26M: Los sondeos rebajaron las expectativas del PP y la caída de UP

Como se esperaba, la resaca electoral está resultado pesada en la galaxia Podemos, especialmente a propósito de la pérdida del Ayuntamiento de Madrid, que se juega buena parte de su futuro a proyectarse como socio fundamental de Pedro Sánchez para mantener la presidencia del Gobierno y acceder a gobiernos autonómicos y locales. De ahí la filtración de posibles acuerdos con C’s si la formación naranja levanta el cordón sanitario que mantenía en torno al PSOE, petición que el mismo Sánchez realizó desde Ferraz la noche electoral a pesar del mensaje que la militancia le dirigió la noche del 28 de abril tras ganar las elecciones generales.

Este escenario, del que venimos hablando en este blog desde el arranque del año, dejaría prácticamente en el limbo a Unidos Podemos, que empieza a proyectar la imagen tradicional de un partido de izquierdas de camino a su refundación. Veremos, en cualquier caso, si finalmente se produce ese proceso de autocrítica y reflexión del que habló este lunes Pablo Iglesias, que tiene puesto sobre sí el foco del desastre ocurrido en Madrid y que, por el momento, mantiene en un segundo plano los errores cometidos por el PSOE: Angel Gabilondo no ha sido capaz de absorber la masa crítica de UP, como ha ocurrido en otras CCAA, y Pepu Hernández rubrica un desastre electoral que explica muy bien por qué Manuela Carmena ha perdido el Ayuntamiento de Madrid.

Hoy toca hacer balance de los sondeos sobre estimación de voto publicados y analizados en este blog. Así, en los relativos a la renovación del Parlamento Europeo, existen dos grupos bien diferenciados: Dos partidos, los protagonistas del sistema de partidos español tradicionalmente, que vieron rebajadas sus expectativas y el resto, cuyos resultados aparecieron inflados en todos los estudios.

Tanto PP como PSOE vieron infrarrepresentadas sus estimaciones de voto, que finalmente fueron más elevadas de lo que se esperaba, lo que puede ser el inicio de una tendencia de recuperación del bipartidismo, aunque sea con sesgo en un contexto de competición multipartidista como el actual. En el caso del PSOE, +2.2 puntos respecto al promedio de estudios, con Sigma Dos como el sondeo que se quedó más cerca del porcentaje de voto obtenido por los socialistas. Si miramos al PP, vemos que finalmente quedó por encima del 20% en representación, dato al que se aproximaron GAD3 y Metroscopia.

En el grupo de los beneficiados por los sondeos encontramos a UP, que repite en todos los niveles institucionales como la formación política más inflada en los estudios demoscópicos. La formación morada se quedó en el 10.05%, a pesar de que, en esta  ocasión, acudía en coalición con IU. Con un promedio del 12.8%, sólo Sigma Dos (0.15 puntos) y  GAD3 (0.55) se quedaron cerca de su representación final, a diferencia de la sobreestimación que recogieron el CIS (+3.95), Metroscopia (4.35) y 40deB (+4.35 puntos).

Situación similar encontramos en los datos de C’s (+4.33 puntos según Celeste-Tel), 40deB (+3.93 puntos), Sigma Dos (+3.63) o Metroscopia (+3.43 puntos), porcentajes que explican el promedio del 15.4% que atribuyeron los sondeos antes de los comicios, quizás más en sintonía con los resultados conseguidos por C’s en las elecciones generales. Éste puede ser también el planteamiento de los datos de VOX, formación que también quedó sobreestimada en todos los estudios publicados, con GAD3 (+0.60) como el sondeo que más cerca se queda del resultado final obtenido por la formación en el PE (6.7%).

En cuanto a las estimaciones de los sondeos a la CAM, volvemos a tener dos grupos claramente diferenciados: las formaciones sobreestimadas, con mención especial, de nuevo, a Unidas Podemos, con un promedio del 9,5%, +4.5 puntos de los resultados conseguidos finalmente. La candidatura de Isabel Serra recibió una estimación inflada en todos los estudios, con mención especial al CIS (+7.44), a NC-Report (+5.24) y a Sociométrica y GAD3 (+3.94 puntos). El que más cerca se quedó fue 40deB (+2.14), que también fue la empresa demoscópica que sobrerrepresentó a Más Madrid (+4.15 puntos); el resto de empresas le dieron una estimación inferior al 14.65% conseguido finalmente (sobre todo GAD3 y Sociométrica, -5.85 puntos).

A falta de conocer más datos del comportamiento del electorado en la votación del 26M, todo hace pensar en un efecto concentración en la lista que lideraba en la CAM Iñigo Errejón en detrimento de la que encabezaba Serra, con efecto directo en las opciones reales de Gabilondo para armar un gobierno apoyado por el centroizquierda en la CAM.

