“El presidente del Gobierno lo sabe”

Con estas palabras, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, actual número 1 del PP por Barcelona de cara a las elecciones generales del próximo día 26 de junio, confirmó que Mariano Rajoy estaba al tanto de las conversaciones que él mantuvo con el director de la Oficina Antifraude de Cataluña (AOC), Daniel de Alfonso, sobre la campaña orquestada desde las cloacas del Estado con el fin de desprestigiar a los líderes de ERC y Convergència.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Así se desprende de las conversaciones mantenidas por De Alfonso y Fernández Díaz en el desapacho del ministro el día 2 y 16 de octubre de 2014, apenas un mes antes de la celebración de la consulta independentista sobre el encaje de Cataluña en España. A cuatro días de que acabe la campaña electoral, se confirma que el ex presidente de la Generalitat, Artur Mas, estaba en lo cierto cuando avisaba de una suerte de conspiración desde el Estado para buscar información delicada contra las personas que encabezaban el ‘procés’.

La novedad, por lo tanto, es la filtración de la grabación de dicha conversación en las que se desprende que tanto Interior como la Oficina Antifraude en Cataluña estaban muy interesados, por razones puramente políticas y partidistas, en encontrar casos de presunta corrupción en relación a los líderes de ERC y CDC. Ante la debilidad de las sospechas, no dudaron en plantear una fabricación de casos convenientemente ‘investigados’ y difundidos por medios amigos. Éste es el extracto de una reflexión de Daniel de Alfonso sobre la conveniencia de tocar al Grupo Planeta, dueño de Antena 3, Onda Cero Radio, La Sexta o La Razón, para que ‘investigaran’ en la dirección que le interesaba al Gobierno de Madrid:

“Nosotros estamos investigando cosas de Esquerra, pero son muy débiles. Esa es la verdad, ministro, son de CESPA, pero no acabamos de… Tenemos cuatro adjudicaciones al hermano de Oriol Junqueras. Yo estoy intentado convencer ahora al Grupo Planeta para que me haga una investigación, para que no aparezca nadie y no sea nada sospechosa, de una información que me llegó que no sé si es verdad, y por eso no me atrevo a tomármela como tal y lo externalizo para que alguien me lo averigüe como tal, que es un enriquecimiento en el municipio de Puigcerdà del padre de Oriol Junqueras con temas de terrenos y demás”.

Las conversaciones, difundidas por el diario Público, son de tal magnitud que incluso los medios tradicionales, que este martes dieron cuenta de una información que silenciaron en sus portadas. Las interpretaciones se dividieron en dos tipos:

  • Unas se dirigieron a reclamar la dimisión inmediata de Jorge Fernández Díaz como ministro del Interior por la utilización de su cargo con intereses políticos personales con la aquiescencia o no de Mariano Rajoy. Se da por cierto por lo tanto que existió un caso de espionaje contra los adversarios políticos del PP desde el propio Ministerio del Interior, el departamento que da órdenes a la Policía Nacional.
  • Otros medios denunciaron el hecho de que el ministro haya sido grabado en su despacho en el Ministerio, la mejor muestra de que él es víctima de una conspiración de la que, quizás, dentro de poco se acusará al sospechoso habitual: Alfredo Pérez Rubalcaba. Y de paso, se pasa por encima de lo que él mismo estaba promoviendo desde su despacho. Ésta fue la posición, sobre todo, de destacados periodistas y tertulianos que, durante meses, difundieron informes sobre dirigentes de CDC que, a tenor de lo que sabemos hoy, vienen a confirmar que fueron preparados por Interior con el fin de debilitar a los líderes del independentismo. Ahí estaban los datos sobre Xavier Trias o Artur Mas nunca confirmados.

El titular de Interior, este miércoles, incidió en esta idea de que es víctima de un complot que busca su muerte política a través de una “filtración sesgada” de una conversación privada: Es una “conversación privada que se produjo hace dos años y que ahora se hace pública de forma fragmentada, sesgada, interesada, dirigida y descontextualizada”. Por supuesto, no se ha planteado dimitir por un caso que, en un país normal, se llevaría por delante al presidente del Gobierno.

El aludido, Mariano Rajoy, aseguró desconocer el contenido de la grabación y disparó también contra los interesados en filtrar la información justo en este momento de la campaña: “Estamos en lo de siempre, como estamos a cuatro días del final de la campaña, hay algunos que intentan aprovechar y pescar en río revuelto para ver qué sacan”. Por su parte, Soraya Sáenz de Santamaría pidió no sacar conclusiones precipitadas antes de investigar lo ocurrrido.

El otro aludido en la trama, Daniel de Alfonso, señaló directamente al PSC como el origen de la filtración debido a que la OAC está investigando “una presunta financiación ilegal del PSC”: “Esto obedece, a ver, ¿quiere que le diga? Ahora mismo estamos investigando un asunto que afecta a una presunta financiación ilegal de un grupo político, aparece en un concreto diario y aparece a cuatro días de las elecciones”. Como vemos, el foco se sigue poniendo sobre la filtración en sí y no sobre lo que se denuncia.

En el momento de elaboración de este post, este asunto había roto la campaña electoral: Los cabezas de lista de PSOE, C’s y Unidos Podemos reclamaron la dimisión inmediata de Fernández Díaz, un político que debería haber dejado su cargo hace ya demasiado tiempo. Desde su partido, sin embargo, se registraba cierta unanimidad para respaldarle con un interés nada discreto de pasar por encima del contenido que recogen las grabaciones filtradas.

Atención, por cierto, al impacto que este asunto pueda tener finalmente en el comportamiento de los electores en Cataluña, en los que En Comú Podem encabeza todas las encuestas sobre intención de voto. Ante informaciones como ésta, es posible que tanto ERC como CDC concentren cierta simpatía que se puede traducir en votos, algo que podría terminar perjudicando a En Comú Podem y al PP (en beneficio de C’s). También sería oportuno preguntarse  como siempre, a quién beneficia esta filtración que parece que procede de dentro del Ministerio del Interior y qué fin busca a pocos días de que se celebren las elecciones generales. De lo que no cabe ninguna duda es de que la carrera política de Fernández Díaz puede estar a punto de acabar.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Cataluña, elecciones, Gobierno, PP, PSOE, Rajoy. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s