con C’s haría posible la reedición del gobierno.

CapturaResultadosCV

Con una participación del 71.14%, casi idéntica a la de 2011, el PSPV quedó como segunda fuerza con el 20.3% de los votos (-7.3 puntos) y 23 diputados de los 33 que tenía en la anterior legislatura. La sorpresa de la noche, no obstante, la dio Compromís: Con un 18.19% de los votos, se quedó a sólo 2 puntos de poder disputarle al PSPV el papel hegemónico de la izquierda. La formación que lidera Oltra ganó 11 puntos respecto a 2011, pasó de 5 a 19 diputados y ganó 272.000 votos respecto a la anterior legislatura, un resultado que ninguna encuesta demoscópica detectó: El CIS le otorgaba 8 escaños y My Word un máximo de 11.

C’s logró el 12.31% de los votos y 13 diputados, los mismos que Podemos, con el 11.23% de los sufragios. Ambos partidos estuvieron sobrerrepresentados en los últimos sondeos sobre intención de voto que analizamos en este blog. EUPV, por cierto, quedó fuera de Les Corts con eo 4.26% de los votos, un castigo injusto si se tiene en cuenta que buena parte de las informaciones sobre corrupción que salpican las filas ‘populares’ proceden de denuncias de la formación.

Si los primeros días Ximo Puig reivindicó el papel del PSPV como el partido que debería liderar la alternativa a Alberto Fabra, que ya ha anunciado que se marcha,  en los últimos días de la semana se ponía sobre la mesa la posibilidad de que Mónica Oltra liderara esa opción, con el beneplácito de Podemos

Canarias: Triple empate que se saldará con la reedición del bipartito

Con un 60.99% de participación, 4 puntos menos que la media nacional, CC ganó las elecciones con el 18.19% de los votos y 18 escaños, tres más de los que obtuvo el PSOE a pesar de tener el 19.86% de los votos. Ambos han perdido 6.7 y 1.14 puntos respectivamente, con CC dejándose en el camino 3 diputados:

CapturaCanarias

Con la mayoría absoluta situada en los 31 diputados, ambas formaciones han mostrado ya su disposición a negociar un nuevo gobierno en las islas frente al PP, que ha pasado de ser la formación más votada en 2011, con el 31.8% de los votos, a ser la tercera, con un 18.59% (-13.21 puntos). En este caída tiene que ver, y mucho, la posición del partido y de José Manuel Soria en el asunto de las prospecciones, un tema que ha quedado al margen de las críticas del PP de Castilla y León a la gestión que Soria hizo del conflicto minero. El PP ha pasado de 21 a 12 escaños en sólo cuatro años.

Podemos se confirma como cuarta fuerza en las islas, con el 14.53% de los votos y 7 asientos, mientras que Nueva Canarias, con el 10.24% de los votos, rentabiliza la subida de un punto de apoyo respecto a 2011 y pasa de 3 a 5 diputados. C’s se queda fuera con el 5.93% de los votos frente a la  Agrupación Socialista Gomera, que logró 3 diputados.

La estimación del barómetro del CIS quedó cerca en relación a las tres fuerzas más votadas pero sobrerrepresentó a Podemos y no detectó el avance de Nueva Canarias. Asimismo, otorgó una representación a C’s que ha quedado lejos de la realidad pues la formación no ha conseguido entrar en el Parlamento canario.

Baleares: A punto para reeditar el gobierno de izquierdas

El PP sufre en Baleares una derrota sin matices, lo que explica por qué Ramón Bauzá anunció su marcha y la celebración de un congreso extraordinario para después del verano. Con el 28.5% de los votos, -18.2 puntos respecto a 2011, se deja 15 diputados hasta los 20 asientos en uno de los parlamentos más fragmentados que dio las urnas el pasado domingo:

CapturaBaleares

Con un 58.72% de participación (-6.22 respecto a la media nacional), el PSOE se quedó como segunda fuerza con el 18.94% de los votos y 14 diputados, -7.46 puntos y 5 menos que en la anterior legislatura. Podemos, con el 14.69% de los apoyos, se asentó como tercera fuerza con 10 diputados, sólo la mitad de los que obtuvo el partido más votado.

El MES, con el 13.8% de los sufragios, capitalizó su movilización contra el decreto de trilingüismo y ganó 5 puntos de representación (que se traduce en un diputado más). El PI (Proposta per les Illes Balears) logra el 7.96% de los votos y 3 escaños, con el MpM en el 1.53% (3 diputados) y C’s, con el 5.92% de los votos, se queda con 2 escaños. Gente por Formentera consiguió un escaño.

El barómetro del CIS acertó en la atribución de escaños de las fuerzas más votadas, pero contó con la sobrerrepresentación de C’s (al que le daba 9 escaños, siete más de los conseguidos finalmente) y que no contó con la presencia en el parlamento balear del PI.

Aragón: Un parlamento de siete fuerzas, escorado a la izquierda

Con una participación del 68.27% (+3.33 puntos respecto a la media nacional), el PP fue el partido más votadocon el 27.5% de los votos (-12.2 puntos en relación a 2011) y 21 diputados, 9 menos de los que tenía en la anterior legislatura. El PSOE conserva la segunda plaza, con el 21.41% de los votos (-7.59 puntos) y pasa de 22 a 18 diputados, con Podemos pisándole los talones.

CapturaAragon

 

La formación que en esta CCAA lidera Pablo Echenique obtuvo 135.500 votos (6000 menos que el PSOE) y sólo un punto menos de representación que los socialistas, aunque la atribución de escaños le situó en los 14, a cuatro de los socialistas. El motivo, el PSOE logró mejor resultado en Huesca y Teruel (menos pobladas) frente a Podemos, segunda fuerza en representación en Zaragoza.

El PAR, con el 6.9% de los votos, perdió uno de los 7 diputado que tenía en la legislatura pasada y C’s, con el 9.41%, obtuvo 5 asientos. El CHA perdió la mitad de su representación (-3.61 puntos respecto a 2011) e IU logró conservar uno de los cuatro diputados que tenía en esta CCAA, con una pérdida de 2 puntos en representación.

El barómetro del CIS sobrerrepresentó a IU (le daba 3 escaños), a C’s (le otorgaba hasta 9 diputados)e infrarrepresentó al PAR (con 2 escaños menos de los obtenidos finalmente) y, sobre todo, a Podemos, que ha sacado 5 diputados más de los 9 previstos por el CIS.

En cuanto a la política de pactos, Pablo Echenique ha mostrado su disposición a encabezar la opción por el cambio en el gobierno aragonés en detrimento del PSOE, que hace valer su plaza de ser el segundo partido más votado. Podemos apela, precisamente, a su nivel de penetración en los núcleos más poblados y al resultado obtenido en Zaragoza, datos que veremos en un post próximamente.

Castilla y León: Aviso serio de que algo pasa en el PP

El sondeo preelectoral del CIS sólo contemplaba que el PP aguantaría la mayoría absoluta en una CCAA: CyL. Los resultados del 24 de mayo confirmaron que el PP tiene un problema muy serio en todos sus feudos territoriales, con la pérdida de la mayoriá absoluta en todas las capitales de provincia en la CCAA y con un aviso serio en el gobierno de la Junta, sólo matizado por el mal resultado que obtuvo el PSOE.

CapturaCyL

Con el 68.97% de participación, 4 puntos más que la media nacional, el PP logró el 37.77% de los votos, -13.9 puntos respecto a 2011 y pasó de 53 a 42 escaños, a un diputado de la mayoría absoluta. Eso no oculta que ha perdido 184.000 votos en sólo cuatro años, un mérito que, a juzgar por la reacción del presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y sus consejeros, es responsabilidad directa de Madrid.

El PSOE,con el 25.95% de los votos, pasó de 29 a 25 diputados, con Podemos en el 12.1% de la representación (10 escaños). C’s, con el 10.27%, obtuvo 5 diputados, mientras que IU pudo conservar el diputado que tenía en la legislatura pasada, tras perder casi un punto de representación. UPL conservó el diputado que tenía.

El barómetro del CIS falló estrepitosamente en la asignación de escaños: Otorgó al PSOE un resultado que ha quedado minimizado en las urnas frente al PP, IU, Podemos y C’s, a los que que sobrerrepresentó. Mención especial merece la atribución de escaños a C’s (a los que atribuía 22-23 diputados) y Podemos (24 diputados).

Cantabria: Revilla se prepara para volver a ser presidente

El PP volvió a ganar las elecciones en Cantabria, aunque por el camino se deja 12.69 puntos y 7 diputados. El PRC, la formación que volvió a liderar Miguel Angel Revilla, que se postula como el próximo presidente autonómico cántabro, obtuvo un resultado muy parecido al de 2011, el 30% de los votos (+1.4) y se quedó con 12 escaños. El PSOE volvió a ser tercera fuerza, tras perder 2 puntos de representación y 2 diputados, mientras que Podemos entra como cuarta fuerza, con el 8.83% de los votos. C’s, con el 6.92%, consigue 2 asientos:

CapturaCantabria

Con el 70.97% de la participación, 6 puntos más que la media nacional, el resultado se parece bastante a la estimación del CIS salvo en los escaños atribuidos a C’s, que de nuevo volvió a estar sobrerrepresentado.

La Rioja: Otra señal de alarma en uno de los feudos del PP

El CIS señalaba que esta CCAA estaba a punto de la mayoría absoluta, que volvería a caer e las manos del PP, y se quedó cerca en la atribución de escaños de las cuatro fuerzas que entrarán a formar parte del parlamento riojano.

Con una participacioón del 71.21%, +6.27 puntos,  el PP se quedó a dos escaños de la mayoría absoluta, tras conseguir 15 diputados y el 38.49% de los votos (-13.41 respecto a 2011):

CapturaLaRioja

El PSOE, con el 26.7% de los votos, -3.6 puntos, pasó de 11 a 10 diputados, con Podemos en la tercera posición con el 11.22%de los votos que se traducen en 4 diputados. EStos son los mismos que logra C’s, con el 10.51% de los votos.

Pedro Sanz ya he hecho público que está dispuesto a firmar el documento que C’s exigirá a todos los partidos que quieran su apoyo, mientras esta formación ya ha dejado caer la conveniencia de que Pedro Sanz se retire de la primera línea tras ocupar el cargo de manera ininterrumpida desde 1995.

Navarra: Todo listo para el giro que pondrá de los nervios a Madrid

Con una participación del 71.37%, también por encima de la media nacional, los navarros secundaron uno de los parlamentos más fragmentados que arrojaron las elecciones del 24 de mayo. Con el 27.3% de los votos, UPN volvió a ser el partido más votado, aunque perdió 7.3 puntos y 4 diputados respecto a 2011. El PSN, que en la anterior legislatura fue segunda fuerza, quedó como la quinta opción política con el 13.71% de los votos y 7 diputados de los 9 que tenía anteriormente:

CapturaNavarra

Por delante se situaron Ge-Bai, que obtuvo un resultado prácticamente idéntico al de 2011, aunque gana un escaño; EH-Bildu, que con el 14.3% de los votos gana un punto y un escaño respecto a la legislatura anterior; y Podemos, que con el 13.71% entra con 7 parlamentarios.

Por detrás del PSN se sitúa el PP, que logra el 3.91%de los votos, e I-E, que pierde uno de los 3 diputados que tenía antes con el 3.71%de los votos. C’s se queda fuera de la cámara navarra, donde ya se han dado pasos para un gobierno de Uxue Barkos apoyado por EH-Bildu, Podemos e I-E.

El CIS falló en la atribución de escaños de casi todas las fuerzas, con especial mención a la sobrerrepresentación atribuida a C’s  (a la que daban 4-5 asientos) y a Podemos (11, 4 más de los que consiguió finalmente). Sí acertó más en relación a la representación de I-E, PSN y UPN, con fallos importantes en la estimación a Ge-Bai (segunda fuerza parlamentaria).

Destaca, en este punto, la escasa presencia del PP en una CCAA fundamental para avivar el concepto de la unidad de España, sobre todo si finalmente se plasma un gobierno de filosofía abertzale. Como estos días el foco sigue puesto en los resultados en Madrid y Valencia, los medios parecen no haber caído aún en las implicaciones que este resultado tiene para las estrategias más conservadoras

Asturias: Fragmentación con el partido de Cascos en retirada

Uno de los éxitos electorales de 2011 fue el resultado que logró el FAC, el partido que fundó Francisco Álvarez Cascos tras la negativa del PP a situarle como cabeza de lista en el Principado de Asturias. Obtuvo 178.000 votos, el 29.66% de los votos y 16 diputados. Menos de un año después, Asturias volvió a las urnas y el partido de Cascos quedó como segunda fuerza, con el 24.8% de los votos y 12 escaños, por detrás del PSOE, que con el 32.1% de los apoyos gobernó con 17 diputados y un acuerdo con IU y UPyD.

Los resultados del 24 de mayo confirmaron que el PSOE sigue la primera fuerza en Asturias aunque con una pérdida importante de apoyos: logró el 26.45% de los votos y 14 diputados, 18.000 votos menos. Por detrás se sitúa el PP, con un resultado casi idéntico al de 2011, que le permite ganar un escaño:

CapturaAsturias

 

Podemos se configura como la tercera fuerza parlamentaria, con el 19.02% de los votos, el mejor resultado obtenido en las autonómicas del pasado domingo, que se traduce en 9 diputaods. IU logra evitar el temporal que azota a la formación en todo el país y conserva los cinco escaños que tenía en la anterior legislatura, mientras que la formación de Cascos se derrumba al 8.24% de los votos y pasa de 12 a 4 diputados. C’s, con el 7.11% de los apoyos, consigue 3 diputados.

El CIS acertó en la atribución de escaños al PP, se acercó en caso del PSOE, Podemos y C’s, y estimó por encima los apoyos al FAC. Sí falló estrepitosamente en relación a la representación que conseguiría IU.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en C's, elecciones, IU, Modelo territorial, Podemos, PP, PSOE. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a 24M: PP y PSOE pierden 3.1 millones de votos respecto a 2011

  1. Pingback: Cuando el presidente del Gobierno se desconecta de la realidad | La última en llegar

  2. Pingback: El PP prueba una estrategia desesperada | La última en llegar

  3. Pingback: Podemos explora el centralismo presidencialista | La última en llegar

  4. Pingback: Confluir o no confluir, that’s the question | La última en llegar

  5. Pingback: Sondaxe: El PSOE, cuarta fuerza en las generales en Galicia | La última en llegar

  6. Pingback: 20D: PP y PSOE pierden 5,3 millones de votos | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s