La Gestora del PSOE enfrenta la división interna y el relato de la abstención

Nadie dijo que fuera sencillo pero Javier Fernández, que durante estos días se reúne con los barones territoriales para consensuar una posición común de cara al Comité Federal que decidirá si los socialistas desbloquean la situación política del país o vamos a terceras elecciones en diciembre, se está encontrando con una posición que podría ahondar aún más la brecha entre la dirección y la militancia organizada en redes sociales, que se está mostrando sumamente crítica con todos los movimientos de Ferraz.

Ante esta actuación, y con la espada de Damocles de ser barridos en unas terceras elecciones, los críticos que propiciaron la caída de Pedro Sánchez se equivocan al poner el foco en la defensa del comportamiento de Susana Díaz a diario ante imágenes impopulares (como el saludo de hace unos días con Mariano Rajoy en el desfile del 12 de Octubre) o en lanzar mensajes necesitan de muchos argumentos para ser comprendidos, como el que pronunció hace unos días Mario Jiménez, al que muchos acusaron de querer blanquear con la abstención la legislatura de la mayoría absoluta del PP.

El portavoz de la gestora, y mano derecha de Susana Díaz, aseguró: “Hay quienes piensan que hay que mantenerse en el no a Mariano Rajoy, lo que se traduciría en términos prácticos a unas terceras elecciones generales, y quienes creen que hay que ir a la investidura y aprovechar el juego de mayoría en las Cortes Generales para poner en marcha una agenda política que sane todo lo que ha ocurrido todos estos años de Gobierno del PP”.

Este mensaje, que se puede entender e incluso compartir, se quedó en una buena idea no terminó de llegar al electorado potencial. Sería conveniente, pues, que todo el mundo se grabara a fuego la consigna de que si hay que explicarlo mucho no funciona en comunicación, y menos en un entorno de histeria mediática como el que sufrimos.

Así, la comisión gestora del PSOE batalla estos días en dos sentidos: Por un lado, en ganar el relato que se activó durante la defenestración de Pedro Sánchez y postularse como una organización con cierta unidad interna o con una discrepancia que no implique la sensación de una nueva guerra civil a corto plazo. Por otro, vender la idea de que una abstención técnica del PSOE a un hipotético Gobierno de Mariano Rajoy no implicará un cheque en blanco a lo que ha hecho el PP en el Gobierno y en la oposición.

capturaricardo151216

Viñeta de Ricardo

El segundo asunto cobra aún mayor importancia tras una semana en la que se puede seguir, en tiempo real, la declaración de los principales acusados de la trama Gürtel, que se juzga estos días. Declaraciones como las de Francisco Correa que han confirmado que la corrupción era sistémica en el PP de José María Aznar, con el cobro de mordidas del 3% por la adjudicación de obra pública a constructoras y que parte de ese dinero llegó directamente a la cúpula del PP, dirigida en aquellos instantes por un Mariano Rajoy que sigue guardando escrupuloso silencio.

La declaración de Correa, que suena a ajuste de cuentas y a acuerdo con la Fiscalía, confirmaría cómo el PP se financió ilegalmente durante años, a la espera de que se confirme si su cúpula directiva se enriqueció también personalmente con ese dinero. Un modus operandi que sería idéntico al que se hizo  público en relación a Jordi Pujol y los años de vino y rosas de CiU.

El sanchismo recoge los frutos del ‘no es no’

Lo señalamos hace unos días. Después de confirmarse cómo Pedro Sánchez pasaba ignoraba los resultados electorales de Galicia y Euskadi para incumplir su propio compromiso de esperar a que hubiera Gobierno antes de convocar el Congreso del PSOE, comenzó una operación que puso de acuerdo a todo tipo de dirigentes socialistas enfrentados y que sólo encontraron un punto en común: Obligar a Sánchez a irse.

Tras su dimisión, se pusieron en evidencia las discrepancias entre los partidarios de una abstención técnica (ahora se habla de facilitar la ausencia de 11 diputados del PSOE durante la votación de investidura de Rajoy) y los que entienden que esa posición sería un suicidio para el PSOE. En los últimos días, Patxi López se mostró en público dispuesto a ir a unas terceras elecciones, aunque eso pueda suponer una derrota sonora y quedar como tercera fuerza parlamentaria. Esta posición será también la resultante del congreso del PSC.

En este segundo grupo conviven antisanchistas y los partidarios del ex secretario general, que insisten en remarcar el “no es no” pero con el único fin de que esa posición finalmente conlleve la vuelta de Sánchez a la Secretaría General. Durante estos días, por cierto, este grupo ya no se postula de forma tan pública la vuelta del ex secretario general y ha preferido una retirada táctica en tres líneas:

  • Dejar que todo el ruido siga siendo alimentado por militantes o simpatizantes más o menos anónimos. Basta entrar en Twitter y seguir el hilo de algunas conversaciones para darse cuenta de la división que este asunto ha provocado en una militancia que, hasta el momento al menos, se ha pronunciado en las urnas de manera casi idéntica a lo que defendían sus cuadros directivos.
  • En recopilar firmas para hacer realidad el “no es no” que tan bien le funcionó al sanchismo durante la operación derribo.
  • Y en las referencias de diputados como Susana Sumelzo o el fichaje estrella de Sánchez para las últimas elecciones generales, Margarita Robles, de que podrían no respetar la disciplina de voto en el caso de que el Comité Federal aprobara propiciar la abstención del PSOE para facilitar la investidura de Rajoy.

Todos estos elementos muestran que la crisis sigue muy abierta en el interior del PSOE y que, pase lo que pase, y salvo milagro, será un problema que vaya a más en los próximos días. El Rey ha convocado una nueva ronda de consultas los días 24 y 25 de octubre para saber la posición de los partidos ante la investidura; antes, el día 23, del Comité Federal del PSOE saldrá una posición ante dicha investidura. Queda, por lo tanto, apenas una semana para que los socialistas terminen de construir el relato que justifique la abstención o para comenzar a lanzar las primeras ideas de la próxima campaña electoral.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Pedro Sánchez, PSOE, Sondeos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s