28A: El PSOE saca 9,3 puntos al segundo, a la espera del debate a cinco

Las últimas entregas de sondeos sobre estimación de voto publicados insisten en las mismas tendencias apuntadas en las entregas anteriores: El PSOE sería la primera fuerza en votos y en escaños, con la vista puesta en dos fenómenos que se dirimirán en la campaña electoral. Por un lado, la proyección de Pedro Sánchez en el debate a cinco comprometido con A tres media, el único en el que se verá al candidato socialista debatir con sus competidores. Y, por otro, el efecto que pueda conseguir la fragmentación del electorado de centroderecha, especialmente en las circunscripciones que reparten menos diputados y en las que VOX está teniendo especial capacidad de penetración.

En el primer sentido, ha quedado meridianemnte clara la estrategia de Ferraz en estos comicios: Evitar el error en Andalucía, cuando una parte del electorado progresista se quedó en casa; para ello, Sánchez evita la exposición en grandes medios de comunicación y alterna mítines multitudinarios en los que se repite la consigna de no confiarse ante las buenas expectativas de los sondeos. En definitiva, el PSOE se proyecta como la única opción útil para evitar el avance de la ultraderecha y ya se lanza la idea de una investidura sin tener que depender del voto del independentismo, que está a punto de quedarse en tierra de nadie. 

Si tenemos en cuenta, además, que la campaña electoral transcurre en mitad de la Semana Santa, cuando medio país desconecta de los asuntos cotidianos, cobra todo el sentido, desde el punto de vista estratégico, que los socialistas prueben a mantener prietas las filas, esta semana, y acelerar durante la próxima, cuando la gran mayoría de los votantes se engancharán al tramo final de la campaña eletoral. Esto explica por qué el cabeza de lista del PSOE haya declinado un cara a cara con Pablo Casado y un debate a cuatro organizado por RTVE, con ausencia de VOX. De esta manera, el 23 de abril veremos una confrontación directa entre Pedro Sánchez y Santiago Abascal, una versión dicotómica de la campaña que puede ser el acta de defunción de las derechas y, en consecuencia, tensionar más las relaciones con el PP e, indirectamente, con C’s, a la espera de la posición que decida adoptar Pablo Iglesias.

Cuando ya han transcurrido unos días desde el arranque oficial de la campaña, queda claro que las cosas no marchan bien para el PP, que no sólo no arranca sino que ve cómo la bolsa de indecisos sigue aumentando cada día que pasa a pesar de incidentes como el que ocurrió la semana pasada en la Universidad Autónoma de Barcelona. La evidencia de que la máquina no termina de estar engrasada la tenemos en las palabras de Pablo Casado este fin de semana en Galicia, donde invitó a los asistentes a su mitin a ponerse en el lugar de los 800 asesinados por ETA para luego arremeter contra una alianza del PSOE con separatistas y comunistas. Un mensaje a la desesperada si tenemos en cuenta la derrota de ETA, sin las famosas concesiones, que se culminó bajo un Gobierno del PP.

El enésimo bandazo de Casado, que también procesionó en Avila, señala más las carencias y obsesiones del PP que la estrategia de un partido que, en teoría, debería salir a ganar las elecciones y que da la impresión de estar a punto de pedir que se pite el final de partido para mantener los resultados actuales. En este punto de la campaña electoral, en privado se comienza a asumir que Sánchez tiene todo a su favor para volver a ocupar el Palacio de la Moncloa, con una mayoría muy superior a lo que indican los sondeos que se están publicando estos días.

Así, el promedio de los últimos barómetros y trackings le sitúan en el 29.7%, un resultado prácticamente idéntico al que arrojaban los trackings anteriores; hablamos de un dato que queda tocado por la habitual baja estimación que le atribuyen Celeste-Tel y, sobre todo, NC-Report, que le atribuye un máximo de 113 diputados (sin sus estimaciones, el PSOE obtendría el 30.74% de los apoyos). Esta estimación no tiene mucho que ver con la sexta y séptima entrega de IMOP  (que destacamos en la tabla por separado, sobre todo por los datos del PP) o GAD3 para La Vanguardia, que sitúa al PSOE cerca de los 140 diputados y como primera fuerza en Barcelona (11 escaños) y Tarragona (3).

El PP sería la segunda fuerza con el 20.4% de promedio, un dato que, de nuevo, queda alterado por la estimación de voto de Celeste-tel (23.9%) y NC-Report (24.1%), sondeos que rompen la tendencia del resto, que lo sitúan más cerca del 18.6%. En este punto de la campaña, Génova ya se plantea aguantar como segunda fuerza ante la incógnita que supone VOX, que no deja de llenar auditorios y de, sobre todo, marcar una agenda mediática que se verá claramente en el debate a cinco que veremos la próxima semana. Más datos que refuerzan esta hipótesis: de acuerdo con los datos del Instituto Sondaxe, en Galicia, el granero de votos simbólico del PP, el PSOE estaría en disposición de quedar por delante en votos y de empatar en escaños.

