Metroscopia: C’s se descuelga y volvemos al empate a tres

Hace unos días supimos el contenido del sondeo de Metroscopia para el diario El País, el primero tras las elecciones municipales y autonómicas y que depara sorpresas en torno, precisamente, a algunos de los partidos que protagonizan las negociaciones estos días para la constitución de ayuntamientos y parlamentos autonómicos.

Tras el éxito de Ciudadanos en los comicios, Metroscopia le sitúa como cuarta fuerza con el 13% de intención de voto, -6.4 puntos respecto al sondeo que esta misma empresa realizó para El País en el mes de abril y que arrojaba un empate a cuatro formaciones. En esta ocasión, C’s se descuelga y se sitúa ya lejos del resto de sus competidores, que estarían situados por encima del 20% de intención de voto. La formación de Albert Rivera volvería al nivel que Metroscopia le dio en febrero de este mismo año, antes del incremento espectacular de la intención de voto sin que hubiera mediado más motivo que la aparición de su líder en las cadenas de televisión.

Capturametroscopia3

De acuerdo con Metroscopia, a partir de 2000 entrevistas realizadas entre los días 28 de mayo y 2 de junio, el PP ganaría las elecciones con el 24.5% de los votos, -20.1 puntos en relación al resultado obtenido en noviembre de 2011 pero +3.7 respecto al estudio del mes de abril.

El PSOE arrebata la primera posición a Podemos y lograría el 23% de los votos, -5.7 puntos respecto a su repreesntación actual pero +1.1 puntos en relación al mes de abril. Por su parte, Podemos obtendría el 21.5% de los votos, apenas medio punto menos que la estimación de Metroscopìa antes de las elecciones del pasado 24 de mayo. Con un 72% de participación, un resultado muy parecido al de 2011, IU caería a la quinta posición con un 4.1% de los votos, con UPyD prácticamente desaparecida.

CapturaMetroscopia4Si nos fijamos en el voto directo, el PP obtiene un 16% de apoyos, seguido por PSOE y Podems, que prácticamente están empatados en el 14% de los votos. C’s lograría el 6.1%, menos de la mitad de la estimación final que le atribuye la empresa demoscópica de cabecera del diario El País. 

El sondeo de Metroscopia se hace eco de los problemas de liderazgo que afronta el PP estas semanas. Así, en el caso de que Mariano Rajoy finalmente decidiera no encabezar la lista del PP a las generales, el 61%de sus votantes apostaría por una figura conocida con gran experiencia, mientras que el 32% preferiría alguien nuevo. Entre las opciones, Soraya Sáenz de Santamaría recibe al poyo del 67% de sus votantes, con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en el 46%. José María Aznar es nombrado por el 44% de los votantes mientras que cierran  la tabla Esperanza Aguirre (36%), Alfonso Alonso (24%) y María Dolores de Cospedal(24%).

CapturaMetroscopia

En cuanto a la valoración que reciben los líderes de los principales partidos, volvemos a encontrar la misma dinámica de los últimos meses. Albert Rivera emerge como el más valorado, con una aprobación del 57% (94% entre los votantes de C’s), +24 puntos en relación a su porcentaje de desaprobación, seguido de Pedro Sánchez, con un porcentaje de aprobación del 45% (similar a su nivel de desaprobación), que llega al 72% entre los electores socialistas.

Capturametroscopia2

Alberto Garzón empata en cuanto a sus niveles de aprobación (43% frente al 42%) y Pablo Iglesias obtiene un 44% (aunque le supera el nivel de desaprobación), un 84% entre los votantes de Podemos. Feijoóo obtiene un 36% (frente al 47% de desaprobación), con Susana Díaz en el 37% (-14 si lo comparamos con su desaprobación). Mariano Rajoy recibe una aprobación del 23% mientras que el 75% suspende su gestión. Es el líder nacional que recibe menor apoyo entre los suyos.

Respecto al ambiente del país, el 30% de los votantes cree que el PP ganará los próximos comicios generales, porcentajeq ue llega al 52% entre los votantes del PP y al 43% entre los de C’s. El PSOE obtiene un 14% y Podemos un 11%, aunque es la formación que el electorado prefiere que ganara. El 20% asegura que le gustaría que ganara Podemos (83% entre sus votantes), con un 19% que menciona al PSOE y un 15% al PP.

El 72% considera que cada partido debe tener libertad para decidir los pactos postelectorales en función del territorio y el 58% asume que habrá mayor dificultad para lograr goibernos estables. En cuanto al futuro, el 55% mantiene que C’s y Podemos convivirán como fuerzas secundarias (un 29% pinesa que tendrán un peso similar a PP y PSOE).

