Fillón, favorito en la segunda ronda de las primarias conservadoras

capturaafp

Se cumplen en parte los pronósticos de las encuestas sobre el resultado de las primarias en Les Republicains para elegir al candidato a las presidenciales del próximo año en las que, si no hay sorpresas, se medirá en segunda ronda con la líder del Frente Nacional, Marinne Le Pen. El ex primer ministro y actual alcalde de Burdeos, Alain Juppé, pasó a la segunda ronda, que se dirimirá este domingo, con Francois Fillon como rival directo.

La sorpresa, sin embargo, llegó cuando se supo que Fillon había obtenido el 44% de los votos frente a Juppé, que se quedó en el 28% de apoyo. Esta diferencia, que las encuestas previas no habían detectado, sitúan a Fillon como el favorito para ganar la segunda ronda de votación este domingo según una encuesta publicada tras la votación: ganará con el 56% de los votos.

Conviene, sin embargo, tomar con precaución este dato. Un sondeo postelectoral  recogió que muchos de los que fueron a votar a las urnas a Fillon (registrados que habían pagado 2 euros por participar en el proceso) lo hicieron para evitar que el ex presidente Nicolás Sarkozy pudiera pasar a la segunda ronda. En el caso de los que votaron por Juppé, hasta el 70% confiesa esa motivación.

capturafranciafillon

Si se cruza el sentido del voto con la vinculación partidista del elector, queda claro que los partidarios de Le Republicains prefirieron a Fillón (49%) frente a Juppé (31%), mientras que el ex primer ministro fue claramente favorito entre los votantes de izquierdas (23%) o centristas (25%). capturafranciafillon2

Fillon y la herencia thatcherista

Una vez descabalgado Sarkozy de la carrera, se da por supuesto que Fillon podría gozar del apoyo de los votantes de izquierdas en esa hipotética segunda ronda de las presidenciales entre el candidato conservador y el de la ultraderecha. Y eso a pesar de su programa económico: ha prometido acabar con la jornada semanal laboral de 35 años, recortar 110.000 millones de gasto público en cinco años repartido en 1/3 de caída de gasto del Estado, un 20% que afectaría a las corporaciones locales y un recorte en la Seguridad Social (a través del retraso de la edad de jubilación d elos 62 a los 65 años en 2022 y con recorte del gasto sanitario).

También promete reducir los impuestos a las empresas, despedir a medio millón de funcionarios, armonizar los planes de pensiones, subir el IVA en dos puntos, aumentar los presupuestos en defensa en 10.000 millones y dificultar las medidas de agrupación familiar en el caso de inmigrantes. Se ha mostrado partidario de prohibir el “burkini” y aboga por la expulsión inmediata de personas vinculadas con el terrorismo de corte yihadista.

Este programa, que le vincula al neoliberalismo, se completa con un discurso conservador  y católico en lo social que le enroca con una suerte de revolución conservadora que, recordemos, tiene como objetivo ganarse el apoyo del electorado no conservador para frenar al Frente Nacional el próximo año. Se ha mostrado partidario de una “visión familiar de la sociedad” y su medida más polémica pasa por prohibir la adopción de niños a las parejas homosexuales. Y todo ello con una posición internacional que defiende activar la relación tradicional entre París y Moscú.

En clave política, Fillon pretende celebrar cinco referendos si es presidente: una suerte de art. 135 de nuestra Constitución para instalar el equilibrio presupuestario en su texto constitucional; la reforma del gobierno local,  uniendo regiones y departamentos; el fin de los regímenes especiales de pensiones;  el establecimiento de cuotas de inmigración y la reducción número de parlamentarios.

De acuerdo con los análisis de Le Monde, Juppé ha sido mucho más vago al hablar de austeridad, aunque ha citado un recorte de 85.000 millones de gasto sin periodo fijo y el despido de 200.000 funcionarios. En cuanto a la reducción de la jornada laboral, se muestra partidario de que las empresas puedan negociar con los trabajadores en función de sus necesidades.

