El PSOE se asienta como primera opción y sigue la lucha entre PP y C’s por la segunda plaza

España ha entrado en periodo preelectoral. A la espera de que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, confirme el adelanto de las elecciones autonómicas, previsiblemente para el mes de diciembre, las organizaciones partidistas engrasan sus respectivas maquinarias de cara a un ciclo electoral que podría empezar en Andalucía y acabar, el próximo otoño, con el adelanto de los comicios generales en función de los resultados obtenidos por el PSOE en las elecciones municipales, autonómicas y europeas que se celebrarán el próximo mes de mayo.

En este contexto, hay que tener en cuanta algunas variables más: por un lado, las opciones del PSOE de mantener el Gobierno con 84 diputados, una alianza con Unidos Podemos y  los puentes tendidos con el nacionalismo periférico con un Senado controlado por el PP y dispuesto a vetar toda  la iniciativa legislativa impulsada desde La Moncloa. Por otra, las opciones de un Pedro Sánchez que, desde La Moncloa, ha fiado todo su futuro a su propia imagen y a la pugna abierta en el espectro del centroderecha y la extremaderecha, a la que se ha sumado este fin de semana VOX . Y , como marco de fondo, las alertas sobre el empeoramiento de la situación económica que, en España, además, se entremezcla con una crisis territorial que permanece abierta en Cataluña, una vez confirmada la brecha entre los partidos del independentismo catalán sorteada medianamente con un acuerdo de mínimos alcanzado la semana pasada.

Con estas trazas repasamos los resultados de los sondeos sobre intención de voto publicados a lo largo del mes de septiembre, que vuelven a situar al PSOE en una posición cómoda para afrontar el ciclo electoral que se nos viene encima en los próximos meses. Con un 27.2% de apoyo de promedio, con horquillas que van desde el 30.5% de porcentaje estimado por el CIS (que publicará datos sobre intención de voto mensualmente y el 24.8% (Simple Lógica), el PSOE se asienta como primera fuerza parlamentaria con una atribución de escaños que podría superar los 110 obtenidos por la lista que encabezó Alfredo Pérez Rubalcaba en 2011.

Con este resultado, que supone +4.6 puntos respecto a los resultados de las elecciones de junio de 2016, se confirmaría, por lo tanto, que se comienza a digerir el tsunami que supuso para Ferraz la aparición de Unidos Podemos, que se sitúa a años luz de ser alternativa de los socialistas. Respecto al dato de hace un mes, un PSOE encabezado por Pedro Sánchez ha perdido apenas medio punto en intención de voto de media, por lo que se confirmaría que los escándalos en torno a sus ministros de estas semanas no le estaría pasando factura.

En la segunda plaza, sigue la pugna directa entre PP y C’s. De acuerdo con los datos publicados en el mes de septiembre, el partido de Pablo Casado pierde parte del terreno avanzado tras su victoria en las primarias del PP y hoy se movería en torno al 23.63%, un punto menos que hace un mes, con estudios, como el CIS, que le sitúan en el 20.8% de porcentaje de apoyo o Simple Lógica, que le otorga el 21.1%. En este sentido, llama la atención la diferencia de prácticamente 10 puntos que el CIS otorga al PSOE respecto a su inmediato competidor o el escenario de Simple Lógica, que coloca a PP, PSOE y C’s en un margen de menos de 4 puntos de distancia.

En el caso de C’s, el promedio de estudios le sitúa en el 21.1%, +0.7 puntos respecto a los datos publicados el pasado mes de agosto, +8.1 puntos respecto a su último resultado en las urnas. En este contexto, llama la atención, sobre todo, el planteamiento de la campaña por parte de la formación que lidera Albert Rivera, que este fin de semana volvió a acudir a Cataluña para cimentar la idea de la unidad de España como leit motiv de su partido en los próximos meses.

Esta insistencia, por cierto, no consigue disimular los problemas de movilización que registra C’s en el resto del país, como se comprobó en el acto organizado en Sevilla (en el que se tuvieron que retirar sillas), o la proyección de líderes como Inés Arrimadas, que flaquean en momentos clave, como le ocurrió en el Pleno de la semana pasada en el Parlament frente a un Miquel Iceta que volvió a asumir, de facto, el papel de líder de la oposición parlamentaria.

En la próxima carrera electoral, Unidos Podemos vuelve a quedar descabalgado, con nuevas renuncias anunciadas a cuentagotas, como la que este lunes protagonizó la portavoz del grupo en la Asamblea de Madrid. La formación morada, que no termina de dar con un tono ganador, cae al 15.34% de intención de voto, -0.86 puntos respecto al mes anterior y pierde -5.8 puntos en relación a los resultados obtenidos el 26J. Si Sánchez insiste en la agenda social, es muy posible que las opciones de la formación morada sigan cayendo en un contexto de desmovilización de sus bases.