Es en este escenario en el que hay que insertar los ataques que, repentinamente, está recibiendo Santiago Abascal por parte de sus antiguos compañeros, que estos días le recuerdan su pasado en el PP. Es decir, tarde, pero finalmente se ha puesto en evidencia el malestar que está provocando que el artífice de la fuga de votos del electorado más conservador a VOX proceda, precisamente, de alguien que hizo carrera política a la sombra del PP, primero en Euskadi y luego en Madrid.

C’s, por el momento, aguanta como tercera fuerza política con el 14.9% de promedio, +2 puntos por encima de los resultados conseguidos en 2016 pero muy por debajo de las expectativas creadas hace apenas un año respecto a la formación naranja. El partido de Albert Rivera, al que antes de la moción de censura a Mariano Rajoy se le daba por favorito en todos los niveles institucionales, hoy se conforma con ser tercera o cuarta fuerza, como ocurre en el Ayuntamiento de Madrid.

No parece ayudar la estrategia de Rivera de seguir apelando a una alianza con el PP para disputarle La Moncloa a Sánchez, una vez confirmado que un pacto a la andaluza no sería suficiente. Tampoco le estaría beneficiando ser objeto de insultos en actos organizados en Errentería, este fin de semana, en lo que se percibe más como un acto dirigido a obtener la simpatías en el resto del país que en hacer campaña en Euskadi, donde la formación política es absolutamente minoritaria.

Es decir, tal y como avisamos en su momento, se está evidenciando que la aplicación de la ley electoral en el conjunto de España no tendrá un resultado similar al de Andalucía, donde se repartían muchos escaños en todas las circunscripciones. Está por ver la posición que finalmente adopte Rivera en el debate a cinco de la próxima semana, pero por el momento las tendencias hablan de un trasvase de votos entre los electorados de PP, C’s y VOX, al tiempo que el PSOE estaría pescando en el electorado más centrado de la formación naranja.

En cuanto a Unidas Podemos, se confirma que la reaparición de Pablo Iglesias, y centrarse en  denunciar el trabajo sucio de los poderes fácticos, ha frenado la sangría de votos, tras ceder un 28.8% del electorado al PSOE (datos de la sexta ola de IMOP). La formación se mueve en torno al 12.75% de estimación de voto, casi medio punto más respecto al tracking anterior, a la espera de medir el impacto electoral de decisiones como acudir por separado en las urnas en las generales de Galicia (9.7% para Podemos y 4.2% para En Marea según el último tracking de Sondaxe) o en las autonómicas valencianas, que se celebrarán el mismo 28A.

VOX, por último, sigue siendo la principal incógnita de unos comicios en las que todo pivota en torno a su puesta en escena y a las declaraciones de sus dirigentes. De acuerdo con los datos publicados, la formación de ultraderecha sería quinta fuerza y se movería en torno al 10% de estimación de voto y podría llegar a los 37 escaños (según el CIS), aunque en privado ya se da por hecho que su proyección será mayor en las urnas. Como apuntábamos anteriormente, parece que los movimientos se mueven en torno a la capacidad de VOX de atraer a la bolsa de indecisos que estarían abandonando las filas del PP, lo que confirmaría que, con C’s abandonando el centro político, los trasvases se estarían produciendo entre bloques ideológicos. Y todo ello con supuestos de participación del 69-71%.

CODA. La campaña electoral de los comicios generales de 2015 y 2016 fueron la de la entrada de los primeros espadas de los partidos en losprogramas de entretenimiento de las grandes cadenas de televisión para seducir a los votantes. En esta ocasión, todos los líderes, excepto Pedro Sánchez, han coqueteado con la fórmula visitando El Hormiguero, el plató de Ana Rosa o la casa de Bertín Osborne, y se ha optado por explorar otros caladeros de votos. El más evidente, el de los aficionados al deporte, como ha puesto en evidencia la campaña en Marca, que ha dedicado una portada a cada uno de los cinco líderes de formaciones de implantación nacional, con Sánchez en un perfil más presidenciable de lo habitual en él y en el formato elegido. De nuevo, por cierto, el que más revuelo causó en sus afirmaciones fue Santiago Abascal.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Minientrada | Esta entrada fue publicada en C's, Debate, elecciones, Podemos, PP, PSOE, Sondeos, Ultraderecha. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a 28A: El PSOE saca 9,3 puntos al segundo, a la espera del debate a cinco

  1. Pingback: 28A: Vídeos de campaña | La última en llegar

  2. Pingback: 28A: VOX se queda fuera de los debates electorales | La última en llegar

  3. Pingback: 28A: El PSOE rectifica y acepta que Sánchez acuda a dos debates electorales | La última en llegar

  4. Pingback: 28A: El PSOE saca 10 puntos al PP, que se la juega en los debates | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.