Comienza la partida en Andalucía

El próximo 2 de diciembre, Andalucía votará la renovación de su Parlamento. El adelanto electoral permitirá pulsar las opciones de los principales partidos en lo que supone un arranque anticipado del ciclo que acabará con las elecciones generales previstas para  junio de 2020. Estamos, pues, ante un escenario parecido al de las elecciones europeas de 2014, cita que sirvió de ventana de oportunidad para que Podemos protagonizara la primera reconfiguración del sistema de partidos a la que después se sumó Ciudadanos.

En 2014, Podemos aprovechó la cuña para consolidar una fragmentación del centroizquierda, con amenaza real de desplazar al PSOE como la primera fuerza política en la izquierda. Andalucía, el 2D, constituye la primera prueba de que Génova podría estar a punto de vivir una situación parecida a la de los socialistas con la consolidación de Ciudadanos, formación a la que sacó 95 escaños en las últimas elecciones generales, y el desgaste que les supone la irrupción de VOX como marca electoral en su flanco más escorado a la derecha. Los populares sufren un sandwiche en toda regla con un candidato que, quizás, no es el más preparado para librar esta batalla, como confirma el fracaso de imagen de la iniciativa de reunión de constitucionalistas a la que finalmente solo acudieron C’s (pero no Albert Rivera), Foro de Asturias y UPN.

El barómetro preelectoral del CIS apunta a un escenario favorable al PSOE, que podría repetir los resultados obtenidos hace tres años, lo que confirmaría el olfato de Susana Díaz para aprovechar el impulso de la presencia del PSOE en el Gobierno central para asegurarse otra legislatura. La segunda clave tiene que ver con la segunda posición: El CIS aventura un triple empate entre PP, C’s y Adelante Andalucía (la marca de Podemos en estos comicios), que compiten por la segunda plaza, con la lista de Teresa Rodríguez levemente en cabeza en porcentaje de voto. Con la marejada que vuelve a llegar desde Madrid estos días, estos datos suponen un bálsamo para las opciones de la formación morada de cara al ciclo electoral.

Este escenario, que con matices han recogido otros estudios demoscópicos publicados, explica por qué la dirección del PP se está volcando en esta campaña electoral, con la presencia de Pablo Casado en hasta 45 actos en Andalucía. El reto, como le ocurrió al PSOE en 2015, es asegurar que C‘s no ejecute el “sorpasso”, un escenario inédito en la historia reciente del país y al que ahora se suma VOX. Una estrategia reconocida por Génova, que ha vuelto a criticar la cocina del CIS alegando que sus sondeos son mejores para sus intereses y los de la formación naranja.

La formación que lidera Santiago Abascal, que el pasado fin de semana llenó aforo en Sevilla, lograría un diputado en el Parlamento andaluz, un dato que conviene tomar con pinzas. El trabajo de campo del barómetro acabó el 31 de octubre y, desde entonces, la formación ha protagonizado campañas en redes y en medios que, aunque hilarantes, apuntalan la estrategia de dar a conocer unas siglas y unos candidatos con un programa electoral desquiciado que, sin embargo, activa determinados marcos.

El contexto andaluz, sin embargo, presenta algunas singularidades que habrán de tenerse en cuenta cuando se analicen los resultados que arrojen las urnas la noche electoral. Partiendo del hecho de que es incuestionable la victoria del PSOE en su feudo histórico, el PSOE tiene opciones de abrir vías de diálogo tanto con Ciudadanos como con Adelante Andalucía de manera que, lo que se decida habrá de marcar las relaciones entre los partidos de cara a las negociaciones que, con total seguridad, habrán de repetirse tras las locales y autonómicas de mayo de 2019 y las elecciones generales.

Ironías de la política, Sánchez puede conseguir en Andalucía el primer respaldo a su política gubernamental, cuestionada a diario por la secuencia de anuncios  de medidas estrella que ni siquiera se concretan en proyectos de ley y que hacen pensar en una estrategia de campaña permanente hasta junio de 2020. Andalucía es la primera parada que permitiría al sanchismo ganar tiempo. Por ello, el presidente del Gobierno ha acudido en varias ocasiones a la CCAA para respaldar públicamente a su candidata con abrazos en público que proyectan también un mensaje interno: Las heridas abiertas durante las primarias son historia pasada.

CODA. Desde la cuenta del blog en Twitter [ @laultimablog ] analicé algunas de las claves del barómetro del CIS. Esta noche arranca la campaña y se verá de la capacidad de las distintas formaciones para convencer, sobre todo, a los indecisos (casi 30% no sabe o no contesta cuando se le pregunta por el sentido de su voto el próximo 2D). Una de las normas no escritas es que, ya en campaña, el candidato suele ser la principal baza para convencer a los votantes indecisos. Si tenemos en cuenta la proyección de los respectivos cabezas de lista, todo hace pensar en que tanto Susana Díaz como Teresa Rodríguez tienen todas las de ganar si no cometen errores.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Andalucía, C's, elecciones, Gobierno, Pedro Sánchez, Podemos, PP, PSOE, Sondeos, Ultraderecha. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Comienza la partida en Andalucía

  1. Pingback: 2D: Carteles de campaña de las elecciones andaluzas | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.