CODA. Tal y como se vislumbraba, en consonancia con lo que está ocurriendo en buena parte de Europa, VOX ha realizado este fin de semana un acto de fuerza en Madrid. En Vistalegre, el símbolo del zapaterismo (y de Podemos después), el partido que lidera Santiago Abascal reunió a 10.000 personas que clamaron contra la inmigración, contra el Estado de las autonomías y contra el independentismo catalán. El acto de VOX permitió visibilizar la ruptura de un sector del electorado, que antes votaba al PP con la nariz tapada, que ha perdido todos los complejos, en buena medida por la asunción su marco teórico por parte de formaciones como el PP o C’s.

Tras las imágenes del pabellón abarrotado, y de la calle, donde centenares de simpatizantes se quedaron fuera, comienzan los llamamientos a la calma y a la reflexión. En buena medida, por parte de quienes han alimentado los marcos defendidos por VOX y que les sitúa, en estos momentos, con opciones de lograr representación en el Congreso a pesar de moverse en torno al 1.4% (de acuerdo con el último CIS). Siendo muy conservadores, el partido de Abascal, un hombre que ha crecido políticamente en el PP vasco, podría obtener 4-5 escaños, en función de lo que hagan sus rivales ideológicos.

La gran ironía de lo que está ocurriendo es que VOX, que ya pudo dar la campanada en las elecciones europeas, podría ahora disfrutar de su resurrección a pesar de que tanto PP como C’s están optando por posiciones muy duras respecto al debate territorial o la inmigración. Quizás en otro momento deberíamos retomar el mantra de que las elecciones se ganan convenciendo al votante más centrista.

Anuncios
Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

La izquierda controla el 57% del Parlamento portugués

A un año de las elecciones generales, el PS portugués sigue intratable en los estudios demoscópicos que se publican. Con un 40.7% de media, el partido del primer ministro sería la primera fuerza en el Parlamento, +8.4 puntos respecto a sus resultados de hace tres años. La situación económica del país, que sigue marchando, y la incapacidad de sus adversarios políticos para emerger como una alternativa creíble certifican la luna de miel del electorado con el único partido de corte socialdemócrata que sobrevivió a la crisis financiera, desatada hace una década, y a la crisis de representación posterior en los países de Europa occidental.

Sus socios parlamentarios, el BE y el CDU, presentan destino desigual en esta ocasión. La formación hermanada con Podemos cae al 7.9% de intención de voto de media, -2.3 puntos respecto a su último resutlado en las urnas y casi un punto en relación a los sondeos publicados en el mes de julio. El CDU, por su parte, aguanta con un 8.45% de media, +1 punto respecto a los sondeos publicados en julio. Entre los tres suman el 57.05% de apoyo en el Parlamento frente al 32.8% que concentran los partidos que hace tres años se presentaron en coalición, -5.8 puntos respecto al apoyo obtenido entonces.

En el centroderecha, las cosas no marchan bien, sobre todo para el Partido Popular Democrático/Partido Social Demócrata (PPD/PSD), que sigue desangrándose en crisis internas y que se mueve en torno al 25.8% de apoyo, -1.4 puntos respecto a los datos registrados en el mes de julio, con un líder elegido a comienzos de año que no termina de despuntar y que presenta ideas un tanto peregrinas, como pagar 10.000 euros por hijo a todos los portugueses. El CDS, por su parte, se mueve en torno al 7.1% del apoyo. Estas semanas ha sido noticia por aliarse con el PSD para atacar el estado de los servicios sociales en el país y por reunirse con el líder del PP español, Pablo Casado, que se postula como socio europeo preferente.

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

El PSC se beneficia del ‘efecto Sánchez’ con ERC y la CUP en ascenso

Los sondeos sobre intención de voto publicados en torno a las elecciones en Cataluña arrojan dos conclusiones interesantes. Por un lado, el ascenso del PSC, vinculado al cambio de inquilino en el Palacio de la Moncloa. Y, por otro, la estabilidad en el apoyo a lo partidos independentistas, del que sale especialmente favorecido ERC, tras protagonizar una nueva conmemoración de la Diada masiva (y que sólo se mitigó informativamente por la dimisión de la ministra de Sanidad, Carmen Montón, por el presunto trato de favor recibido por la Universidad Rey Juan Carlos en forma de Máster y por tras la difusión de que plagió su Trabajo de Final de Máster).