En cuanto al resto de partidos, encontramos también una constante, en relación con el PP, en relación a su capacidad final de movilización, algo que, en estos comicios, se extiende también a C’s. El PP logró al final en la CAM el 22.1% de los apoyos,  +0.8 puntos en relación al promedio de estudios, recuperando la segunda plaza perdida en las elecciones generales. Los que más cerca se quedaron fueron el CIS (+0.69), Sociométrica (-0.38) y (GAD3 (-0.31), aunque el resto tampoco difirió excesivamente del porcentaje final obtenido por la lista de Isabel Díaz Ayuso. Sólo 40dB se alejó en 2.41 puntos del resultado que arrojaron las urnas en el caso del PP.

En cuanto a C’s, todos los estudios, menos Metroscopia, se quedaron cortos en sus estimaciones de voto, que difirieron en 0.8 puntos respecto al promedio de todos los estudios. NC-Report prácticamente clavó el resultado de Ignacio Aguado, al igual que el IMOP (+0.22); el resto se quedó por debajo, con especial mención a los 3.02 puntos de distancia del CIS respecto al porcentaje de voto definitivo.

Nos queda abordar los resultados del PSOE y de VOX, con un escenario inverso. En el caso de los socialistas, la mayoría de estudios situaron por encima del 27.35% el porcente de apoyo a los votantes de la CAM, dato que prácticamente clavó Metroscopia (+0.25) o NC-Report (-0.35). Destacan los +2.35 puntos de Sigma Dos o los -3.15 que le otorgó 40deB, a la espera de conocer la incidencia de la campaña de Gabilondo en la movilización del electorado en el último tramo de la campaña.

Respecto a VOX, los sondeos le otorgaron el 8.6% de media, un resultado prácticamente idéntico al 8.86% conseguido en las urnas finalmente. Si miramos en detalle, sólo tres estudios le situaron por encima del porcentaje de apoyo conseguido finalmente (NC-report, Metroscopia y DYM) mientras que el resto le situó por debajo de ese 8.86%, con  40deB (-0.16 puntos), Sociométrica y GAD3 (-0.06 puntos) prácticamente clavando su resultado.

Por último, toca abordar los sondeos relativos al Ayuntamiento de Madrid, con datos que apuntan a una movilización final del electorado de centroderecha, infraestimado en todos los estudios publicados y analizados en este blog. El PP logró +2.22 puntos en relación al promedio de sondeos, que minimizaron su capacidad de recuperación; a destacar los -5.12 puntos de 40deB o los -3.72 de GAD3, con el CIS como el estudio que más se acercó al resultado definitivo.

En cuanto a C’s, todo los estudios minimizaron sus resultados salvo NC-Report (+0.28) o 40deB (+0.88) que, junto a GAD3 (-0.22), fueron los que más se acercaron al 19.12% conseguido por la lista de Begoña Villacís (+2.22 puntos respecto al porcentaje obtenido finalmente). Destacan los -5.62 puntos del estudio de Metroscopia, el -4.92 del CIS o los -4.72 de Sociométrica.

Los datos sobre VOX apuntan a una infrarrepresentación (-1.3 puntos), que se explica por la no inclusión de su estimación en el sondeo de NC-Report. Con ese matiz hecho, las diferencias respecto al resultado final se mueven entre los que se quedaron muy cerca, es decir, GAD3 (-0.83), Sigma Dos y 40deb (-0.93), y los que ampliaron esta distancia en positivo (Metroscopia y DYM) y en negativo (CIS).

En el extremo contrario encontramos también los casos del PSM y de Más Madrid, sobreestimados en prácticamente todos los estudios demoscópicos, lo que hace pensar en una desmovilización de sus respectivos electorados en el tramo final de la campaña. En relación a Más Madrid, todos los estudios, menos NC-report (-3.44), le situaron por encima del 30.94% de apoyo conseguido al final, con especial mención a Metroscopia y DYM, que prácticamente clavaron el resultado. Las distancias más amplias las aportan los sondeos de Sigma Dos (3.96) y 40deB (4.26), que esperaban más de la lista encabezada por Manuela Carmena.

En cuanto al PSM, ningún sondeo estimó el batacazo recibido por la lista de Pepu Hernández en un contexto de recuperación general del voto perdido entre 2011 y 2016. El promedio de sondeos situaban al PSM en el 17.2%, +3.46 puntos respecto al resultado conseguido finalmente por los socialistas en el consistorio; mención especial merecen las desviaciones de Metroscopia (+5.96 puntos), NC-report y el CIS (+4.66 puntos), con 40deB (+0.26) como  el sondeo que más se acercó al resultado que arrojaron finalmente las urnas.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.