Cospedal pierde todo su poder en el PP

Este jueves, y a la espera de lo que pueda ocurir con la composición del Gobierno, el presidente del PP, Mariano Rajoy, hizo públicos los cambios en el partido para encarar la segunda parte del ciclo electoral que comenzará en septiembre en Cataluña y que concluirá en las elecciones generales este otoño.

María Dolores de Cospedal sigue como secretaria general del partido pero se le despoja de todo tipo de competencias, que recaen sobre las cinco vicesecretarías en las que se convierten las tres que figuraban en el organigrama del partido. Carlos Floriano, director de las campañas electorales de las europeas y las municipales y autonómicas, sale de la cúpula del partido y se dedicará a labores del partido en el Congreso. Lo mismo ocurre con Javier Arenas, que vuelve a resistir una crisis interna y que mantiene la vicesecretaría autonómica.

Rajoy dio a conocer los nombres de las personas que tomarán las riendas del partido, todas ellas caracterizadas por su juventud y porque proceden de territorios perdidos en las sucesivas citas electorales:

  • Javier Maroto, ex alcalde de Vitoria. Se hace el público el puesto apenas una semana después de confirmarse que no gobernaría la capital vasca por el acuerdo de gobierno en la oposición. Se hará cargo de la Vicesecretaría Sectorial, un cargo de nueva creación, parece que hecho a su medida. Maroto es un hombre cercano a Alonso (conexión directa con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría)
  • Fernando Martínez-Maíllo asume la Vicesecretaría de Organización, el hombre fuerte del PP de Zamora y presidente de la Diputación. Su nombramiento conllevó cierto revuelo al filtrarse su imputación por la gestión en Caja de España, algo que el interesado negó pero que el TSJ de Castilla y León confirmó. Maíllo asume la cuota del PP de CyL, el más crítico ante el análisis de los resultados que realizó Mariano Rajoy el pasado 25 de mayo.
  • Andrea Levy, de 31 años, hasta ahora responsable de programas del PP catalán, la formación política que, si aciertan los sondeos, sufrirá un desplome en las elecciones autonómicas del próximo 27 de septiembre. Se encargará de la elaboración de Programas de cara a las elecciones generales.
  • Pablo Casado se encargará de la comunicación, tarea que comenzó en la campaña de las elecciones autonómicas y municipales, como mano derecha de Carlos Floriano. Casado es un valor en alza, habitual de los programas de televisión, con una impresionante telegenia y solvencia para intentar colocar mensajes del partido. Procede de Nuevas Generaciones y trabajó en FAES, y desde hace unos meses se ha filtrado que es uno de los niños bonitos de José María Aznar, uno de los llamados a construir el PP del futuro. En su haber, hablar públicamente contra la izquierda que reclama a los abuelos enterrados en las cunetas o declararse liberal cuando toda su trayectoria profesional la ha construido en el PP y su terminales ideológicas. Era el cambio más predecible.

Además de la entrada de caras nuevas en el partido, en lo que parece un intento de comenzar a construir la formación en el futuro próximo, Rajoy hizo público del nombramiento de Jorge Moragas como el jefe de la campaña de las elecciones generales. Moragas es su jefe de Gabinete en Moncloa, el responsable de los ‘fontaneros’ que rodean la acción del presidente del Gobierno, por lo que muchos ven en esta figura el puente que muchos reclamaban para mejorar la coordinación entre la acción ejecutiva y del partido. El presidente del PP dijo que es pondría al frente del partido y que incluso particiipará en las reuniones directivas, los maitines que creó Aznar los lunes por la mañana y que se han venido celebrando durante toda la legislatura, aunque sin la presencia de Rajoy.

