La izquierda portuguesa aglutina al 57% del electorado

En un contexto en el que la izquierda europea está prácticamente desmanetelada, el Gobierno socialista portugués sigue marcando la agenda. El país vecino debate estos días sobre la posibilidad de despenalizar la eutanasia, convirtiéndose en el cuarto país europeo, el primero mayoritariamente católico, que aborda un asunto ya debatido en el Parlamento a partir de la presentación de una iniciativa legislativa ciudadana. El PS afronta, por lo tanto, un asunto que tiene en pie a la Iglesia católica y al centroderecha, que todavía sigue buscando su sitio a pesar de relevo en el liderazgo.

Los socialistas lusos lideran, por un lado, un cambio que afecta directamente a los valores morales del país mientras, de cara al exterior, realiza una defensa del proyecto europeo. Su presidente, Marcelo Rebelo de Sousa, fue no de los dos mandatarios de los países del sur que defendió dar un giro social al proyecto político, mientras que su primer ministro ha pedido directamente más Europa para hacer frente a los efectos del Brexit.

Su primer ministro, António Costa, defendió este miércoles, ante el Parlamento Europeo, basar la receta contra el populismo en la idea de aportar más a la UE si se quiere más Europa.  Así, quedó clara la inserción de Portugal en el proyecto europeo y la idea de aportar más para recibir más de los presupuestos europeos, especialmente en relación a la Política Agraria Común: “Las ayudas agrícolas y de cohesión no sirven solo como garantía alimentaria y para la modernización económica de todos los territorios, también significa que los ciudadanos sean conscientes de lo que Europa aporta, la concreción de algo que si no sería abstracto”.

Lisboa hoy es un referente por los buenos datos macroeconómicos (que no dejan de tener sus sombras cuando se analiza el detalle) y por la situación de estabilidad política que afronta. El sondeo de Aximage, el único con intención de voto publicado el pasado mes de enero, sitúa a los socialistas en el 40.6% de intención de voto, +0.4 puntos respecto a la estimación de Aximage de hace un mes y +8.3 puntos respecto a las elecciones de otoño de 2015.

El buen dato de los socialistas se asienta en la atracción de buena parte de lo que pierden sus competidores y ante la falta de una oposición: El centroderecha, como apuntábamos, apuntala estos días el proyecto de su nuevo líder y su partido, el PSD, se mueve en el 26.4% de intención de voto (+0.2 puntos respecto a la estimación de final de Aximage). Por su parte, los liberales se sitúan en el 6.2%, de manera que entre ambos sumarían el 32.6% de los apoyos, -6 puntos respecto al dato de Portugal a Fora, coalición con la que se presentaron a los comicios.

El PS tampoco tiene una gran competencia por la izquierda, a la espera de ver el efecto del mensaje europeista lanzado en el PE entre el aparato y la elite del CDU, muy crítico con la UE. Los comunistas se sitúan en el 7.7% de intención de voto (medio punto menos respecto a su representación actual) mientras que el BE estaría en el 8.8% de apoyo, -0.4 puntos respecto a hace un mes y -1.4 puntos si tenemos en cuenta sus últimos resultados en las urnas.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Portugal, Sondeos, UE. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La izquierda portuguesa aglutina al 57% del electorado

  1. Pingback: Los socialistas lusos siguen 12.6 puntos por encima de los conservadores | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.