En en bloque independentista, y a pesar de las discrepancias cada vez más públicas entre las formaciones políticas y las asociaciones, se proyecta estabilidad demoscópica y en los llamamientos a la movilización en la calle. De esta manera, como viene ocurriendo desde 2012, podemos hablar de un trasvase de votos entre los partidos que defienden la independencia de Cataluña que, en esta ocasión, perjudica a Junts Per Catalunya (JxC), que se deja 3.5 puntos respecto a las elecciones autonómicas de diciembre de 2017, en beneficio de ERC (+3.1 puntos) y a la CUP, que sube +1.3 puntos en expectativa de voto.

Con un 24.2% de media, ERC sería la primera fuerza en el Parlament con una atribución de escaños muy estable (entre 35-37 diputados de acuerdo a todos los estudios publicados), que desplazaría a JxC a la tercera posición con un 18.2% de media. La CUP se movería en torno al 5.8% de promedio, aunque con un sondeo, el de GAD3, que le atribuye un 4.5% de porcentaje de apoyo, -1 punto respecto a la estimación de Sociométrica y hasta 2.5 puntos menos que el último barómetro del CEO. Entre los tres sumarían el 48.2% del apoyo parlamentario frente al 47.3% actual.

En las filas constitucionalistas, la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa se ha traducido en un ascenso de las opciones del PSC, que se sitúa en torno al 15.1% de apoyo, frente a C’s, que cae al 22.3% de media (-3 puntos respecto a su último resultado en las urnas). Tendremos que valorar en el futuro las implicaciones de su presencia en protestas organizadas por VOX y formaciones de ultraderecha en sus expectativas en Cataluña y en el resto del país, en las que también tendrá su peso la estrategia un tanto errática en relación al doctorado obtenido por Pedro Sánchez en la Universidad Camilo José Cela.

Lo que sí parece claro es que la caída de C’s parece beneficiar al PSC, que suma 1.4 puntos y que podría llegar a 21 escaños, y no tanto al PP, que sigue estancado en el 4.3% de intención de voto (5.1% según la estimación de Sociométrica) y que no pasa de los 6 diputados en el caso de nuevas elecciones autonómicas.

Por último, hay que hablar de la situación de los comunes, que siguen también estancados en el 7.6% de expectativa de voto y una horquilla de 8-10 diputados. Y todo ello a pesar de los patinazos de Ada Colau o de la renuncia de Xavier Domènech, que anunció también su abandono de la política profesional, tras una etapa que le ha agotado en todos los sentidos: “Creo que es la hora de dar paso a nuevas personas con ideas frescas y la energía necesaria para llevar a cabo los retos que el país pide los próximos meses, que sin duda serán claves para nuestro futuro”.   Como ocurre en prácticamente todo el país, la marca de Podemos en Cataluña busca de nuevo líder en una plaza fundamental de cara al próximo ciclo electoral.

Minientrada | Publicado el por | 1 Comentario

Alemania: Los Verdes se suman a la disputa por la segunda plaza

El verano alemán concluye con una reconfiguración del espacio de cara al próximo curso político con un elemento ya conocido, la presencia de la ultraderecha, que ya se sitúa a menos de un punto de expectativa de voto respecto a la socialdemocracia clásico, y uno que despunta: La subida de los Verdes en todos los sondeos publicados durante el mes de agosto (y buena parte del mes de septiembre), algo que se acentúa en los Länder en los que el SPD proyecta mayores dificultades electorales.

Con un 14.08% de promedio, los Verdes suben 5.18 puntos respecto a las últimas elecciones generales, sumando casi un punto en relación a los estudios publicados en el mes de julio. Se sitúan así a 2.5 puntos de distancia de AfD (16.5% de media, +1.1 puntos respecto al mes de julio) que a su vez pisa los talones al SPD, que cae al 17.1% de intención de voto de media, -3.4 puntos respecto a su último resultado en las urnas. Hay estudios, como el de INSA, que sitúa a AfD como segunda fuerza, por delante del SPD, aunque en el cómputo general ese escenario aún no se ha producido.

La CDU/CSU se sitúa en el 29.25% de apoyo de media frente al 30.31% que registraba en el mes de julio y estos estos días afronta una nueva crisis interna con el SPD por la permanencia en el puesto de su jefe de los servicios secretos. Hans-Georg Maassen negó en público que se hubieran organizado grupos de ultraderecha para ‘cazar’ inmigrantes tras la muerte de un ciudadano alemán en una reyerta con dos demandantes de asilo en la ciudad de Chemnitz (Sajonia), lo que ha abierto un debate sobre la presunta connivencia de los servicios secretos y las movilizaciones de la ultraderecha.

