NC-Report: Todo en manos de Catalunya en Comú

Es posible que el titular, la noche del 21 de diciembre, sea que el futuro Govern pasa por lo que decida Catalunya en Comú, que estos días es noticia por la presión de los sectores de Iniciativa para que se aleje de las posiciones independentistas una vez consumada la dimisión de Albano Dante Fachín y tras los datos de sondeos como el de GAD3, que no sitúa a este partido como alternativa del independentismo precisamente.

Si éste fuera el resultado que arrojaran las urnas el 21 de diciembre, algo que depende de la capacidad de movilización del independentismo y de su capacidad para que el mensaje de que hay un ataque a las instituciones catalanas cale entre el electorado del PSC o de CeC, estaríamos ante un escenario que recoge el  último sondeo de NC- Report para el diario La Razón y que es compatible con otros estudios de la empresa demoscópica.

Una vez confirmado que no habrá lista unitaria entre ERC y el PdeCat, la formación republicana se beneficia del capital electoral de Junts Pel Sí con el 26.3% de los votos (+1.7 puntos respecto a la estimación de octubre) y 42 escaños frente al 10.7% de los votos (-0.7 puntos) y 17 diputados que lograría el PdeCat. Entre ambos sumarían el 39% de los votos, -0.6 puntos respecto a 2015, aunque el aumento de la participación y la inexistencia de la lista conjunta se podrían traducir en 59 diputados, 3 menos de los actuales.

La caída de los partidos que conformaron JxS se completa con la pérdida de hasta 4 escaños por parte de la CUP, que pasa del 8.2% de los votos a un 6.3% (+0.7 puntos respecto a hace un mes). Entre los tres suman 65 diputados (uno más si hubiera lista conjunta de ERC y el PDeCat), a tres de la mayoría absoluta, por lo que los ojos se dirigen a CeC. La lista que encabezará Xavier Domenéch obtendría el 10.4% de los apoyos, +1.5 puntos respecto a 2015, y pasaría de 11 a 13 escaños, que serían fundamentales  para desequilibrar la balanza en un lado u otro: 78 diputados en total si optara por apoyar al indepentismo o 70 escaños si apoyara un hipotético gobierno alternativo con el constitucionalismo, con socios como el PP o C’s.

En el bloque constitucionalista concentraría 57 diputados, cinco más de los actuales, sin cambios respecto a la posibilidad de una lista unitaria, con el PP y C’s como mayores beneficiarios. El partido de Inés Arrimadas seguiría siendo segunda fuerza política en el Parlament con el 19.6% de los votos (+1.7 puntos respecto a 2015 y +0.4 en comparación con hace un mes) y pasaría de 25 a 27 diputados. El PSC conserva la tercera plaza con el 13.6% de los apoyos (medio punto más que en el mes de octubre), a la espera de recoger el impacto del acuerdo electoral con el partido heredero de Unió, y suma 0.9 puntos y un diputado a los 16 que tiene en la actualidad. Por último, el PP sube dos puntos hasta el 10.5% de los votoss y pasaría de 11 a 13 escaños.  Pierde 1.6 puntos respecto al mes anterior.

Según NC-Report, a partir de 1000 entrevistas realizadas entre los días 30 de octubre y 3 de noviembre, el 29.4% de los votantes se decanta por la abstención (21.1%) o el no sé/no contesta (8.4%), lo que podría terminar beneficiando a los partidos constitucionalistas finalmente. Entre los que sí manifiestan el sentido de su voto, ERC aparece como la primera opción (17.8%), seguidodel PSC (11.8%) y C’s (10.6%). El 8.3% lo hará por CeC, el 7% por C’s, el 5.5% por el PP y el 4.7% por la CUP. En este sentido, llama la atención el escaso margen de crecimiento de los socialistas entre el voto estimado y el voto directo.

Con un supuesto de participación del 71%, -10 puntos de la estimación de GAD3 y -4 puntos respecto a las elecciones de 2015, NC-Report realiza una lista con los trasvases de voto previstos, con datos que van en consonancia con los de otros estudios: ERC recibe el 55.1% del voto de JxS mientras que el PdeCat se conforma con el 24.6%; el 9.7% de sus ex votantes optarán por la abstención este 21D.

En el caso de C’s, mantiene al 84.2% de sus votantes, con un 8% que se va a la abstención, una difra altísima de fidelidad de voto que destaca también el 4.2% de voto que recuperaría el PSC. La CUP, por su parte, conserva al 63.9% de los votantes con un nada desdeñable 23.7% que optaría por la abstención en estos comicios. El 7.1% votará por ERC y el 4.7% por CeC.

En el caso de los socialistas, volvemos a ver fugas de votos en todos los sentidos: el 71.7% votaría por sus siglas de nuevo mientras que el 5.7% se iría a C’s (pierde más votos de los que recibe por esa vía) y el 8% al PP (confirmándose así que tiene un grupo de votantes cercano a las posiciones del alcalde de Gimenells, número 2 del PP por Lleida tras dimitir del PSC por sus críticas al acuerdo con Unió). El 6.1% de sus ex votantes optaría por la abstención y el 4% por CeC.

El PP conserva al 76.5% de su svotantes, con un 7.7% que se iría a C’s y un 6.9% que votaría por el PSC ahora (porcentaje inferior a lo que recibe de los socialistas). Por su último, CeC mantiene al 83.2% de sus votantes, otro porcentaje muy alto de fidelidad de voto comparable al de C’s; sus pérdidas de votos se producen hacia la abstención (6.3%) y el PSC (4.6%).

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Minientrada | Esta entrada fue publicada en C's, Cataluña, elecciones, Podemos, PP, PSOE, Sondeos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s