Ante el comité ejecutivo, Rajoy realizó una intervención abierta a los medios en la que hizo autocrítica de los resultados electorales del 24 de mayo, intentó elevar la moral de los suyos y lanzó advertencias a los que aún considera rivales políticos. Todo ello, por supuesto, con señal difundida por el PP y que volvió a retrotraernos a las comparecencias, vía plasma, a las que Rajoy nos tenía acostumbrados:

  • Autocrítica: el análisis de los resultados electorales del PP fue bastante diferente al que el propio Rajoy hizo el pasado 25 de mayo, cuando aseguró que no había nada que cambiar. En esta ocasión, fijó como causas del desplome de votos el daño causado por los recortes [“la causa principal sin duda es que hemos pedido muchos esfuerzos a los españoles solo ahora se empieza  ver los resultados de tanto esfuerzo. Es cierto que no quedaba otro remedio”] y la corrupción en sus filas [“hemos pagado un precio muy alto por el comportamiento de algunos de los que considerábamos nuestros compañeros”].
  • A pesar de reconocer errores y prometer enmienda, Rajoy prefirió elevar el ánimo de la tropa con su discurso, de manera que insistió en algunas ideas fuerza que ya escuchamos el pasado 25 de mayo: El PP ha sido el partido más votado y el PSOE, al que fijó como principal rival, consiguió el peor resultado de su historia en unas elecciones municipales. Destacó la recuperación económica como una de las marcas de partido [“la recuperación económica es un activo del PP”], que definió como una organización fuerte y que garantiza estabilidad ante otras aventuras. Aseguró que no se podían extrapolar los resultados de las municipales a las elecciones generales y que todas las encuestas publicadas desde el 24 de mayo sitúan al PP como el principal partido en estimación de voto.
  • Ataques directos: Rajoy se fijó en dos enemigos, tres si asumimos las referencias veladas a las candidaturas de izquierdas. Entre los rivales explícitos citó al PSOE y a Artur Mas, y arremetió contra ambos por ser factores de desestabilización. En el caso del PSOE, siguió con el argumentario que Génova ha puesto en marcha esta semana, acusándolo de ser un partido extremista y radical de izquierdas, y destacó la política de pactos postelectorales [“antes que el PP la incertidumbre, inseguridad, la demagogia, cualquier cosa, porque han firmado cheques en blanco sin pararse mirar a quién se lo daba”]. Respecto a Cataluña, avisó: “Estas elecciones, si se convocan, serán elecciones autonómica, para elegir parlamento autonómico  y nada más, eso es lo que dice la ley y la ley la tenemos que cumplir todos”. Ambos mensajes indican el tono del análisis que el PP está haciendo de ambos procesos.

Rajoy anunció conferencias sectoriales del PP durante el verano para preparar el programa electoral con el que concurrirá en las elecciones y confirmó que presentará el proyecto de presupuestos el próximo 30 de septiembre, lo que, en la práctica, significa que no habrá adelanto electoral de los comicios.