Tras una campaña en la que ha hecho gala de apertura para ganarse el favor del votante de izquierdas, aboga por subir el IVA y el impuesto de la renta y aborda el combate  del terrorismo de corte yihadista en términos preventivos (arresto domiciliario de sospechosos y aumento de las plantillas de agentes  para el trabajo sobre el terreno). En política exterior, defiende un buen entendimiento con Rusia aunque se niega a desplegar tropas sobre el terreno en Siria.

El fracaso de Sarkozy

No hubo sorpresas en relación a las opciones de Sarkozy. El ex presidente quedó como tercera opción con un 21.7% de apoyo, lo que motivó que sugiriera, en una comparecencia la misma noche del domingo, que podría abandonar la política:”Quiero dar las gracias a mi mujer y a mis hijos. Siento haberles impuesto muchas penalidades. No es fácil vivir junto a un hombre que despierta tantas pasiones como yo. Ha llegado el momento de aportarles más pasión privada y menos pública. Buena suerte a Francia”. Ya sea por su persona o por su programa económico, los votantes conservadores han preferido no probar suerte con un candidato que, durantes meses, ha defendido unos postulados muy cercanos al Frente Nacional en relación a la gestión de la inmigración, la UE o la identidad francesa.

Ya como opciones irrelevantes quedaron Bruno Le Maire (2.6%), Nathalie Kosciusko-Monzet (2.6%) y Jean-François Possion (1.5%), que ya se han posicionado para pedir el voto para uno de los dos candidatos. Sarkozy y Possion anunciaron que votarán por Fillon mientras que le resto lo hará por Juppé.

Las primarias conservadoras han suscitado una enorme atención en Francia, lo que ya indica el grado de preocupación ante lo que pueda ocurrir en las elecciones presidenciales. El domingo, cuatro millones de franceses acudieron a las urnas para elegir al candidato que, casi con total seguridad, se medirá con Le Pen en la que es la primera experiencia de primarias en la antigua UMP. Sólo hay una experiencia previa: las primarias organizadas por los socialistas en el año 2011, de las que salió el candidato François Hollande. Entonces votaron 2.6 millones de personas, que habían abonado 1 euro como requisito para participar en el proceso. De los cuatro millones de personas que votaron este domingo, se calcula que 400.000 fueron votantes de izquierdas.

Unas primarias socialistas descafeínadas

Los socialistas elegirán a su candidato para las presidenciales los días 22 y 29 de enero de 2017. Por el momento, tampoco se registran sorpresasEmmanuel Macron, ministro de Economía hasta el pasado mes de agosto y el mejor valorado del Gobierno de Manuel Valls, confirmó que su abandono tenía como razón su intención de presentarse a las primarias socialistas. En abril, Macron presentó el movimiento En marcha del que destacó que no era  “ni de izquierdas ni de derechas”.

A la espera de que François Hollande confirme en diciembre si será candidato o no a las primarias socialistas, Macron aparece como el líder de izquierdas más votado (entre un 13-16%, ligeramente por delante de Jean Luc Melenchon). Ninguno de ellos tiene la más mínima opción de vencer al candidato conservador para medirse con Marinne Le Pen en la segunda ronda de las presidenciales.

De acuerdo con todos los sondeos, la candidata del FN pasará con facilidad a la segunda ronda con porcentajes de apoyo del 29-30%, a la espera de que se confirme si, como le ocurrió a su padre en las elecciones de 2002, todo el electorado se une en torno a la figura del candidato conservador para frenar su llegada al Elíseo con el argumento de la defensa de la democracia y de los valores de la República, tal y como Michel Houellebecq planteó en su novela Sumisión.

CODA. El sondeo postelectoral al que nos hemos referido con anterioridad aporta también datos sobre la participación en las primarias por razón de género y edad: Fueron más activos los hombres que las mujeres y el proceso interesó, sobre todo, a los votantes a partir de 35 años, con especial mención a los mayores de 65.

capturafranciafillon3

Los datos de otro sondeo reciente es todavía más revelador: El 45% de votantes estudiantes no tienen pensado acudir a las urnas la próxima primavera.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Minientrada | Esta entrada fue publicada en elecciones, Francia, recortes, Rusia, Sarkozy, Sondeos, UE, Ultraderecha. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s