Completan el cuadro los liberales, estancados en el 8.5% de apoyo de media (-2.2 puntos respecto al resultado obtenido hace un año) y Die Linke, que se mueve en torno al 9.3% de apoyo, es decir, prácticamente en los niveles de apoyo conseguidos hace un año. En este sentido, llama la atención el movimiento que surge desde las filas de Die Linke para competir en  las calles con la ultraderecha y que se ha asumido con simpatía desde determinados círculos vinculados a Podemos. Estos movimientos coinciden también con los elogios desde pernalidades de IU (entre ellas Manuel Monereo, uno de los padres políticos de Pablo Iglesias) a la política proteccionista de Matteo Salvini.

La fórmula es bien conocida y nos permite conectar con nuestra afirmación de que la ultraderecha estaba ganando la batalla de las ideas provocando que el resto de competidores asuma, en la práctica, su marco ideológico. Aunque no es nuevo, se retoma la idea de una izquierda identitaria desde la perspectiva cultural y religiosa que se engarza con la idea nacional. En Alemania, Sahra Wagenknecht, una de las líderes de Die Linke, ha creado Aufstehen (De pie), que busca movilizar a los votantes de izquierdas, ganarse a los “votantes de protesta” que actualmente se han inclinado por partidos populistas y presionar a los políticos para crear una mayoría que hiciese posible un gobierno que mire por los más desfavorecidos.

Y todo ello desde la asunción de un discurso mucho más duro respecto a la inmigración de lo habitual y que pone el foco en los niveles de desigualdad que se registran, sobro todo, en el este del país: “La globalización dirigida por las grandes empresas, la desintegración del Estado de bienestar y una interminable serie de nuevas guerras no son una fuerza de la naturaleza. Hay una alternativa a ello y queremos dar a la gente la esperanza de que la política puede cambiar”.

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

El PSOE recupera el apoyo electoral perdido desde 2011

Sondeos sobre expectativa de voto publicados a lo largo del mes de agosto. Destacan, sobre todo, los resultados del CIS (el primero con Félix Tezanos como director) y el de Simple Lógica, que sitúa a C’s con opciones de competir directamente con PP y PSOE por la primera plaza.

La tendencia apunta a un fortalecimiento del PSOE, que se sitúa a un punto de los resultados conseguidos en noviembre de 2011, y que tiene en el PP su principal competidor en lo que parece la constatación de lo que puede ser el inicio del bipartidismo imperfecto tradicional, a la espera de que C’s y Unidos Podemos confirmen en las urnas su fortaleza.

La elección de Pablo Casado como nuevo líder popular habría revertido directamente en las opciones de C’s, que sufre con la aparente recuperación de expectativa de voto del PP (en  buena medida gracias a su discurso en relación a la inmigracion o respecto a Cataluña). Unidos Podemos, por su parte, sigue estancado en torno al 16% de intención de voto, a la espera de las propiedades curativas de la reaparición de Pablo Iglesias al frente del liderazgo del partido. 

Minientrada | Publicado el por | 1 Comentario

Cerrado temporalmente

Por circunstancias personales, me veo obligada a suspender la actividad de La última en llegar de forma temporal. Confío en que este periodo sea corto y que pronto tenga tiempo material para retomar el comentario y análisis de los temas que han dominado este blog desde que lo inauguré, en abril de 2012, sobre todo ante el periodo que afrontamos, con Cataluña como la parada más próxima y las elecciones previstas para la primavera en la que se medirá la fortaleza del bipartidismo imperfecto y de los partidos de la nueva política.

Hasta ese momento, me comprometo a mantener actualizadas cuatro líneas de seguimiento: Por un lado, los estudios sobre intención de voto en España, sobre todo ahora que está a punto de arrancar el ciclo electoral que comenzará este otoño con el adelanto electoral andaluz al que apunta la ruptura del acuerdo de gobierno entre el PSOE y C’s en la Junta.

Por otro, los sondeos de Grecia y Portugal, dos de los países a los que he hecho un especial seguimiento desde 2012 y que el año que viene celebra elecciones generales; y Alemania, sobre todo por los cambios que avecinan en torno al ascenso de la ultraderecha y, sobre todo, ante la incapacidad del resto de formaciones parlamentarias, sobre todo en la izquierda, de argumentar un dique de contención en un contexto de crisis general del proyecto europeo. 

Más allá de los datos, me resulta imposible en estos momentorealizar realizar un análisis mínimo, por lo que me limitaré a colgar las tablas correspondientes y a añadir, en la medida de mis capacidades, el promedio y las variaciones respecto a los últimos resultados oficiales de cada partido en las  urnas y respecto al mes anterior.

Espero que este tiempo de parón sea lo más breve posible. Nos leemos en Twitter. Mi cuenta, por si hay algún despistado: @C_Arango77

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

Cerrado por vacaciones

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario