Celeste-Tel: Un PSOE sin líder se consolida como segunda fuerza

Los últimos trabajos sobre comportamiento electoral e intención de voto inciden en dos tendencias que no parecen contrapuestas: El descenso de las expectativas de voto de la izquierda (con especial mención a Unidos Podemos, formación que parece que tocó techo en las últimas elecciones generales) y la relativa estabilidad de las formaciones de centroderecha, con especial mención a la subida de C’s que auguran algunos estudios demoscópicos publicados en las últimas semanas.

La entrega mensual del sondeo de Celeste-Tel difundido por eldiario.es incide en estas dos tendencias con una novedad: La consolidación del PSOE como segunda fuerza parlamentaria con un avance en sus expectativas electorales que se notan más debido a la imposibilidad de Unidos Podemos de obtener una mejor estimación. Según el estudio que analizamos hoy, los socialistas se moverían en torno a su resultado del 26J con un 22.3% de intención de voto, -0.4 puntos respecto a la representación que obtuvieron en las urnas, +0.3 puntos en comparación con la estimación de Celeste-Tel de hace un mes. En la práctica, ese resultado se traduce en 80-83 escaños, un resultado casi idéntico a los 85 que obtuvo en las últimas elecciones generales, un escenario que asumiría sin liderazgo al frente del partido.

Unidos Podemos, con un 19.2% de los votos, consigue un resultado casi idéntico al del mes de marzo pero sigue cayendo respecto a su representación en las urnas (entre 5-6 diputados menos). Ha perdido 2.4 puntos, lo que apunta, de nuevo, a la tendencia que ya hemos dibujado en otros momentos: Las expectatativas electorales de la formación morada aumentan cuando hay tensión electoral, es decir, cuando se encadenan distintos periodos de elecciones como ocurrió entre 2014 y junio de 2016. Sus opciones bajan enormemente cuando toca hacer política institucional, sobre todo porque sus espectáculos en el Congreso de los diputados o en otros foros no parecen convencer a más votantes de los que ya tiene. Una posibilidad que bien podría estar en la actitud de moderar comportamientos en sede parlamentaria.

Respecto a las opciones del centroderecha, el PP volvería a ser el partido más votado con un 35.1% de intención de voto, medio punto menos que hace un mes que Celeste-Tel atribuye a los problemas con el presidente de Murcia. Se movería en una horquilla de entre 146-150 escaños, por lo que, con total seguridad, sólo le haría falta los votos de C’s para lograr la investidura. Por su parte, C’s obtendría un resultado casi idéntico al que registró el 26J: un 12.9% y entre 26 y 28 diputados, hasta seis menos de los que tiene en la actualidad. Se trata de una de las estimaciones más bajas de las registradas últimamente respecto a la formación de Albert Rivera, aunque supone +0.8 puntos si lo comparamos con la estimación del mes de marzo.

Otros datos interesantes tienen que ver con el incremento de las opciones de ERC (de 8 a 9 diputados) y de EH-Bildu, que podría sumar un diputado a los dos que tiene en la actualidad. Tanto PNV como CC mantienen su representación y el PdeCat podría dejarse un escaño de los 8 que tiene en la actualidad.

En cuanto al voto directo y simpatía, el PP aparece como la fuerza mejor situada con un 21.8%, con el PSOE como segunda opción con un 18.3%, +5.7 puntos si lo comparamos con el dato directo socialista según el último sondeo de Metroscopia (si bien hay que tener en cuenta que en ese dato no se consigna la simpatía que se siente hacia las siglas del PSOE, elemento en el que el porcentaje socialista mejora sustancialmente). Unidos Podemos y las confluencias mantienen un 15.4% y C’s un 9.9%.

Celeste-Tel también aborda los porcentajes de fidelidad de voto y de posibles transferencias de los principales partidos. Así, el PP es la formación que mantiene mayor fidelidad entre sus votantes, con un 88.1% que volvería a repetir el sentido de su voto del 26J; el 12% restante optará por la abstención (10.4%) en mayor medida. Sorprendemente, C’s es la segunda formación con mejor porcentaje de fidelidad con un 81.6% (el 11.2% se abstendrá y el 4.5% optará por el PP).

El PSOE conserva a 8 de cada 10 votantes y, de nuevo, su principal amenaza es la abstención (16.6%). Unidos Podemos es el partido que menos lealtad registra entre los suyos (74.8%), con un 18% que asegura que se abstendrá en el caso de nuevas elecciones y un 3.2% de voto que se inclinaría por el PSOE. Vemos, por lo tanto, que parece que se revierte poco a poco la enorme fuga de votos que se produjo entre 2014 y 2015 de las filas socialistas a la de la formación morada.

Si atendemos al voto por edad, se vuelven a repetir datos ya conocidos: La abstención es muy alta entre los menores de 45 años, y particularmente entre los menores de 30, y los dos partidos tradicionales, con especial mención al PP, siguen siendo los favoritos para el núcleo de edad que muestra más incentivos para acudir a las urnas.

  • Los votantes de entre 18-30 años votarían en primera lugar a Unidos Podemos (15%), con el PP como segunda opción (11%), algo que se viene repetiendo en los sondeos de Celeste-Tel desde comienzos de año. El PSOE es la tercera opción (8%) y cierra C’s, con un 6%. El 51% manifiesta su intención de abstenerse.
  • Los votantes de entre 31 y 45 años se abstendrán en un 44%. Entre los que acudirán a las urnas, el PP (15%) y Unidos Podemos (14%) son las primeras opciones, seguidas del PSOE (11%) y de C’s (9%).
  • Los situados entre los 45 y 64 años son los más inclinados a acudir a las urnas (sólo el 38% se abstendría). Entre sus preferencias, destca el giro hacia la política tradicional que mencionábamos anteriormente: El 22% votaría por el PP y el 14% por el PSOE. UP convence al 11% del electorado y C’s al 8%.
  • Los mayores de 65 años votarían preferentemente por el PP (29%) y por el PSOE (16%). eL 5% lo haría por C’s y por UP. El 39% se abstendría.

Estos datos, por sí solos, explican por qué las estimaciones de voto benefician a PP y PSOE: Con una desmovilización creciente, sobre todo entre los nichos electorales más favorables a Unidos Podemos, un eventual proceso electoral serviría de respaldo a los partidos tradicionales.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Minientrada | Esta entrada fue publicada en C's, IU, Podemos, PP, PSOE, Sondeos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s