Consideraciones

  • Rajoy ha bajado a la realidad y ha decidido ponerse al frente del partido, lo que, indirectamente, implica que se responsabiliza del desastre electoral en otoño si se produjera.
  • Rajoy ha introducido caras nuevas pero, en lo esencial, no supone un cambio de fondo en políticas ni comportamientos. Basta recordar las polémicas en las que se han visto inmersos Maroto y Casado para entender que, tal vez, lo que se busca es gente capaz de bajar al barro y ser capaz de argumentar sin tonterías en diferido o sin posibilidad de que calara sus mensajes -como a menudo le ocurría a Floriano-.
  • El presidente del PP asegura que el partido es fuerte y atribuye su pérdida de poder a los pactos del PSOE con las candidaturas ciudadanas y Compromís, una atribución de culpas esperable por quien ha esgrimido la herencia recibida como argumento para justificar su política económica.
  • La mención directa al PSOE y a Cataluña evidencia dónde pone Rajoy su foco, un apuesta que, de nuevo, pasa por encima de lo que los ciudadanos dijeron en las urnas: Recordemos que CiU perdió 100.000 votos y que el PSOE se dejó más de 600.000 votos (aunque haya recuperado poder territorial). Fijar estos objetivos como enemigos no hace sino reafirmar la idea de que Rajoy no ha entendido nada de lo que votaron los españoles, aunque sí acertó medianemente cuando señaló que la pérdida del voto del PP se debía a la abstención y al voto hacia el centro (hacia C’s).
  • Durante la comparecencia de ayer, y a pesar de las frases en torno a la recuperación o a la fuerza del PP, el presidente del PP es consciente de lo que pasó el 24 de mayo, unos comicios que supusieron una pérdida brutal de poder territorial y que han dinamitado internamente el partido, en buena medida por la incapacidad de Génova de tomar medidas.
  • Poco después de confirmarse la derrota en Baleares, Comunidad Valenciana y Aragón, los presidentes de estas CCAA anunciaron su marcha y su disposición a celebrar congresos extraordinarios cuanto antes. A esta lista se han sumado, desde entonces, Esperanza Aguirre (que anunció que no se presentará a la presidencia del PP de Madrid) y Pedro Sánz, el presidente de La Rioja desde 1995 y que da un paso atrás para facilitar el acuerdo de investidura con C’s (aunque sigue como presidente del PP riojano y como senador autonómico). Juan Vicente Herrera podría adoptar una posición muy parecida a la de Sanz.
  • Sin embargo, los cambios acometidos en el partido indican que su funcionamiento no era el adecuado, como confirma la salida de Floriano y de Pons. Así, llama la atención que se haya querido mantener a Cospedal y Arenas, cuya relación es manifiesta y públicamente mala, aunque se haya optado por eliminar todas las competencias que recaían sobre la secretaria general. Llama todavía más la atención este hecho si se tiene en cuenta que, desde 2011, Cospedal compatibilizó el gobierno de CLM con su tarea en el partido, algo que ya no tendrá que hacer estos meses.
  • A menudo se habla de la batalla larvada entre Génova y Moncloa, y sobre todo entre Cospedal y Santamaría. Los cambios anunciados por Rajoy hacen pensar en un triunfo de Santamaría, a la espera de lo que pueda ocurrir con las modificaciones en el Ejecutivo  -y que deberían pasar, quizás, por eliminar algunas de las funciones asumidas por la supercartera de Vicepresidencia-.

No cabe ninguna duda de que Rajoy está dispuesto a morir siendo Rajoy. Recordemos que estos cambios se producen tres semanas después de ser anunciados por el propio presidente del Gobierno, que confirmó que las modificaciones se comunicarían antes de que concluyera el mes de junio.

Han sido tres semanas en las que la agenda mediática ha pivotado, textualmente, sobre las meteduras de pata en los nuevos ayuntamientos y sobre estos cambios en el partido, lo que, evidentemente, implica que se ha distraído a los medios y a la ciudadanía de otros asuntos, como el análisis realista de los resultados del 24 de mayo y de sus implicaciones.

Parece que Rajoy tiene bien tomada la medida a unos medios que viven en la histeria permanente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cospedal pierde todo su poder en el PP

  1. Andrea Soraluze dijo:

    Es curioso que los medios no se hagan eco de la corrupción que planea sobre la cabeza de Javier Maroto tanto como concejal de Hacienda del equipo de Alfonso Alonso como siendo alcalde: la Gürtel, alquileres estratosféricos a empresarios amigos, concejala de cultura imputada por prevaricación y malversación, perdonar 2 millones en impuestos a una empresa…
    http://www.eldiario.es/norte/euskadi/PSE-Audiencia-Nacional-Gobierno-PP_0_188631838.html
    http://www.eitb.eus/es/noticias/politica/detalle/3027974/alfonso-alonso–fianza-500000-euros-alquiler-irregular/
    http://www.elmundo.es/pais-vasco/2015/05/21/555dbbb246163ff5248b4578.html
    http://www.eldiario.es/norte/euskadi/decision-irregular-Maroto-millones-Michelin_0_299220701.html

  2. Pingback: El PP perfila su estrategia: Radicales y amigos de los etarras | La última en llegar

  3. Pingback: La nueva política de siempre | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s