NC-Report: Fragmentación y dudas en la formación de Gobiernos

Este domingo, Grecia vota en referéndum el programa propuesto por la Troika a cambio de ampliar el rescate financiero del país, con el tercer rescate en el punto de mira. Esta noche, sabremos si Syriza ha ganado o no el plebiscito en el que ha convertido la consulta sobre el camino que el país debe seguir en Europa, mientras sobrevuela la impresión de que Alexis Tsipras podría presentar su dimisión si gana el sí y que Atenas puede volver a tener un gobierno tecnócrata, como el de 2011 tras la dimisión de Giorgo Papandreu.

Mientras se dirime el futuro del país, en España no dejan de publicarse sondeos sobre intención de voto que sitúan al PP como la fuerza más votada en las próximas elecciones generales, un resultado interesante si se tiene en cuenta el voto de castigo que recibió hace apenas un mes en las elecciones autonómicas y municipales.

El PP es el principal beneficiado del efecto de los pactos electotorles y, de acuerdo con el sondeo de NC Report para el diario La Razón, ganaría las elecciones con el 31.2% de los votos y entre 136 y 144 escaños. Si comparamos este resultado con la representación actual, el PP se deja 13.4 puntos en intención de voto aunque gana 1.5 en relación al sondeo publicado por este diario el pasado mes de junio:

CapturaNCReport

De acuerdo con el trabajo de NC Report, a partir de 900 entrevistas realizadas entre los días 22 y 27 de junio, es decir, antes de que Grecia y su corralito se convirtiera en noticia en los medios españoles, el PSOE se asienta como segunda fuerza con el 24.4% de los votos (-4.3 puntos repecto a 2011 y un resultado muy similar al de sondeo de hace un mes). La primera impresión, por lo tanto, es que los pactos de gobierno, que se habían convertido en el argumento principal del PP y medios afines, no le habrían pasado factura.

Se da la circusntancia que el PSOE podría mejorar en número de escaños respecto a las últimas elecciones generales, a pesar de obtener un menor porcentaje de voto: El motivo es atribuible al reparto de escaños en las provincias con menos número de escaños, tradicionalmente más proclives a los partidos tradicionales, como se vio en la cita en las urnas de mayo.

Podemos, con 30-33 diputados, representaría al 12.5% del electorado, con C’s en el 11.6% (25-27 diputados). Con un supuesto de participación del 66.9%, más de seis puntos por debajo del dato de 2011, IU pasaría del 6.9% de la representación al 4.4%, que se traduciría en 4-6 escaños. UPyD desaparece.

Con este escenario, ya nos podemos hacer una idea de la dificultad de lograr acuerdos que garanticen una mayoría parlamentaria sólida. Si extrapolamos lo que ha ocurrido en los acuerdos de gobierno tras el 24M y optamos por las horquillas máximas, tenemos dos bloques, descartando a priori una gran coalición entre PP y PSOE:

  • La reedición de un gobierno del PP pasa por un acuerdo con C’s (171 diputados), por lo que todavía necesitaría el voto de otras fuerzas políticas para lograr una mayoría estable. Si tenemos en cuenta sus malas relaciones con lo que queda de CiU o el PNV, se nos antoja difícil pensar en las formación a las que podría recurrir (exceptuando FAC, UPN o CC). Es esperable que no haya gobierno de coalición.
  • En el caso del PSOE, la suma con Podemos se queda en los 149 diputados, muy lejos de la mayoría absoluta necesaria para una mayoría parlamentaria. De acuerdo con el reparto de escaños, parece aún más difícil el acuerdo con otras formaciones para constituir un gobierno que tendría, como único argumento, potenciar el eje de izquierdas -por lo que habría problemas para incluir en esa alianza a ERC, Amaiur o Compromís, por citar sólo algunos partidos-.

Si nos fijamos en el factor edad, comprobamos que se repiten los datos que manejamos con el último barómetro del CIS. Podemos sigue siendo la opción favorita entre los menores de 30 años (11.7%), que también se decantan por el PSOE mayoritariamente (11%). Entre los situados entre los 30-44 años, el PSOE es la opción preferida (14.7%), seguido del PP (13.9%) y Podemos y C’s, con un resultado muy parecido:

CapturaNCRerpot2

Como hemos visto en otros trabajos, el apoyo a los partidos centrales del bipartidismo se acentúa entre el electorado de más edad, que no sienten preferencias precisamente por las nuevas opciones políticas. El PP logra el 25% de los votos entre los votantes de entre 45 y 64 años y del 30% entre los más mayores. En el caso del PSOE, estos porcentajes son del 17.6% y 19.3% respectivamente.

En cuanto a las procedencias del voto y las lealtades, NC -Report recoge que el PP sólo amarra el voto de 6 de cada 10 votantes; el 19.3% optaría por la abstención y el 13.6% por C’s. En el caso del PSOE, el 67% volvería a votar sus siglas (un resultado engañoso porque hay que tener en cuenta el desplome que el PSOE vivió en 2011 entre su elecotrado tradicional); el 9.9% se bastendriá y el 14.1% votaría por Podemos.

Entre las nuevas fuerzas políticas, Podemos recibe el voto de ex votantes del PSOE (13%), de IU (24.8%) y de abstencionistas o nuevos votantes (24.3%). En el caso de C’s, el voto procede del PP (519%), de UPyD (13.5%), del PSOE (10.7%) y de abstencionistas y nuevos votantes (11.3%).

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Minientrada | Esta entrada fue publicada en C's, IU, Podemos, PP, PSOE, Sondeos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a NC-Report: Fragmentación y dudas en la formación de Gobiernos

  1. Pingback: GAD3: Cuatro partidos suman el 82% de los votos | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s