Si se pregunta por las líneas generales de los pactos que se comienzan a configurar en todo el territorio, los datos son claros: casi el 50% del electorado considera que el acuerdo del PP con C’s beneficia directamente a las siglas ‘populares’, casi 20 puntos más de los que consideran que este acuerdo beneficia a C’s. Así, el 41% de los votantes del PP opina que este acuerdo beneficia a su partido (el 39% cree que se beneficia C’s); el 64% de los votantes de C’s opina que el PP sale ganando de este acuerdo (26% cita a su partido). En el caso de los votantes del resto de partidos, el 48% de los votantes del PSOE opina que beneficia al PP y el 68% de los de Podemos se pronuncian en la misma línea.

CapturaMetroscopia5

En la otra orilla, los porcentajes en torno a los beneficios que sacan Podemos y el PSOE de sus acuerdos es similar: 39% frente al 40%. Si nos fijamos en el recuerdo de voto, los electores del PP consideran que Podemos sale beneficiado (45% frente al 33% que se inclina por el PSOE), algo que también comparten los votantes de C’s (46% frente al 44%). Los votantes socialistas y los Podemos consideran que de estos acuerdos se beneficia el PSOE, aunque hay diferencias en los porcentajes: 5 puntos en el caso de los votantes socialistas y 12 puntos en las respuestas de los electores de Podemos.

Consideraciones

  • El primer sondeo sobre intención de voto de cara a las generales incide en la misma tendencia que hemos visto con anterioridad: una fuerte volatilidad, que en esta ocasión tiene a C’s como damnificado a pesar de sus resultados en las urnas.
  • En este sentido, llama la atención la estabilidad en torno a las expectativas de voto de Podemos y, en cierta manera, en la del PSOE, lo que aventura que el trasvase de votos, en este punto, se estaría produciendo entre los partidos que aspiran a ocupar el centroderecha (a pesar de que Rivera insista en que C’s está por encima de estas categorías ideológicas). No es una casualidad que la caída de 6.4 puntos de C’s coincida con el ascenso del PP en 3.7 puntos, un dato que insiste en la idea de las transferencias de voto entre ambas formaciones.
  • Desde que comenzó el año, con C’s ya inmerso en la política nacional, hemos visto cómo el país tendía a un multipartidismo formado por cuatro fuerzas que, según el sondeo, estaban prácticamente empatadas. En esta ocasión, comprobamos cómo el cuatripartidismo se ha transformado en un escenario tripartito, más acorde con lo que veíamos en los sondeos sobre intención de voto desde el verano del año pasado.
  • Sólo hay tres puntos de diferencia entre PP, PSOE y Podemos, que se reparten el 69% del electorado (82% si sumamos a C’s), por lo que seguimos hablando de una transformación basada en la fragmentación del voto. Es decir, el porcentaje de voto que reunían PP y PSOE hasta la actualidad se ha dividido en cuatro fuerzas que, tal y como estamos viendo en las negociaciones para configurar las instituciones municpales y autonómicas, aspiran a tener la misma representación y capacidad de influencia que los partidos tradicionales.
  • El sistema español, basado en un bipartidismo imperfecto, ha castigado con fuerza los gobiernos de coalición y/o gobiernos en minoría. El sondeo de Metroscopia, como otros antes, insisten en la idea de un cambio de cultura política que aún debe fijar las reglas para evitar situaciones de bloqueo como las que estamos viendo estas semanas. Es sintomático que casi 6 de cada 10 votantes asuma que este nuevo reparto del poder traiga más inestabilidad, y que eso no suponga, parece ser, un problema al señalar las preferencias electorales.
  • En cuanto al liderazgo de cara a la próxima cita electoral, llama la atención que el cabeza de lista del PP siga siendo el peor valorado entre la ciudadanía (recordemos que 7 de cada 10 votantes suspende la gestión de Rajoy) y que, además, no se perciba claramente un recambio solvente. Así, llama la atención el apoyo que recibe Soraya Sáenz de Santamaría entre los votantes del PP (el 67% vería con buenos ojos que sustituyera a Rajoy como candidato) y que, en cambio, sóllo recibe una aprobación del 36% entre la ciudadanía (el 57% la suspende).
  • En el mismo sentido, resalta también el dato que recibe Sánchez y Díaz, tanto entre los electores en general (45% de aprobación en el caso de Sánchez, con un porcentaje de desaprobación del 44% que es dipra al 51% en el caso de Díaz), como entre los votantes socialistas: el 72% apoya al secretario general del PSOE frente al 43% que respalda a la presidenta de la Junta de Andalucía. Es bastante probable que, en estos porcentajes, pesen mucho los problemas que Díaz ha tenido para conseguir la investidura tras decidir el adelanto electoral en Andalucía.
Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en C's, IU, Podemos, PP, PSOE, Sondeos, UPyD. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s